7 jun. 2012

DE “EL ALTET” EN JUNIO YA. “ACÍ NO N’HI HA TRELLAT”



El que el Aeropuerto de El Altet sea aún hoy uno de las 30 de la UE con más pasajeros no viene a decirnos nada bueno porque puede acabar el año lejos de esa posición. En lo que va de año ha perdido ya, con estos empecinamientos de ir a joder al loco O’Leary, un 12’4% de pasajeros (y un 7’5% en número de operaciones) con respecto al mismo periodo de 2011.

El que tengamos un mausoleo nuevecito para operar 20 millones de pasajeros, cuando el año pasado operamos 9’9 millones, y estemos a estas alturas del año sin reaccionar, me produce urticaria. Ací no n’hi ha trellat.

En mayo de 1967 se abrió al tráfico El Altet y ese año terminó operando 86.366 pasajeros. Su primer millón lo alcanzó en 1971, y pasó de los 2 en 1978. A los 3 millones no llegó hasta una década después y los 4 millones se alcanzarían en 1996. Cerramos 1999 con 5’4 millones de pasajeros y en el 2000 ya estábamos en los 6 millones. Los 7 en el 2002, los 8 en el 2003 y los 9 en el 2007. Los 10 millones, dijeron, estaban cantados en 2012. Pero nos empeñamos que O’Leary no opere en remoto y… como los cangrejos. Ací no n’hi ha trellat.

Vale que El Altet se escuda en los varapalos que la Justicia le da al de la lira irlandesa, pero ¿no sería mejor que operara donde le saliera de las narices con tal de traernos gente?

El que vuela con Ryanair sabe lo que le espera (10 kg de equipaje, lo del remoto y la tómbola de cabina). Pero si la gente elige a Ryanair para volar, ¿por qué vamos nosotros a fastidiarles?

Ací no n’hi ha trellat.

Ya cuando el director de El Altet pasó por “Los cafés del Meliá” le explicamos que El Altet no era el aeropuerto de un ente abstracto llamado Al-i-cante, un emporio de, por ejemplo, nanotecnología cibernética a donde vuelan empresarios de medio mundo a hacer negocios. El Altet es el aeropuerto de Pilar de la Horadada, Torrevieja, Dénia, Jávea, Moraira, Santa Pola, Alicante, Benidorm… y hasta incluso de Confrides, donde hay una casita rural… Y si quiere, de los industriales y empresarios de toda la provincia… y, no se olvide, de las gentes de aquí que, por ejemplo, queremos poder ir a comprar carne en el día al Mercado de Antón Martín, en Madrid, y que con Ryanair y previsión te salía a mejor precio que comprándola aquí.

En marzo, el Diario Información ya editorializaba: La guerra de El Altet y Ryanair debe terminar. Estamos a junio. Ací no n’hi ha trellat.

Ya se han pronunciado al respecto las voces más autorizadas del turismo. Las que se desautorizan a sí mismas, también (apostando por AENA; craso error). “Más del 80% del tráfico de Ryanair es vacacional con destino a Benidorm y la Costa Blanca”, ya puntualizó HOSBEC en marzo… y estamos a junio. Ací no n’hi ha trellat.

Y, con la que está cayendo, hay quien quiere estar en el Comité de Rutas ese en vez de estar pinchando para que se recuperen los vuelos de antes y a los precios de siempre; que esa es otra. Pero… Ací no n’hi ha trellat.

Pero hay gente para todo. Unos priorizan más capítulo vuelo; otros no tanto. Y con Ryanair se llegaba a muchos sitios que ahora mismo no… Y no tiene sustituto. O’Leary no trabaja por amor al arte y seguro que iba a aplicar recortes, pero no le sirvan en bandeja que nos deje con el tafanario expuesto a “la caló”…

La gobernanza es un proceso de toma de decisiones y la implementación de las mismas. Equivale “gobernanza” a “buen gobierno” y el buen gobierno tiene en cuenta a todos a la hora de tomar decisiones.

Hay que joderse; la de dosis de gobernanza que faltan en El Altet.

Puede que O’Leray no tenga trellat (razón y fundamento lógico), que decimos por aquí. Y se necesita trellat, un enfoque más inteligente y menos pasional, de la cuestión para resolverla. Estamos a junio y el pescao está vendido. Cuando echen la raya para hacer la cuenta a final de año, vamos a ver quien ha estado sense trellat: AENA/El Altet o Ryanair/O’Leary.

A la hora de la verdad, ya verán, menos pasajeros en carísimo mausoleo… y aquí vivimos de eso. Y encima: Ací no n’hi ha trellat.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada