3 mar. 2011

A 110 km/h. En USA subvencionan el combustible... Aquí, no.


Ya no estoy por entrar más al trapo con esto de los 110 progreKm/h y las restricciones del Gobierno; esta es la última (digo yo).

En una mañana, la del jueves 3 de marzo, en que la ONU, a través de la Organización Meteorológica Mundial, ha insistido en que “reducir las emisiones de CO2 no detendrá el calentamiento global[1] o que “la esperanza de vida de las valencianas -mujeres de toda la Comunitat Valenciana- es la 3ª más baja de España” (80’19 años frente a 80’79) y que “un informe revela que los valencianos -habitantes de la ciudad de Valencia, hombre, mujeres, ancianos y niños- viven 9’9 meses menos por la polución (de la ciudad), el saber que “Inglaterra estudia subir el límite de velocidad a 128 km/h” y que “Reducir la velocidad a 110 km/h restará hasta 3.000 millones al PIB” me ha dejado fuera de juego. Bueno, esa y la que dice que “cambiar el alumbrado de ciudades y carreteras costará 2.100 millones”.

Antes que nada, debo señalar dos cosas: en el estudio de las ciudades y la polución han tenido a bien no computar Madrid, con lo que Barcelona es la más nociva de las ciudades españolas, y que lo que más me cabrea en lo de la imposición de los 110 progreKm/h es que aquí -en España, resulta que- el combustible -gasolina/gasoil- se lo paga cada Juan/a Español/a de turno. Por ello, que en los USA limiten la velocidad me da lo mismo porque no vivo allí y porque, especialmente, ellos tienen el combustible sub-ven-ci-o-na-do. Sí, subvencionado. El promedio económico lo tienen en los 3’70 $/galón (LTH, 1 de marzo de 2011)… y un galón son 3’78 litros. Al cambio de hoy dólar/euro resulta que tienen el litro medio de combustible a 0’706 €. Aquí los tenemos sobre el 1’315 € de la gasolina y el 1’29 del gasoil… ¡que son sesenta céntimos menos! El récord de precio del combustible USA se alcanzó el 8 de julio de 2008 cuando llegó a los 4’346 $/galón (en España estuvieron a 1’32 €/l para la gasolina y a 1’27 €/l para el gasoil… y el litro USA estuvo entonces, al cambio, a 0’69€). Vamos, que a pesar de las fluctuaciones ellos ni se han enterado. Y para colmo, leo/traduzco hoy de la prensa USA que están mosqueados porque desde diciembre de 2010 les han subido 14 centavos de dólar el galón; ¡¡¡ un céntimo de euro ¡!!  Yankees, son Yankess… y sus salarios no son los nuestros.

Y volviendo al terruño patrio. La información de El Economista sobre los 2.100 millones que nos costaría cambiar el alumbrado, dicen Irene Rivas y Maite Cabrerizo que sale de multiplicar los 4’2 millones de luminarias que oficialmente hay en el país por los 500 € de media que cuesta actualizar cada farola al nuevo sistema LED y colocarle el conjunto iluminador LED correspondiente. Y lo hacen con datos de un informe de Hella, la multinacional de la iluminación, que apareció ayer. Cierran su información con alusión a otro informe, de Toshiba, que asegura que “las administraciones -españolas- gastaron en iluminar calles y carreteras en 2009 entre 14.000 y 17.500 millones de €. Además, cuenta que las lámparas LED duran unas 60.000 horas de media, frente a las 20.000 de las otras, y el ahorro en consumo oscilará entre el 60 y el 80%... y se consigue una reducción del 80% en las emisiones de CO2; ese CO2 que dice la ONU ahora, y mantengo yo desde siempre, que no detendrá el calentamiento global, porque no tiene nada que ver con él. Gracias al elevado consumo de nuestras farolas, “los españoles somos los europeos -del grupo bueno (UE-15)- que más electricidad consumen por habitante: 116 KW/año”, frente, por ejemplo, a los 91 de Francia y los 43 de Alemania. ¿Qué coño hacen en Alemania? Por cierto, uno de estos planes chorras de buenas/ilusas intenciones de este Gobierno planteaba que llegaríamos a los 75 KW/hab/año… para 2010. Jua, jua, jua…

Juanma Lamet, en Expansión, dice que la genialidad de los restrictivos 110 progreKM/h no es buena para España porque oprime “dos de los vasos comunicantes de la economía: la recaudación por el Impuesto sobre los Hidrocarburos y la actividad comercial entre las distintas ciudades”. Sostiene Lamet que se palman 500 millones de € en ingresos tributarios, lo que genera un vacío en las arcas del Estado que no se cubre con el presupuesto de multas (¿función  recaudatoria extra de la medida?). Es más, la restricción cinética “restará entre 2 y 3 décimas” al crecimiento del PIB… que se traduce en una cantidad “entre 2.000 y 3.000 millones €”. De pobres no salimos… y mientras tanto los chinos, según el Consejo Mundial del Oro (WGC), han aumentado, en lo que va de año, un 70% la compra de lingotes de inversión. Al final, to p’a los chinos.

En fin, doctores tiene la iglesia… y pirados este Gobierno.






[1] UNEP-WMO – Integrated Assessment of Black Carbon and Tropospheric Ozone. Summary for Decision Makers / ISBN: 978-92-807-3142-2 Job. No: DEW/1352/NA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada