9 dic. 2010

Derechos Humanos y economías emergentes

Mañana viernes aparecerá el Atlas de Riesgos en Derechos Humanos 2011 que por quinto año consecutivo publica Maplecroft. Mañana viernes, día 1o de diciembre, es el Día Internacional de los Derechos Humanos (DDHH).

Me llama poderosamente la atención que los DDHH están empeorando en todas partes y en especial en las llamadas economías emergentes. Hemos pasado de 83 a 92 países con calificación alta (Extreme), un incremento, pues, en 2010, respecto a 2009, del 10%. Y me preocupa porque las multinacionales tienen fuerte implantación, e intereses, en esas economías emergentes donde el crecimiento económico conseguido no se traduce en una mejora de los DDHH; más bien crecen sobre los DDHH. Ello, unido al Índice de Transparencia (corrupción, en román paladino) que ha aparecido en las últimas horas deja las cosas algo chungas para países (y economías) como China, Rusia, India, Filipinas, Colombia o México. Y es que se me quedan, los emergentes, a la altura de la R. D. del Congo, Chad, Nigeria, Myanmar, Zimbabwe y Corea del Norte. Vamos: ir, lo que se dice ir, se traduce en ir para atrás.

Este índice analizan, por ejemplo, la legislación laboral.

En el caso de China, con nuevo corpus legal laboral desde 2008, su posición en el ranking trasluce que la nueva ley de contratos de trabajo debe ser muy bonita, pero que nadie la aplica... y el gobierno hace más bien poco porque se aplique. Además, las fuerzas de seguridad siguen incidiendo en las relaciones laborales de ese país creando una inseguridad latente aún muy fuerte.

En el caso de India la cosa viene, además, con el añadido de la articulación del trabajo infantil, llegando al régimen de servidumbre y explotación sexual. En un informe del propio gobierno de India, se calculaba -en 2004- que había en el país 16 millones de niños (de 5 a 14 años) que realizaban trabajo físico (manufacturero, agrícola y minero) poco o nada remunerado y en régimen de práctica explotación o semiexplotación. Pero la cosa no quedaba ahí: un informe independiente no gubernamental lo cifraba en 55 millones.

En fin, que mucho ojo con las economías emergentes; emergen pisoteando a muchos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario