15 may. 2012

LO DEL “MORENÓMETRO”…




Lo del “morenómetro” me parece una genialidad. La gente de Imaginarte, una agencia de Alicante, han lanzado un nuevo destello de originalidad y han creado una nueva D.O.: “Moreno Alicante”. Sí señor, con un par.

El “morenómetro” -bien en cartelón, bien en pulserita- es el mejor aliado de la campaña para señalar a la distancia de “tueste” solar que nos encontramos del “moreno ideal”.

Es que lo del “moreno estival” (definición: “color tostado que adquiere la piel por efecto de exponerse al sol”) es ideal -dicen- para la mejora del tono muscular, la mejora del estado de ánimo y la mejora de la autoestima. Tres mejoras, tres, que, aseguran, nos hacen más felices; vamos, que del frito resultante de echarnos aceites y dejar que el sol nos queme lo suficiente surgen virtudes estéticas y saludables.

Alabado sea el bronceado.

Al moreno ese tan ansiado contribuyen de manera notable, me cuentan, la ingesta de vitaminas C, B y E, los bioflavonoides, el azufe, el Omega-3, el agua, el selenio, el zinc y los betacarotenos, cada cosa para una cuestión, pero, la verdad es que, se consigue el moreno a base de horas de tueste.

Yo no lo conseguiré; a la hora del Sol, lo prefiero… embotellado y muy frío. Y para Alicante se me estiman hasta en 3.096 horas de sol al año. ¡Qué gozadón!, porque un londinense está por las 1.560, un berlinés roza las 1.615, un sueco de Estocolmo puede llegar a las 1.855 o un holandés de Amsterdan, incluso a la vera del Single, no consigue disfrutar más de 1.550; tenemos, por aquí, seguro de Sol.

En España nos superan muchos: Huelva (3.324 horas de sol al año; entre el Tinto y el Odiel, pero en la Punta del Sebo ya en el Atlántico), Cáceres (3.292; que no tiene ni río, pero el Salor era la entrada al inframundo), Sevilla (3.252, del Guadalquivir, que no tiene playa… de mar), Badajoz (3.247, a orillas del Guadiana), Toledo (3.212, por encima del Tajo), Las Palmas (3.208, con el Barranco de la Guiniguada), Córdoba (3.197, bañada también por el Guadalquivir), Málaga (3.168; atravesada por el Guadalmedina), Tenerife (3.135; ¡qué me dicen del Barranco de Santos!), Murcia (3.120, a la vera del Segura y lejos del mar)… pero no tienen eso de la Denominación de Origen Moreno Alicante.

En Benidorm nos quedamos con 3.090 horas de sol al año, seis menos que Alicante,  y hasta tenemos 7 barrancos que ayudaron a configurar nuestras playas, dos viejas restingas de dos pequeñas albuferas a Levante y Poniente de Can Falig…

Pero volvamos al sol: lo del “morenómetro” no deja de ser una gran idea de los de Imaginarte y del Patronato Municipal de Turismo de Alicante. Al Caesar lo que es del Caesar, y a Dios… Pues eso, adiós.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada