15 ago. 2013

DE ESOS INFORMES DE GREENPEACE ESPAÑA: A COSTA DE DESTRUIR LO LOGRADO (I)


Ayer me llama JPJ (Juan Portolés Juan) preocupado (tal vez indignado) por el tratamiento que otorgan los Medios al tradicional y puñetero informe de Greenpeace España sobre nuestras costas y el urbanismo costero. Yo le tranquilizo; no puedo ni ver a un verderol de estos. Yo pienso en verde (Heineken o similar) y soy del Betis, manque pierda, por sentimiento franjiverde.

Estos tíos (y tías) quisieran la costa como en el siglo XII, deshabitada por si atacaban los vikingos o los piratas. Con los que nos ha costado construir la costa (sinónimo de paz) y estos fantasmas verderoles me la quieren dejar inhóspita. ¿De qué comeríamos?

Comenzaron los de Greenpeace España (que otras organizaciones nacionales de la misma secta no lo hacen), le conté a JPJ, en 2001… Ya en 2007 (19 de julio) yo escribía para EL Diario una columnita titulada “A costa de destruir…” en relación a sus malsanos informes “Destruir a toda costa”: “Llevo a cuestas siete informes DATC, y uno de Protección a Toda Costa (cuando lo del “Prestige”) y la verdad es, en cuanto a nosotros respecta (Benidorm y La Marina), los informes de Greenpeace son ridículos. En 2001, el primero -de impactante portada picassiana-, se descargaron con un ‘La Comunitat Valenciana no cuida bien sus aguas de baño’ y que en Alicante sólo quedaban 50 km de costa sin urbanizar (pero sólo quedaban, decían ellos, 24 en Castellón y 11 en Valencia y no era motivo de reprimenda). En el 2002 criticaban las extracciones de arena de los fondos de Sierra Helada para regenerar otras playas y, por ende, que el 25% de las playas alicantinas “eran artificiales”.

Lo del 2003 fue de película de terror. El informe DATC’2003 se hacía eco de un episodio aireado por la prensa en el mes de junio y denunciaba “la contaminación de la Playa de Poniente por unos vertidos llegados desde el norte de África o desde Cataluña” (¿¿??)… y se quedaban tan frescos. En preescolar ya se explica lo del sistema de corrientes de la bahía de Benidorm, lo del cañón de Benidorm… pero estos tíos de Greenpeace son unos negaos.

En 2004 criticaron lo de la Copa América para Valencia, por lo que podría suponerle al litoral (¿?), y que se siguieran extrayendo arenas de Sierra Helada. El informe de 2005 ponía a caldo El Atrium Beach (a Paco le gusta ponerle artículo a sus cosas)… y ahí sigue la cosa, presidiendo -inacabado- la Cala Morales/Cala de Finestrat, y en el de 2006, a falta de pan, se metieron inmisericordes con la LRAU y la LUV… aunque seguíamos en Alicante manteniendo nuestros 50 km de costa virgen. Hicieron un huequito en la edición para deslizar el conflicto del edificio de Punta Llisera y la sentencia con El Atrium Beach… pero se olvidaron, faltaría más, de señalar que se había concedido la máxima protección al Parque Natural de la Sierra Helada y la Isla de Benidorm. La viga en el ojo propio impide ver la paja en el ojo ajeno; los árboles impiden ver el bosque.

En 2007 fueron a muerte: acusaron al Ayto. de Benidorm de “haber dejado caducar más de mil expedientes de infracciones de disciplina urbanística” que el Ayuntamiento demostró a la media hora que no, y se metieron con los planes urbanísticos de La Vila, Altea y l’Alfás… aunque seguíamos con los 50 kilómetros de litoral virgen. Acusaban a estas tres localidades de La Marina de una afrenta insostenible: “querer triplicar su población en los próximos 15 años”, denunciando -¡¡Ojos al dato!!- que los 18 municipios de La Marina Baixa abarcaban “ya” una superficie de 45 km cuadrados… superficie que no podrían aumentar. Esto es confundir churras con merinas: la superficie es la que hay; otra cosa es sobre cuanta y en qué proporción se pueda construir.

Aquí llegados, y sin  hacer más pupa, yo introduzco la reflexión final del III Congreso Ibérico de Urbanismo (Vilamoura, 21 al 23 de Octubre de 1999): “En el litoral alicantino el 85% es suelo urbanizable, pero Benidorm, que sólo representa el 1% produce el 50% del PIB de la provincia. Con sólo dos Benidorm se podría conseguir el mismo resultado económico y proteger o salvaguardar el resto del litoral. Esto hace reflexionar sobre la oportunidad de uso dado al otro 99% del territorio costero alicantino”. Ya con esto…

Pero siguieron emitiendo informes. En 2008 criticaban hasta “la superficie ocupada por carreteras y autopistas” en la Comunitat Valenciana. Para ellos era fundamental que “el Parlamento Europeo sigue dispuesto a escuchar las denuncias de la ciudadanía frente a los abusos urbanísticos”. ¡Jódete Pascual!, les molesta que “la Comunitat Valenciana cuenta con un puerto deportivo cada 11 km”… porque es mentira, claro. Pero lo hacen constar en el informe. Para este demencial informe hasta el Plan Rabasa incide en la costa alicantina. En el caso de Benidorm la cosa se centra en la “trama de corrupción en Terra Míticacon la construcción de 2.000 aparthoteles y un complejo hotelero de lujo…” Querrían haber dicho 2.000 apartamentos, pero dicen lo que dicen; incluso llevan hasta la trama al exalcalde Zaplana y meten en el problema costero una actuación urbanística en Orxeta… 20 kilómetros al interior. Y como punto negro me sitúan las obras que se llevaban a cabo en el Puerto Deportivo Luis Campomanes, el 0º 00’ 00’’


No hay comentarios:

Publicar un comentario