17 dic. 2010

Los 7 pecados capitales del Turismo... (¿de 1975?)

Los “7 pecados capitales” son el origen de todos los demás pecados desde que Santo Tomás de Aquino (s. XIII) los considerara así en su Suma Teológica. Pero es que la cosa no venía de ese siglo; era mucho más antigua. Arrancó ya con Aristóteles (s. IV aC) en su Ética Nicomáquea y sus 10 libros (desde la Felicidad a la naturaleza del placer pasando por la amistad y las virtudes éticas e intelectuales) que constituyen aún el pilar de la ética occidental.

Los “7 pecados capitales” nos han llegado más y mejor a través de Dante (s. XIV) y su Divina Comedia. A saber: lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia y soberbia. Otros autores colocan, incluso, la nostalgia como el octavo.  Vaya Ud. A saber.

Lo que sí que es cierto es que los 7 pecados capitales se contrarrestan con su antídoto natural que son las virtudes: castidad, templanza, generosidad, diligencia, paciencia, caridad y humildad. Las he tenido que buscar; hubo un tiempo en que me las sabía. Y de resultas de hurgar en mi memoria, a bote pronto, salvo las Hermanitas de la Caridad creo que los seres humanos estamos mejor datados de pecados capitales que de virtudes. Y por cierto, me llama la atención  que tanto el pecado del sexo (lujuria), como la virtud ante el sexo (castidad) son los que encabezan los ránkings estos. ¿Por qué será?

Les conté el otro día lo de los “7 pecados capitales del Turismo” que había expuesto José Ramón Alonso Rodríguez-Nadales (1916-2000), periodista, ovetense, que fue el primer director de TVE (1956) y una larguísima lista de cargos y canonjías. Los enunció en su época de presidente del Sindicato Nacional de Hostelería y Actividades Turísticas. Y tuvo que ser antes de 1973 porque en ese año el sindicato pasa a llamarse Sindicato Nacional de Hostelería y Turismo (29.03.73), y en la reseña aún figura el antiguo nombre.

Dice Alonso que los “7 pecados capitales del Turismo” son:

·         IMPROVISACIÓN,
·         ESTACIONALIDAD,
·         ATOMIZACIÓN EMPRESARIAL,
·         BAJA RENTABILIDAD,
·         FALTA DE CONFIANZA DE LA BANCA EN LA ACTIVIDAD TURÍSTICA,
·         DEFICIENTES INFRAESTRUCTURAS, y
·         REDUCIDA PROMOCIÓN INTERNACIONAL.

Ahora, hagamos un poquito de reflexión y veremos si 38-40 años después de enunciarlos, la cosa, en materia turística, ha cambiado muchos… y eso que seguimos en la parte alta, muy alta, de la tabla.

En el número 3 de la revista Jábega, (Diputación de Málaga, 1973) se puede leer “la inicial ‘fiebre del oro turístico’ empieza a perder el brillo de sus mejores momentos, y para algunos observadores divisas y turismo tienen un marcado sabor a calderilla y bocadillos de mortadela… La política turística se ha quedado vieja y se sigue la natural tendencia nacional del parcheo…” Al margen del turismo, qué nombre más hermoso y pesquero tiene la revistita: Jábega, igual nombre para el arte de pesca que para la grácil embarcación del menester. Y Jábega ha llegado, que yo sepa, al número 99, en 2009… y lo que dijo en 1973 me sigue sonando en 2010.

Y ya metidos en faena, en 2009 apareció un reportaje con hoteles donde sucumbir a los 7 pecados capitales. A saber: la lujuria, en el Hotel Adan y Eva, de Antalya (Turquía);  la gula, en el restaurante “Lagrimas Negras” del Hotel Puerta de América de Madrid (¿?);  la avaricia, en el The Venetian Resort Hotel & Casino, de Las Vegas (faltaría más); la pereza, en el Hotel Maya Ubud Resort & Spa, de Bali; la ira, en el Hotel Choupana Hills Resort & Spa, de Madeira; la envidia, en el Hotel Resort Atlantis, de Bahamas (favorito de la organización de Miss Mundo); y la soberbia, en el Hotel Burj al Arab, de Dubai, el único 7 estrella del mundo.

Por cierto, sepan que las 7 “virtudes capitales” en materia de Turismo… quedan abiertas a una profunda investigación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada