31 jul. 2011

DE UN MES DE JULIO DE VACACIONES...



Se va uno de vacaciones unos días, abandona el otero, y la cosa cambia que no veas. Este tramo final de julio se las ha traído todas consigo. Si no llega a ser por la Internet y los SMS uno cree que se trataba de una broma cuando se lo cuentan al llegar a la meta.

Lo de Francisco Camps, lo de Alberto Fabra, lo de las elecciones el 20N, lo de una vía del AVE de Valencia a Sevilla en menos que escribo este post, lo del final del edificio Las Terrazas, lo de una mezquita en Benidorm… ¡qué tramo final de julio!

Uno carga las baterías para empezar con ánimos, pero es que se nos avecinan unos meses trepidantes… Bueno, menos mal que agosto parece ser de transición y en nada llega diciembre que, entre puentes y demás, algo relajará la cuestión con nuevo presidente barbudo.

Si bien el “grueso” de los acontecimientos uno lo conoce por las TIC’s, al llegar a casa se queda de piedra. Por fin Las Terrazas pasaron a mejor vida; ahora lo deberá reemplazar en el solar un edificio moderno cuyo boceto nos sabemos de memoria a base de verlo año tras años anunciándose . Atrás han quedado polémicas sobre uno de los primeros edificios-tranvía de la Playa de Levante, ruina legal desde el año 2000, y que desde 2009 tenía instado su derribo. Hemos llegado a julio de 2011 y algún día alguien deberá explicar todo el proceso: desde las deficiencias constructivas a la cesión de viviendas a indeseables para acelerar el proceso… y la dilación en el tiempo de su derribo generando insalubridad y pésima imagen. La gestión de los derrumbes de obra y el transformador seguirán entre las cuestiones claves finales. Pero la verdad es que nos hemos quitado “un muerto” de encima en un punto clave del entramado urbano y turístico de la ciudad: la confluencia de la Avenida de Europa con Mediterráneo y Madrid (la mismísima playa).

Y el colmo, para mí, ha sido encontrarme con un local comercial, en la Avenida de la Comunitat Valenciana, que se anunciaba como mezquita. Me he quedado de piedra porque, si no recuerdo mal, ya había 3 en Benidorm. Vamos, que cuento 4.

En Benidorm la Iglesia Católica está en franca “desventaja” frente a las demás confesiones. Sólo la Iglesia Ortodoxa es “aliada” y comparte un templo. Frente a ellas, los 2/3 de los centros de culto benidormenses se los reparten luteranos, calvinistas, evangélicos -incluidos los rumanos-, judíos, musulmanes y testigos de Jehová, con epicentro en el mítico frontón Eder Jai que años atrás pasó a ser Salón del Reino.

En fin, que tal vez de no haber salido de vacaciones no me hubiera enterado de lo repartido que está esto de las confesiones religiosa en Benidorm… y como proliferan.




19 jul. 2011

DE NO PARAR EN CUANTO A BUSCARLE LOS TRES PIES AL GATO DEL CC


Vuelve uno de viaje, consulta el correo, y se queda de piedra. No paran en lo de buscarle los tres pies al gato de CC.

La BBC es “seria” y la cosa tiene su aquél, pero…

Lean si no la noticia tal como me ha llegado:


Los bombarderos de la II Guerra Mundial afectaron al clima

Las estelas de los miles de aviones aliados que volaron desde Inglaterra hasta distintos puntos de Europa continental produjeron cambios en el clima, según investigadores

BBC Mundo  11 Jul 2011 | 02:50 pm - Por BBC Mundo

"En la guerra el cielo se volvía blanco". Este recuerdo de una anciana que vivió en Inglaterra durante la II Guerra Mundial fue escuchado por Roger Timmis en un programa de radio.

Es entonces cuando al investigador del Centro del Medio Ambiente de Lancaster, en Reino Unido, se le ocurrió que estudiar las estelas que dejaban los bombarderos en la II Guerra Mundial podría ayudarle a entender el efecto de la aviación en el cambio climático.

La investigación, dirigida por Timmis y el profesor Rob Mackenzie, de la Universidad de Birmingham, utilizó datos de aquella época para investigar los niveles de nubosidad creados por las estelas de las aeronaves aliadas que volaban desde Inglaterra hasta los blancos europeos.

El equipo se concentró en 20 ataques diferentes llevados a cabo entre 1943 (cuando la fuerza aérea de los EE.UU. entró en acción) y 1945.

El caso más claro fue el del ataque del día 11 de mayo 1944, cuando 1.444 aviones aliados despegaron de una pista de aterrizaje en el sudeste de Inglaterra bajo un cielo perfectamente claro. La conclusión del equipo de la Agencia de Medio Ambiente es que los ataques habrían provocado un descenso en la temperatura de 0,8 grados a causa de las estelas de los aviones.

Poco tráfico civil

Que las estelas tienen efectos sobre el cambio climático es algo que los expertos ya sabían desde hace tiempo.

Por un lado, actúan como una especie de manto que atrapa el calor que de otra forma se escaparía hacía el espacio exterior. Por otro, durante el día, reflejan la luz del sol impidiendo que llegue a la superficie y, por lo tanto, enfriando la tierra.

Los climatólogos están de acuerdo en que, normalmente, combinando ambos efectos el resultado es que un exceso de tráfico aéreo calienta el planeta.

La diferencia entre la época de la II Guerra Mundial y la de ahora es que "en aquella época, no había casi tráfico civil aéreo, por lo tanto esas misiones aéreas nos dieron la oportunidad ideal de analizar los efectos de la nubosidad provocada por los bombarderos en pequeños e intensos episodios contra un fondo claro", le dijo el profesor Mackenzie a BBC Mundo.

"Mirando hacía una época en la que la aviación se producía en grupos concentrados, con fines militares, resulta más fácil separar este fenómeno de otros que también afectan al clima", añadió.



En fin, ¿qué quieren que les cuente? Me voy a tomar un vuelo de esos que ya hay con ecofuel. Espero volver para contarlo.

13 jul. 2011

DE SORPRESA EN SORPRESA



Yo me iba de vacaciones intensivas una semanita; no más que uno vive en Benidorm, y eso es permanente vacación. Buscaba un máximo de paz y tranquilidad para olvidar unos días nefastos de hospital y de espera de resultados de pruebas.

Relax total; ¿dónde?

Mis chicas me propusieron “Los Praos”, una aldea del Arguellite, pasado -y por qué caminos- la localidad albaceteña de Yeste, en la Suiza manchega que llaman, junto al Calar del Mundo y a un tiro de piedra del Cerrico de las Tres Mentiras (que ahora mismo no me acuerdo cuales son). Los Praos, naturaleza auténtica en grado superlativo.

Y sea como fuere, me animé a ello. ¿Qué se me había vuelto a perder allí? Nada. Es que el cuñao, y la cuñada, tienen allí una casita y, la verdad, salvando eso que ellos llaman carreteras, es una gozada. Naturaleza salvaje; nada de tetra bick temático, y agua gélida y transparente.

Así pues, dije que sí. Ni teléfono de empresa, ni propio; ni Internet, ni nada. Aquello es otra dimensión. Cuentan que por no llegar, no llegó allí ni la Guerra. Hasta los setenta estuvieron en otra dimensión. La España profunda de aldeas de gente auténtica, buen beber y mejor comer… Vivían de la madera hasta el gran incendio de Yeste, pero eso es otra historia.

No reparé en nada; ni en lo que ponían en la maleta ni en gaitas. Nos íbamos a Los Praos (que en algún momento debió ser Los Prados, pero hasta en el TopCom 500 aparece como Los Praos).

Y el sábado, antes de la seis -que había mucho trecho- salíamos rumbo a Los Praos. Pero, de repente: ¡no salgas de la Autovía, deja la salida de Madrid y sigue al Aeropuerto! Que a tí no te gustan aquellos caminos, ni aquél “no hacer nada”. ¡Que nos vamos a Rodas!, ¡¡Sorpresa!!

Hombre, uno no para en medio de la carretera por cuestiones de seguridad vial; pero que casi le da un muere. ¡¡Que nos vamos a Rodas!! Pero, ¿por qué?, ¿Cuándo?, ¿cómo?, ¿a qué?

¿Rodas, la isla de Rodas; en Grecia, Dodecaneso por medio?

Pero es que Rodas está a fer la mar; casi la última isla del Mediterráneo (hacia el Este); que la última es Chipre.

Y mis chicas, que lo tenían muy claro, insistían en la sorpresa. Total, que con un asombro del 9 largo, camino del aeropuerto, me enseñaron los billetes y todo. ¡¡Sorpresa!!, habían comprado las vacaciones en Cardiff. Era una sorpresa por San Juan y… ¡por todo!

Hombre, me resistí; yo no estaba para trotar mundos. Y… aquí estoy, en Rodas.

La caldera de este volcán anda bien: 38/39ºC a la sombra… y repleta de guiris. Al caer la tarde la cosa se anima con un vientecillo salido del horno que cuando llega la noche se torna fresquito. Menos mal; ¿cómo pueden aguantar esto los guiris?

Cuando ven a un español se asombran y preguntan  que qué hacemos aquí. No se ven muchos españoles por el Este de Rodas.

Es que estoy en el Este de Rodas. Lindos es… lindo; Pefkos está más suelto.

Guiris por doquier. Por las noches montan fiestas togas, pero se está bien… torradito. Aquí la gente fuma por todos lados; no hay problema. Una breva de Quintero está en 3’65 € y un 8-9-8 de Partagás por los 72 €… pero se puede fumar en cualquier lado.

¡Jopé con Rodas! Las cervecitas: 3€ el ½ litro de Alpha o Mythos… aceptable.

Aquí el único que habla inglés como los indios de las pelis es menda. ¿Menda mató a don Mendo? ¡Cielos no!, ya desvarío. ¡Qué lío! Ni marqués de Montcada, ni el de Toro, ni el Manso. Azofaifa, ¿dónde andarás?

Como estudioso del tema y, principalmente, teórico de la cuestión turística, esto -Lindos/Pefkos- debe parecerse al Benidorm de los años sesenta, que no conocí y sí he estudiado, pero con ciertos arreglos del XXI… pero… Internet es difícil: sólo zonas wi-fi (guay-fai) de determinados sitios de Lindos y algún resort de importancia… y a qué precios. El aire acondicionado es caro y se paga a parte, pero los taxis son baratos. Las playas son muy apetecibles -y muy poco concurridas- y las carreteras son como las nuestras de antes del Plan Redia… o antes. La comida es buena y lejos de Rodas -city- todo es como más tradicional, si eliminas la pátina guiri.

Se asombran de ver, como digo, a un español por aquí: “si vosotros tenéis playas maravillosas”… pero, como decía “Candiles” a madre: “Merceítas, hay que verlo to”.

Bueno, pues estamos de sorpresa, y por sorpresa, en Rodas. Del Coloso no sé nada; pero es que “hay que verlo to”.

Ya les contaré algo más de 1 horas más que en España y que el cordero lo trabajan bien. El pescado parece a precio de oro, y el marisco ni tocarlo.



7 jul. 2011

DEL HIPERBOLOIDE DE BENIDORM


Les parecerá una chorrada; estarán hartos de verlo y, por ende, de ignorarlo, y hasta despreciarlo. Lo minusvalorarán, pero tengan muy presente que es un caso único: es el hiperboloide de Benidorm.

Reivindico para él un mayor protagonismo.

Me hizo recabar en él mi buen amigo Benito Zaragozí, geógrafo alteano de pro. Lo confieso: antes de que me explicaran lo que de verdad encerraba la estructura no había reparado en ella.

No es un absurdo soporte metálico de nada, aunque lo parezca; debería aparecer en las guías locales. Yo incluso, en una que hice, lo señalé, pero me hicieron retirar la reseña. Entono el mea culpa por no haber sido más belicoso entonces y haber comenzado a reivindicarla.

Les cuento: en la puerta de Ku Benidorm, antes Star Gardens, Mamma Mia y hasta Cap 3000, se ubica una estructura metálica virada de mecano tubo blanco, con engarces negros, coronada por el luminoso de la discoteca. En realidad no es el soporte de Ku; es una fantástica superestructura muy rara en el mundo; con escasos ejemplos en arquitectura e ingeniería por su complejidad. Es el hiperboloide de Benidorm.

A palo seco: el hiperboloide es la superficie de revolución generada por la rotación de una hipérbola alrededor de uno de sus dos ejes de simetría. Los hiperboloides suelen ser de 1 o 2 hojas. Esto es la teoría.

El desarrollo de la figura la engrandeció Vladimir Shújov, uno de los más grandes ingenieros de la vieja Europa en su búsqueda de formas orgánicas aplicadas a su trabajo de ingeniero. Frank Gehry es el máximo exponente internacional, de la corriente. En España el primero fue Antonio Gaudí (en la Sagrada Familia hay alguna estructura hiperboloidea).
Uno de los más sobresalientes arquitectos organicistas españoles fue Eduardo Torroja Miret (1899-1961; el abuelo de la que fuera cantante de Mecano, Ana Torroja); fue el nº 1 mundial de los años 50 en cuanto a diseño y ejecución de estructuras hiperboloides en hormigón (que también las hay).

La emblemática Torre de Kobe (1963; 108 m., Kobe, Japón) es un fantástico hiperboloide; la Catedral de Brasilia (1959-70, Oscar Niemeyer; 40 m de altura y 60 de diámetro) es otro sensacional hiperboloide; el Planetario McDowel (Centro de Ciencias de Saint Louis; 1963, Gyo Obata; Missouri) es otra muestra; el puente hiperbólico de Manchester (calle Corporation), el Castillo del Agua de Fedala (1957, Eduardo Torroja, Mohammedia; Marruecos),  la torre de control del aeropuerto de Barcelona (2007, Bruce Fairbanks), la Torre de la TV de Cantón (2009, 600 m. Cantón, China), o las tribunas de Hipódromo de La Zarzuela (Eduardo Torroja,Monumento Histórico-Artístico, 1980) constituyen soberbios ejemplo de hiperboloide. La lista de monumentos arquitectónicos y estructuras fascinantes es inmensa; pero no aparece el hiperboloide de Benidorm que, pese a sus escasas dimensiones, merece un reconocimiento.




El primer hiperboloide se levantó en tierras rusas en 1896, y desde entonces esa forma maravillosa de arquitectura e ingeniería llama la atención allá donde se instala. Menos en Benidorm.

Las Torres de Shújov (de los años 20) están en muy mal estado y por ser hiperboloides famosos hay movimientos internacionales para salvarlas: hay una en Moscú y otra en un lugar estepario a la vera del río Oká, afluente del Volga. No consiguieron la fama de la obra de Eiffel, pero son tan sensacionales como la parisina. Por eso ha reaccionado el mundo de la ingeniería… y del arte.

La de Benidorm no es de la “altura” de las Shújov, y de salud no andará muy bien. Merecería, al menos, que tomáramos consciencia de que no es un andamio o el soporte de un luminoso. Es el hiperboloide de Benidorm.



4 jul. 2011

POTOTO. DESCANSE EN PAZ UN AMIGO DE BENIDORM


Esta mañana, tempranito, ha salido la noticia: “Otto de Habsburgo-Lorena fallece a los 98 años” (Europa Press) y “Fallece Otto de Habsburgo, el europeísta heredero de la corona austrohúngara” (EFE)… AFP, Reuters, etc. Todos han dado la noticia.

Simplificando: “Ha muerto ‘Pototo’”, Hijo Predilecto de Benidorm (desde 1964), distinguido en los actos del Día de Europa de 2010. A sus 97 años ya no pudo venir a recoger la distinción; en su lugar vino una de sus hijas; pero las Navidades de 2008 y 2009 las pasó entre nosotros.

La víspera de Reyes de 2009 me lo encontré en el Paseo de la Playa de Levante. Correctísimo, como siempre, me saludó. Alteza, le respondí; y con su sonrisa amable entró en conversación. Me preguntó por la familia, y hablamos del fantástico sol que alumbraba aquella mañana. Iba con una nutrida representación de su familia. Nos despedimos: “Adiós amigo, gracias”.

Le conocí a través del bueno de Manolo Ballestero a finales del verano de 1987. ¿Quieres conocer a “Pototo”? Fuimos a su casa, siempre abierta a sus amigos, y me lo presentó: Su Alteza Imperial y Real Otón de Habsburgo-Lorena y Borbón-Parma. Manolo era así. “Pototo”, con los pies en la tierra mucho más que Manolito, sólo señaló su condición de eurodiputado y “enamorado de Benidorm”, y me regaló -y dedicó- uno de sus libros: “Una política para el año 2000” (Iberoamericanas, 1969). Luego reparé que en casa tenía, de aquella biblioteca RTV, “Nuestro mundo en Marcha” (nº 89). Con los años le saludé un par de veces más, de la mano de don Pedro Zaragoza, y siempre recordaba las ocasiones.

Precisamente, en 1994 recibí el encargo de visitarle para “ver qué quería”; para agradecerle que fuera uno de los primeros en aceptar la invitación de Pedro Zaragoza, en 1959, para conocer Benidorm y que desde el primer día señalara no sólo el potencial turístico del enclave sino su voluntad de “veranear” aquí. Se compró una casa. Ya había sido nombrado Hijo Predilecto y se buscaba un “algo más”. El Archiduque me dijo que lo que más ansiaba era poder seguir disfrutando de su casita en Benidorm y que no quería nada. Pero su esposa, la princesa Regina de Sajonia (que además, tenía soberana pinta de princesa), me dijo que quería un detalle: “una foto grande de Benidorm -un poster de los de Turismo- para ponerla en mi casa de Baviera”. Trasladé la respuesta y me dijeron: ¿cómo le vamos a regalar un poster? Al final, un book maravilloso de fotos de Benidorm y un cuadrito que reflejaba su casa de Benidorm.

En el Restaurante El Romeral se le entregó y ella se abrazó al cuadro asegurándonos, con total emoción, que tendría “un lugar muy especial en Pöcking”.

La princesa Regina murió el año pasado; ahora lo ha hecho él. Ambos dos reposarán desde el próximo día 16 en la Cripta de los Capuchinos de Viena, donde les corresponde al hijo de la emperatriz Zita.

Otto de Habsburgo defendió el viejo ideal de Carlos I de España (Carlos V): “Orbis Euroepus Cristianus”. Renunció al trono de Austria en 1961. Fue miembro de la CSU de Baviera, de la que fue europarlamentario (1979-1999), y, previamente, fundador de la Unión Paneuropea (1923) -de la que fue vicepresidente (1957-1973) y presidente (1973-2004)- y participó activamente en la incardinación de la Europa del Este en la Unión Europea. De hecho, contribuyó decisivamente a la caída del Muro de Berlín y organizó, el 19 de agosto de 1989, el primer acto que permitió a centenares de alemanes huir de la RDA.

He lamentado profundamente no haber visto aún ni una mínima nota de pésame del Consistorio benidormense al respecto de quien es Hijo Predilecto y sempiterno enamorado de esta ciudad. En 1997 se puso su nombre a la calle en la que se encuentra su casita.

Pototo; descanse en paz.

Al menos, uno de Benidorm se ha acordado de Ud.



3 jul. 2011

DE LAS COSAS DE MÓNACO… Y QUE SI EL REY. SI NO HA IDO, POR ALGO SERÁ


Los hay por aquí cariacontecidos porque SM El Rey ni ha acudido ni ha delegado en lo de la boda de Alberto II. Pues no les vi de tal guisa cuando tampoco fue, ni envió representación, a la entronización del XXXI Grimaldi un 19 de noviembre de 2005.

He tirado de hemeroteca y nadie se lo tomó tan mal.

De informes de Exteriores he sabido que sólo Francia e Italia mantienen embajador en tan chiquitito Estado, y desde hace nada. Eso sí, Mónaco tuvo Embajada en España desde 1876 a 1936, y ahora la tiene desde 1996. Nosotros tenemos un cónsul honorario, en el Boulevard dels Moulins, y es el Consulado en Niza el que nos representa en aquellas 200 hectáreas, no más.

SM El Rey sí fue al funeral de Estado de Rainiero III, y ha sido anfitrión del Alberto II, y de su hermana Carolina (como Princesa Hannover -que conste, please-), en sendos actos de la Expo de Zaragoza (25.06.2008) e inauguraciones en San Sebastián y Cantabria, en homenaje al interés de su bisabuelo, Rainiero I de Mónaco, por estas provincias de España (que si La Concha y el Casino, que si las Cuevas de Altamira, que si la temporada de Baños de Mar).

Las cosas de 2005 llegaron a consecuencia de las afrentas del ayer desposado, en su calidad de miembro del COI, no sólo con la preguntita de la ETA sino con el apoyo personal que le dio a la inclusión de Gibraltar como miembro del COI. Bernardino León, hoy Enviado de la UE para el Mediterráneo y entonces en Exteriores, trasladó la queja oficial de España, tránsito de embajadores por medio (vino hasta el de España en Francia), y Alberto II concedió una entrevista a una televisión gabacha donde se mostró “desolado” por interpretación dada por sus “amigos españoles” a su cometido en el seno del COI. Pero ni pidió perdón ni “.

Pero de otro líos que debe haber, no he conseguido averiguar en los informes de Exteriores colgados en la Red nada. Eso sí, en 2007 el ministro Moratinos ya tuvo que ir a plantear cuestiones al Principado… y se volvió con las mismas. Pero no dice cuales.

No sé la razón última de esta vez, pero es que me importa un denostado pepino que SM, o alguien de la Casa del Rey, vaya, o no, a un sarao de este tipo. ¡¡Qué pocos problemas tenemos cuando llenamos horas con una gilipollez del calibre 33!!

Mónaco es sólo un Estado independiente sobre el papel. Mónaco es Francia; de ahí que el evocador de La Grandeur, Napoleón Sarkozy… digo, Nicolás Sarkozy (la letra N me traiciona en el subconsciente) fuera el principal invitado ayer. Las fórmulas de relación con Francia han ido desde “amistad protectora” a la “comunidad de destinos”… Y ya me contarán. En el último tratado hay cosas como  "la República Francesa asegura al Principado de Mónaco la defensa de su independencia y de su soberanía y garantiza la integridad del territorio monegasco en las mismas condiciones que el suyo". Por su lado, el Principado "se compromete a que las acciones que lleva adelante en el ejercicio de su soberanía sean concordes con los intereses fundamentales de la República Francesa en los planos político, económico, de seguridad y de defensa". Pues ya me contarán.

Lo único que ha conseguido el equipo negociador de Alberto II es que si se acaban los Grimaldis por línea directa, Francia no se apropie de la “finca” como hizo en 1854 con alguna parcelitas. ¡Que el Principado en el XIX era más grande!

Entonces, lo de ¿por qué no hay ido SM El Rey?

Pues vaya Ud. a saber. Me importa una higa.

La última -y única- vez que vi a un Grimaldi fue en 1985. Rainiero estaba en la cubierta de su yate, remontando el Guadiana, desde Ayamonte hasta el puerto de La Laja; y desde ahí marchaba a una cacería.

Una patrullera de la Guardia Civil, y otra de la Armada, escoltaron su subida. La de la Armada regresó a su base de Ayamonte, y yo con ellos. Gracias a esa singladura fluvial descubrí la existencia de ese “puerto” para carga de mineral muchos kilómetros río arriba, de cuando España fue primer productor mundial de manganeso.

Una semana después, bajó el barco rumbo a los esteros y a la Punta del Moral… y al Atlántico, pero el gallardete de los Grimaldi no lo enarbolaba ya. Rainiero volvió por otros medios.


1 jul. 2011

CON EL DIRECTOR DE "EL ALTET"


El director del Aeropuerto de El Altet recaló hoy en nuestra tertulia de los viernes, en “Los cafés del Meliá”, y, obviamente, hablamos de la nueva T3 y del aeropuerto en sí. Le ha gustado el reportaje que ha emitido este pasado fin de semana Canal 9, un formidable trabajo de Teresa Orquín (Dossiers: “El vol d’un segle”).

Entre lo destacable: que el aeropuerto está preparado por el futuro; para llegar a los 20 millones de pasajeros. 2011, aventura, lo terminaremos con 9’9 millones.

Está preparado hasta para ser utilizado por cruceristas, dispone de almacén sincronizado para facturaciones 24 horas antes, y trata como equipaje los palos de golf; ¿qué más quieres…?

El Altet tiene una historia larga[1]; hoy por hoy enlaza con 101 destinos de 21 países, siendo el principal tráfico el de británicos (41%), seguido de españoles y alemanes. Últimamente noruegos y suecos se han sumado con profusión al entrar en servicio nuevas líneas hacia ellos.

Ryanair copa el 33% del tráfico aéreo y EasyJet el 14%. Claro, fue citar Ryanair y salir el tema de embarcar a pie[2], y Santiago Martínez contarnos que en breve estará culminado el informe sobre esa viabilidad. Al mismo tiempo se sumó a la opinión general tertuliana que mantiene que en la estrategia comercial de la aerolínea irlandesa no está abandonar por nada del mundo El Altet… pero O’Leary decidirá.

Y claro, hablamos del AVE y de la 2ª pista para El Altet. Ambas cosas están contempladas. El director está más en la lanzadera del AVE que en las otras propuestas de estación pasante; le convenceremos de la bondad de nuestra propuesta (que tampoco es que sea nuestra pero la hemos prohijado[3]). El edificio de la nueva T3 tiene el hueco de la estación ya hecho y la estructura de trazado contempla ya una segunda pista, más hacia Alicante, que mientras no estemos en tratar 40 aeronaves/hora es innecesaria. Ahora estamos en 26. Puede ser el IFA Arena un revulsivo para alcanzar esta segunda pista, pero hay dejar tiempo al tiempo.

Donde entramos en disquisiciones -tanto en su concepto de “examen riguroso” como de “divagación”- fue en el “peso” de Benidorm en el tráfico del aeropuerto. Santiago Martínez dijo que un 22% y… soliviantó al personal (entre el que me encuentro). Y es que a ninguno nos salían las cuentas. El director nos invitó a hacer nosotros la encuesta; y como dice la “triple M” (Miguel Mtnez Monge): “sólo me creo las encuestas que yo manipulo”. Y no es por denostar ningún punto de la provincia, pero es que siempre nos habíamos creído representar más… y las cuentas nuestras apuntaban a más de 1/3 del total. Vamos, que nos faltan diez puntos largos… a nuestro buen entender.

¿Qué le falta a su aeropuerto?, le he preguntado. Y Martínez Cava me ha respondido: “rápida intermodalidad; mejorar las conexiones con el entorno”.

Porque el aeropuerto trabaja en todos los campos a buen nivel; funciona hasta la restauración de Quique Dacosta… a pesar del peso de low cost, y se plantean hasta un parking de larga estancia en el mismísimo aeropuerto. Es que el precio del aparcamiento del aeropuerto es prohibitivo y los espacios de larga estancia circundan el aeropuerto y suman adeptos a diario. El Altet se va a meter en ese campo.

Trabajan ahora en acondicionar el capítulo ejecutivo en la T2 porque piensan “estirar” el aeropuerto incorporando al nuevo concepto moderno las viejas T1 y T2 cuando antes, pero en función de la demanda.

El Altet es el aeropuerto de España, y el 40ª de Europa (*) en cuanto a pasajeros; y a pesar de la inversión en la T3 este año seguirá siendo rentable. Como para sentirnos orgullosos de él.