3 jun. 2012

DE JORNADAS GASTRONÓMICAS EN BENIDORM Y… DE UNA SENSACIONAL AMBER ALE LLAMADA “SACRISTÁN”…




Mañana lunes, 4 de junio, comienzan las Terceras Jornadas Gastronómicas de Benidorm, Y durante 7 días, siete, 27 restaurantes de la ciudad, veintisiete -de los 303 que oficialmente anidan aquí (Benidorm en cifras, dixit)- se suman a esta cita con la restauración.

Mi buen amigo Francisco Javier del Castillo -La Cava Aragonesa, Pz. Constitución, 2- se marca además, con estas jornadas, tres actividades vespertinas: cata de vinos (lunes), cata de quesos (miércoles) y cata de gin-tonics (viernes) con inscripción y machacantes por delante, como debe ser.

No es el único que un año más se marca estas actividades. También los hacen doce más: Aitona (Ruzafa, 2) tiene una degustación de orujos y mistelas de Teulada, sin especificar más; Asador Tamboril (Pz Mayor, 27) llevará cocas y sangría el sábado y productos navarros y sidra Petritegi el domingo; Barranco Playa (Av Llorca Álós, 13) tiene programadas 3 degustaciones de orujos, ron y limoncello; El Mesón (Gerona, 1) tiene degustación de Jamón ibérico Manuel Gómez todos los días; Jardín Mediterráneo (Av Alcoy, 17) le dará el gin-tónic el miércoles; la Brasería Aurrerá (Santo Domingo, 10) añade un humorista la noche del martes, que en la del miércoles estará en Sidrería Aurrerá (Santo Domingo, 13) y el jueves en La Tapería Aurrerá (Santo Domingo, 6); La Falúa (Mont Benidorm, 11) se apunta al gin-tónic el jueves, en su pub; Rías Baixas (Pz. Torrejó, 3) se tira el martes al vermú tradicional “Miró” y el jueves a la bodega “Casa de las Vides”; la Taberna Manila tiene un completo de degustaciones todos y cada uno de los días de la semana (Larios 12, Limoncello, Beefeater 24, Ron Ritual, Aperol y Mojito Bacardi) y Uliá 1910 hará sus propias degustaciones. Los demás, no han consignado en el programa que lo hagan; pero…

Uno tiene el corazón partío entre amigos y menús de estas III Jornadas Gastronómicas que añaden maradije de platos y bebidas, y que salen entre 30 y 45 € per cápita. Hay predominio de arroces (de boquerones, sepia y espinacas; de piel de bacalo con coliflor y garbazos; de bogavante, meloso de carabineros con nísperos, del señoret, caldoso de rape y raya, meloso marinero, arròs amb fesols i nap y con rape y almejas ), aunque no vean un “picantón a la horchata valenciana con setas”, los asados de Ximo en El Mesón, zarzuelas, guisados y rabo de toro, la temida “presa ibérica”, los traicioneros chuletones y las carnes esas a la piedra, algún taco de bacalao y un lomo de atún “de almadraba” que… no sé yo… En fin, todo puede ser y en temporada estamos por las almadrabas del Sur y alguno puede llegar aquí. Bienvenido sea.

Tal vez por todo eso del maridaje, que tanto se estila, Francisco Javier -de La Cava Aragonesa- me ha asombrado con una sensacional cerveza artesanal hecha en Alicante; vamos, en Sant Vicent del Raspéig. Ojo a este nombre y marca: Sacristán Amber Ale. Lo que les cuente será poco. Aún me ando alucinado con el experimento de Eduardo Sacristán con maltas europeas de 2 carreras y lúpulos seleccionados. Hace poco, el 6 de mayo, el Diario Información daba cuenta de lo bien que le va cosa.

Ahora, a pesar de la crisis, vivimos un boom de cervezas artesanales en la Comunitat Valenciana: Montmirà, en l’Alcora (Castellón); En Burriana compiten los productos de Cerveza Artesanal 2.0 y del fabricante de Citra (con aceites de corteza de clementina, además); en Valencia están Cervezas de Benicalap (en Beniccalap) y los fabricantes de Lluna, en Agullent. En Massalavés la Cervera Mons hace sus cervezas de alta fermentación. Finalmente, están en Alicante los buenos productos de Spigha, desde Alcoy, y esta Amber Ale de 6º que me ha alucinado de Eduardo Sacristán que, por cierto, distribuye Comercial Bardisa y Cía. (que colabora la Universidad de Alicante en su Escuela de Catas).

Es más, me acabo de enterar (por eso de no haber puesto hoy en órbita el móvil) que acaba de cerrarse en Benissa el 1r Aplec de Cerveses Artesanes del País Valencià. Ha vuelto la comitiva alucinando en colores… y yo haciendo ñapas… ¡qué vida! Hasta Putoperro vive mejor. No vuelvo a apagar el móvil.

Auqnue ahora que lo pienso: menos mal que anoche me trasegué un par de Sacristán (2 x 500 ml… que me supieron a gloria) y… que me quiten lo bailao. Eso sí, hay que servirlas con mucho cuidado, por el poso de la fermentación en botella, y maridan que es un primor con ahumados y carnes de caza. Gracias, Francisco Javier; me uno a la secta de este Sacristán. 

Tal y como están los tiempos… ¡hay que creer en algo!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada