5 jun. 2011

Raiders of the Lost Ark (3)


Diario de fuera a Bordo; 3ª anotación (5 de Junio): Por fin en Turquía

Por mucho que le indiquemos, él va a lo suyo. Pella, ni media hora. Va a los suyo. Y camino de Kavala se fue. Y, ¿qué creen que me dijo sobre la vieja Kavala? Pues que se parecía al Benidorm de los años setenta.

Ni siquiera que Kavala fuera visitada por San Pablo, después de la isla de Samotracia (famosa por su decapitada Niké del Santuario de Cabilos) y que aquí naciera Mehmet Alí, el fundado del Egipto moderno y que se enfrentara a Napoleón después de las Batalla de las Pirámides ha servido para adentrarlo en Kavala  Nada, por muy turco que es este Mehmet, él va a tiro fijo al Ararat, y ha sorteado la cosa al borde del mar con un buen vaso de raki y unos orejones (melocotones y albaricoques secos), como los de aquí y que no me acuerdo cómo se llaman allí. Bueno, también le ha dado al te.

Se le puede recomendar poco.En cervezas, le dije que mejor la Tekel Birasi porque las rechonchas botellas de Efes, la más popular, no me gusta. Como es de vino, también le he contado lo del “sarap” (vino en turco) y su consumo moderado (cosas del Islam). Incluso le he hablado del británico Hugh Jonson, quien mantiene que “una cabra que salió del arca del Noé enseñó a Noé la cepa original que se salvó del Diluvio” y, llega a aseverar que  en las faldas del Ararat comenzó la historia del vino”.

¿Será por eso que se me ha hecho Isaac este viaje, desde El Húmedo al Ararat?, ¿será por el vino?, ¿será por el sarap?

No sé, está contento. Por fin ha encontrado a varios alemanes en la ruta y puede hablar con alguien. Pero me cambia el itinerario cada media hora.

Ya ha cruzado el río Evros, entre Kipoi e Ipsala, y ha entrado en su ansiada Turquía. Pero aún le queda un cataplín hasta el Ararat.

En Kesan se me ha ido al sur hacia Canakkale, en la península de Galípoli, y, obviamente, la recomendación estaba en que visitara Galípoli, la “Ciudad Hermosa”, en la orilla europea de los Dardanelos. La zona es famosa tanto por la Guerra de Crimea como por la IGM. Tanta sangre derramada en abril de 1915 ha dado nombre a una cala -Cala Anzac- en honor a los miles de australianos y neozelandeses que integrantes del ANZAC (Australian & New Zeland Army Corps) que palmaron en aquella batalla. Cada 25 de Abril, fecha del desembarco de la ANZAC, es festivo en Australia y Nueva Zelanda para honrar a sus soldados muertos en Galípoli. A Isaac sólo le interesará el Ararat, pero me debía esa parada.

Tras ella, su meta era Canakkale, ya en Asia. “Kale” es castillo; el “Castillo de Canak”. Ha cruzado desde Kilitbahir a Canakkale en un trasbordador; ha cruzado el estrecho de los Dardanelos, el que comunica el Egeo con el Mármara. Vamos, ha cruzado el viejo Helesponto. Pero ni flores.

Una petición: de Canakkale a Troya... Tiene que ir a Hissarlik, un pueblecito a un paso del Troya Tarihi Milli Park y soñar con Homero y el caballo; con Elena, con Paris, con Aquiles, con Agamenón, con Laocoonte, con Héctor, con Patroclo, con Polites, con Príamo… con todos. ¡Jo, que aventura! Me ha dicho que sí, pero lo mismo es que no. Lo que le propongo es un viaje al 1250 aC… y él está allí 32 siglos después: en 2011.

Y de Canakkale, ¿a dónde?, le preguntamos. ¿Vosotros por dónde anduvisteis? Le dices lo de Izmir y Antalia, con escapadita a Pamukkale (“Castillo de algodón”) que es de lo más turístico y bonito de Turquía… y calla; queda en silencio la cosa. Consulta su mapa. Le animas: vas a ver el resultado de la tectónica que actuó en el valle del Menderes levantando las aguas subterráneas, junto a las chimeneas de Plutón; es el mundo del bicarbonato cálcico. Más silencio. “Vale, voy a pensármelo; adiós”.

Pero él va a su bola. Ya reportará; ya reportaremos. Lo mismo tira para el norte. Él es así.



PD. El Ramadán comienza el 1º de agosto; que lo sepas Isaac.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada