24 nov. 2010

La isla Yeonpyeong

La isla Yeonpyeong ha vuelto a ser noticia y ha puesto la palabra “guerra” al lado de las referencias a la península de Corea.

De pequeño tenía obsesión por aquella montón de ejemplares del ABC que coleccionada mi abuelo, con portadas en colores azules o verdes, que eran de la guerra de Corea (junio 1950 – julio 1953). Estaban todos. Entonces no lo sabía, pero me maravillaban aquellas coloridas portadas. Aquél conflicto parece que le impresionó. Fue el inicio de la Guerra Fría, y aquellos ABC son hoy una joya que he vuelto a recuperar. Están más amarillos que un limón y el papel pegado, pero son una joya documental por fotos, crónicas y mapitas de las zonas.

Corea me fascina. La geopolítica ha sido sumamente cruel con esta península asiática al colocarla en medio de tres matones -China, Japón y Rusia- que han estado chinchándose sin parar desde tiempos inmemoriales, aunque especialmente desde el XVI, y las collejas se las llevaban los coreanos. Primero lo convierten en un protectorado chino, luego japonés, irrumpen los manchúes -provincia china que creó su propia dinastía e hizo de las suyas-, llegan los cosacos rusos, un lapsus de paz para que en 1890 se la disputen chinos y japoneses y en 1895 alcanza su “independencia”, apoyada por Rusia, pero sólo por una década porque en 1905 la invade Japón y depone al rey Yi-Hugeng, lo que provoca que Kim Il-sung se eche al monte, tire al Norte, se vaya a Moscú, se haga comunista y vuelva… y ahí está su hijo Kim Jong-il, el “Querido líder” de ahora… y Kim Jong-chul que, viendo el bombardeo de la isla, apunta maneras, como el abuelo y el padre.

Al terminar la IIGM, al considerar que Corea era una posesión japonesa, se la repartieron soviéticos y norteamericanos, poniendo frontera en el Paralelo 38, un invento de 1902, que es el mismo que “une” Torrevieja y Murcia, que -más o menos- están en el mismo Paralelo 38. (38ºN)

Cuando el 1º de Octubre de 1949 triunfa la Revolución comunista China, Stalin entendió que “necesitaba una salida al mar en Corea” y le dijo a Kim Il-sung que sacara los tanques a pasear el 25 de junio de 1950… y pasaron por Seúl en nada y se plantaron en Busán en septiembre. Los USA sacaron una resolución de la ONU y MacArthur lideró una colación de yankis, ingleses, sudafricanos, holandeses, filipinos, turcos, australianos, franceses, belgas, griegos, candienses, neozelandeses, tailandeses, luxemburgueses, ¡colombianos! y ¡etíopes! que se merendaron la invasión y, en un mes, devolvieron la pelota… pero entraron en acción los chinos (y Stalin a plena potencia) y se lió una gorda que llevó a un “empate militar” que, a la muerte de Stalin, se transformó en dejar la frontera en su sitio -Paralelo 38- y recontar las víctimas: unos 775.000 del Sur y 4 millones para el Norte. Y me surge la duda: ¿o la coalición mataba más y mejor o hubo una limpia comunista que no veas?

En fin, media península triturada para comprobar que al final de los mil kilómetros de península está Japón. Con mirar un buen Atlas se hubieran ahorrado décadas de sufrimiento y muerte. Y como guerra que fue, algo bueno tuvo que tener: la peli y la serie “M.A.S.H.”

Al final, Corea del Norte se quedó comunista y con un extra de 5 millones de ciudadanos sin hogar y 2 millones de refugiados… y con China y la URSS empeñadas en apoyarla… y no ayudarla con dólares… con lo que han creado un país basura que no vean, anclado en el resentimiento y con más penurias que nadie. Sirva de ejemplo, a estas alturas del Mundo, la “hambruna norcoreana” (1995-1998) en la que Pyongyang dice que la palmaron 250.000 norcoreanos… y The Economist calcula más de un millón… y un reportaje de la CNN ya lo deja en ¡dos! Los del Norte se mueren de hambre, pero fabrican bombas atómicas.

El 23 de noviembre la Yeonpyeong Myeon, la isla Yeonpyeong, ha sido atacada por el Norte. Dicen que les dispararon desde el Sur y respondieron con dos horas de obuses, ¡¡unos 200 disparos!!, sobre la islita que está a 14 millas de la costa norcoreana: 2 muertos, apuntan los del Sur.

No es la primera vez que salta la islita a la palestra informativa por un quítame allá esas pajas de los Norte con los del Sur. A la isla Yeonpyeong también se le conoce con el nombre de isla Daeyeonpyeong y su fama viene, además de por la inmediatez a la parte comunista, por la -cuentan- fabulosa riqueza piscícola que atesora. Forma parte de ese conjunto coreano de islas del Mar Amarillo que, mira por donde, todas quedaron en manos del Sur: Baengnyeong. Daecheong, Jawol, Yeongheung, Budko y un buen puñado de islitas de los archipiélagos Jung-gu y Ganghwa donde todas tienen nombrajos terminados en “-ri” como Mibeop-ri, Maldo-ri, etc.-ri.

El 15 de junio de 1999, los norcoreanos decidieron que podían ir de pesca a la isla y los pesqueros de la Armada coreana del Norte (que también tiene pesqueros, dicen) entraron en aguas del Sur a pescar en las inmediaciones de la islita ésta de Yeonpyeong. La cosa -1ª batalla de la isla Yeonpyeong- terminó embistiéndose los pesqueros, y los barcos de guerra, unos a otros, hundiéndose dos, uno por bando, y con un centenar de muertos por el Norte y 8 por el Sur. El incidente se repitió en 2002, sin pesqueros, -2ª batalla de la isla Yeonpyeong- por ver qué Armada la tenía más gorda y terminó con 13 muertos y 25 heridos del Norte, y 4 y 13 por el Sur, y un barco a pique por cada bando con la isla de Yeonpyeong de protagonista.

Este mismo año, el 26 de marzo, se fue a pique la fragata surcoreana “Cheonan”… y los occidentales dicen que fue un torpedo norteño. Mala cosa, pues estaban de maniobras los del Sur con los USA y eso evidencia un boquete de seguridad que no veas.

Ahora, el 23 de noviembre, los del norte se liaron a obuses con la islita… y la tensión se palpa. No me gustaría dejar a un hipotético nieto mío una ristra de periódicos contando lo de Corea. “Colecciono” El Mundo y El País; el ABC es más manejable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada