15 jun. 2013

DE NORUEGOS… DE ANTES Y DE AHORA


De las primeras veces que supimos de vikingos[1] por la vieja piel de toro fue por el año 840. Yo es que cuando echo la vista atrás, la echo… ¿eh?

Saquearon entonces una aldea a los pies de la Torre de Hércules y enterado el rey Ramiro I puso en pie un ejército… y cuentan que “les dio p’al pelo”… pero aquellos siguieron a lo suyo y se les sintió por Lisboa y tal y tal. En los Annales Complutenses se narran otras “visitas”… como la del año 844 en bajaron más abajo: hasta Sevilla, que saquearon. Abd al-Rahman II también puso en pie un ejército y cuentan que también “les dio p’al pelo” -siempre les daban, y ellos volvían- y, como años después los “japos” de Hasekura Tsunenaga, algunos de aquellos vikingos se quedaron a vivir en Isla Menor, un territorio que forma el Guadalquivir, con el Brazo del Este, frente a Los Palacios, y se dedicaron, durante varias generaciones, a la elaboración de quesos[2].

En torno al 860 ya descubrieron el Sur de la provincia de Alicante y como para ellos un río era la puerta abierta al interior, “visitaron” Orihuela y Murcia. Por el Ebro también “visitaron” Zaragoza y Pamplona, que es hacer turismo de interior. Clifford E. Bosworth, el británico que más ha estudiado el tema, señala a los vikingos asentados en el Golfo de Valencia hacia el año 1031. Vamos que la cosa de estos vikingos por aquí no es de hoy. 

Habría mucho que contar de aquellos vikingos y sus descendientes por España. Aquí en este blog ya los hemos hecho (14.01.2012), por ejemplo, con Cristina de Noruega (Bergen, 1234 - Sevilla, 1262) esposa de Felipe de Castilla y Suabia, hermano de Alfonso X, enterrada en Covarrubias, con banderas y fastos propios desde 1958.  

Pero ahora toca hablar de modernos vikingos, y en particular, de noruegos.

Por “Los cafés del Meliá” ha pasado (tertulia 134, tenemos ya los ojos como platos de tanto café) Pilar de la Cuesta, profesora del Colegio Noruego de l’Alfás del Pi (45 profesores y 250 alumnos), esposa del cónsul noruego (Jan A Nilsen), y eventual contertulia cafetera.

Queríamos saber más de Noruega y de los noruegos por aquí, pues en la provincia de Alicante -especialmente en l’Alfàs del Pi, aunque sin olvidar Torrevieja y su entorno- tenemos la segunda colonia noruega más grande… fuera de Noruega. Por Nueva York (USA) dicen está la primera; por l’Alfàs del Pi, señala Pilar (y ratifica el cónsul) está la segunda.
En Noruega son 5 millones de habitantes, y l’Alfàs del Pi hay empadronados casi 2.000, pero hay unos 10.000 más que “vienen y van” de continuo. Y otro tanto en Torrevieja (y alrededores) colocan a la provincia de Alicante con más de 25.000 noruegos.

Todo comenzó en 1963 a un ritmo tal que en 1968 ya hubo que abrir consulado… incluso ya hay (en Alicante) oficina de la Seguridad Social noruega, del potentísimo (y riquísimo, por el petróleo y una excelente gestión inversora) NSSS.

Primero llegó Saga Tour… a La Vila. Y en Villajoyosa está La Hacienda del Sol. Y bien pronto l’Alfàs del Pi centró la atracción noruega y buena prueba de ellos son las urbanizaciones noruegas. El influyente Club Noruego (Den Norske Klubben Costa Blanca) es el epicentro de sus vidas. Primero llegaron los jubilados al amparo del sol (clima, a fin de cuentas), el cambio de la corona a pesetas, y las cuestiones de la tributación (aquí Hacienda les daba un bocado menor), luego llegaron los marinos mercantes y la gente del petróleo (la familia aquí y ellos sus estancias en las plataformas del Mar de Norte) y finalmente están llegando los estudiantes para cursar aquí el 3º de Bachillerato (en el colegio noruego)… porque se lo pasan pipa. Es que tienen hasta colegio propio: Den Norske Skole Costa Blanca. Hay otro de estos colegios en Ciudad Quesada (Rojales, en el entorno de Torrevieja).

Y estudiar, estos noruegos estudian porque para ir a la Universidad (en Noruega o fuera de Noruega, porque el gobierno concede créditos para estudios que lo cubren todo en el país y fuera) necesitan una buena nota, muy buena. Y en Noruega, a partir de los 18 años, o estudias o trabajas. El mismo cónsul vino a España, a Oviedo, a estudia Medicina… y se nos ha quedado; Pilar, es Pilar… y nos contó todo sobre el norwegian way of life, desfacimos entuertos y supimos lo que cuesta (impuestos incluidos) un peine en Noruega.

Y hablando de Noruega, tengo una sobrina 2ª (ingeniero) que marchó con un contrato a una plataforma petrolífera (tras un curso de noruego en el Club Noruego de l’Alfàs). En su primer permiso en la península ya había conseguido trabajo con tierra firma bajo sus pies y en dos meses un tercero que es el que ansiaba: construir carretras. Y su “boy friend” acaba de ser contratado por UiO (Universiteted i Oslo, Universidad de Oslo)… ¡Les va Noruega! Tanto como los noruegos de l’Alfàs y Torrevieja.

Por cierto: el número de noruegos en l’Alfàs del Pi es tal que hasta pueden inscribir un equipo de fútbol juvenil en la Norway Cup, que se juega en Noruega.




[1] Los vikingos eran escandinavos de lo que hoy son Noruega, Suecia, Dinamarca… incluso hay que suma el norte de Polonia y las riberas bálticas
[2] C Arias, J Zozaya, E Gª Corrales, JL Martín y otros muchos historiadores apuntan este contrastado dato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario