18 mar. 2012

DE SAN PATRICIO EN BENIDORM




Vengo de ver los restos incorruptos… de la celebración guiri de San Patricio en Benidorm. Haberlos, haylos por Guirilandia en proporción al sarao de ayer noche.

Benidorm está de fiestas y como no puede haber dos sin tres, a la conmemoración del Hallazgo de la Patrona (16 de marzo de 1740; la Verge del Naufragi -porque aquél londro que la llevaba de mascarón de popa naufragó-, luego la Verge del Sofratge -porque un obispo en Valencia le parecía incómodo lo del naufragio y prefirió sufragio-) se unen las Fallas de San José, por tradición, y desde hace unos años, de forma masiva y en la ya citada Guirilandia, todos los de la Pérfida Albión me celebran, comas etílicos y disfraces incluidos, San Patricio. Que yo creía que era cosa de Irlanda y se ve que la Guinness lo puede todo: une más que el concepto Commonwealth.

Benidorm no celebra sus fiestas patronales en marzo, cuando el hallazgo en la playa de la patrona -y entre las cenizas, porque quemaron el londro, rescatado a la deriva, no fuera a ser que la tripulación lo abandonara por de una epidemia y ¡¡después de dos semanas en tierra fuera a contagiar a alguien!!- de la pequeña imagen de esta virgen morena (por las cenizas) que ahora es su patrona. La mayoría de los hombres de Benidorm estaban calando almadrabas y hasta finales de octubre no iban a regresar (las fiestas patronales son en Noviembre); aquí quedaban los pocos que atendían la almadrabilla del Rincón, algunos que cultivaran en Lliriets y los del corso, que no eran pocos.

San José es una tradición valenciana fuertemente arraigada. Tres comisiones, tres, plantan sus monumentos, disparan sus mascletaes, hacen sus despertàs y viven su fiesta en el Centro, el Racó de l’Oix y Els Tolls. Ojo, y su ofrenda a la Verge del Sofratge, que la Geperudeta está en la Seu, en Valencia. Y a ver quién tiene narices, más que los valenciano, a llamarle a su patrona la “jorobadita/chepadita”. Y que no se la toquen.

Bueno, pues San Patricio se ha unido a las fiestas de marzo. Ya no nos falta nada. Hasta tenemos Marcha de los Unionistas de Orange sin tener un Portadown que señalar. Dentro de poco nos dan estatus de Territorio Británico de Ultramar.

Bueno, pues anoche los únicos que por Guirilandia íbamos sin disfraz éramos “Putoperro” y yo. Bueno, a él le pusieron un gorro verde y negro de Guinness y le hicieron fotos; a mí me ofrecieron varias pintas y de sólo una, triste de mí, sorbí.

Esta mañana, “Putoperro” debía querer volver porque a las 8 -y es domingo- quería su pipí matiner. Se afanaban en limpiar y baldear las calles de Guirilandia, pero lo restos incorruptos de cristal y vidrio de un Saint Patrikc’s Day de órdago estaban por todas partes. La despertà de la Comisión del Rincón servía de sinfonía atronadora de fondo. Jó, cómo dolerían algunas cabezas.

Varios Pedro’s Picapiedra’s y alguna Wilma dirigían sus pasos, descalzos, hacia la playa. Algún gorro de Guinness aún era, desde la acera, testigo de un pasado de altura y de esplendor. Eran 14ºC en el ambiente y se percibía que bastantes más en el interior.

Esta mañana de los restos del Día de San Patricio aún emanaban efluvios etílicos. Y la fiesta continúa.

Una pareja con niños, viendo la Falla Centro le ha preguntado a un faller que ¡¡esta noche!!, ¿a qué hora la quemaban? Mañana noche, que es San José, les ha dicho Pepe. Y los vascos se me han quedado como de piedra. Claro, quemamos las Fallas de San José, en San Martín y San Víctor, que se celebran el día 20, como las Hogueras de San Juan en San Guillermo y Santa Orosia.

Somos así. La noche de San Juan es la del 23 de junio, como la de San José es la del 18 de marzo. Al marcan las 24’00 horas, cambia el día… y nosotros no cambiamos el chip. Y no queremos ver que tienen que ver con que si la Primavera y que si el Verano y que si la luna… Fiestas son.



No hay comentarios:

Publicar un comentario