16 ago. 2013

DE ESOS INFORMES DE GREENPEACE ESPAÑA: A COSTA DE DESTRUIR LO LOGRADO (y III)


Greenpeace España en su análisis de 2011 Destrucción a toda costa analizó, ojo, la Situación de los Puertos del Estado… porque “aún estábamos a tiempo de llegar a buen puerto”. ¡Vamos, no me jodas! Resulta que “las autoridades portuarias destruyen el medio ambiente ampliando los puertos”… y tan panchos, sin importar si eso repercute en los paganos.

Se atreven a decir que “El crecimiento del puerto de Alicante se ha hecho a expensas del medio ambiente y la salud pública”. Y se quedan tan a gusto; y Alicante sin saberlo hasta ese instante. Bueno, es que eso era agua (polvo) pasada (pasado). Bueno, se hacen eco del proyecto para recuperar la fachada marítima y del Parque Litoral Sur de Alicante.

Como el informe va de puertos… obviamente no se meten con lo demás; del resto de la provincia, ni pían. Sólo hay un puerto en la provincia: el de Alicante, por mucho que en anteriores informes se metieran con Dénia, Jávea, Calpe, La Vila… Greenpeace España.

En 2012 el informe se llama “sobre la situación económica y ambiental del litoral” y en su paja mental se justifican: “España tiene una gran responsabilidad sobre el mantenimiento de la biodiversidad, al menos un 54% del número total de especies conocidas en Europa se encuentran en España y aproximadamente el 30% de las especies endémica del continente están presentes en nuestro país”. Y qué tendrá que ver el culo con las témporas[1].

En 2012 se atrevieron a valorar el turismo costero y sentenciaron que “el modelo presenta síntomas claros de agotamiento especialmente en la oferta más tradicional en nuestro país, la del litoral, debido a la masificación, exceso de oferta y degradación de los ecosistemas costeros”. Y claro, viendo el percal a la luz de hoy, los únicos que degradan los ecosistemas costeros son los gibraltareños echando bloques al mar, porque los demás…

Eso sí, apostaron en su informe por la oferta reglada y daban como ejemplo a ¡¡¡¡ Benidorm !!!! donde “se estima que una plaza reglada produce en Benidorm 16.350 € anuales frente a los 1.640 € que una produce una plaza no regulada en alojamiento residencial”.

Con todo y eso califican de “tsunami urbanístico” lo de la “Comunidad Valenciana” y analizan el “impacto económico del cambio climático” y los cuantifica en 137 millones de €. (¿?). En la provincia de Alicante atacan a Torrevieja que “al contrario que en Benidorm, está basada sobretodo en las residencias secundarias”… y recaban la opinión de José Manuel Dolón, activista de izquierdas y ecologista, que añora aquella Torrevieja donde la gente gritaba “no tenemos agua, no tenemos luz, ¿qué hacemos aquí?, ¡vámonos a Madrid!” y más de uno y una, que vivía del alquiler se hacía cruces. Para ese informe no hacía falta ni alforja, ni burro.

Y el informe de 2013 me llega mediado agosto, no en julio como los anteriores. Y díjeme yo, como termina en 13, a lo peor, no quieren mentar la bicha. Pero, hete aquí, que sí. Sale “Destrucción a toda Costa 2013” y todos los Medios lo “compran”. “Análisis del litoral a escala municipal”, lleva por subtítulo. “No es un año cualquiera: se cumplen 25 años de la Ley de Costas”. ¡Coño!, ¿y qué? Ah, pero de otra ley. Como bien dicen, desde el 9 de mayo de 2013 hay otra… que no cuenta con su bendición; es del PP.

En este informe y en lo que respecta a la provincia de Alicante resulta que Calp, Pilar de la Horadada y Torrevieja han sido elegidas como exponentes de la perversidad. ¡A por ellas!

En honor a la verdad, habría que dedicar más tiempo a esta entrega, pero a bote pronto… me reafirmo en todo lo expuesto. Ah, pero lo que sí es lamentable es que Benidorm, que no aparece más que para referenciar a Calpe, sea la foto que ilustra la noticia en los Medios. Es para ir a miccionar y no echar gota; pero ni gota, ni gota.

El Poble Nou de Benitatxell
Entre los municipios más urbanizados del país el informe me coloca a El Poble Nou de Benitatxell (12’65 km2, con 2 kilómetros de costa), con las calas dels Testos, Moraig/Almoraig y Llebeig. Si le quitamos el cultivo de secano y el moscatel romano, ¿qué futuro tienen si no es el explotar el terruño turísticamente? ¡Ándele, Greenpeace!

Los menos urbanizados de España son Sorvilán (en la sierra de la Contraviesa granadina, a tiro de piedra del mar, pero que no pueden bajar a él ni de coña), Escalante (en la comarca cántabra de Transmiera, en la Sierra de Baranda) e Ispaster (Vizcaya, “donde la dificultad para acceder al mar ha favorecido su orientación hacia actividades agropecaurias”). ¿A quién pretender engañar? El que puede, urbaniza.

Sorvilán, encaramado en su montaña y sin poder acceder al mar
En el informe de 2013 la clave es la subida del nivel del mar por efecto del cambio climático. ¡Horror! Aquí, “los efectos más importantes… en las playas son la variación en la cota de inundación y el retroceso, o en su caso avance, de la línea de costa”. Estos saben más que los que de verdad estudian el caso.

Total, que con esa espada de Damocles de la inundación marina sobre nuestro litoral, se atreven a señalar los 25 municipios “dignos de ser utilizados como ejemplos de cómo no se debe gestionar el litoral”. El que no salga Benidorm me congratula, pero después de Calpe (la cosa va por orden alfabético) sale Calviá que ha sido uno de los municipios que supera incluso a Benidorm en ocupación y… que me da que pensar: hay una absoluta disparidad de criterios entre los redactores del infundio y la gente que busca sus vacaciones en los lugares que quiere.

El libelo calpino es para actuar de oficio. Calpe: “Continuación del núcleo de Benidorm -orográficamente, ¡no sé cómo!, se me saltan l’Alfás y Altea; y hasta el Morro de Toix-, con edificaciones verticales de gran altura -no les veo la maldad y sí muchas ventajas, principalmente en sostenibilidad- y fuerte impacto paisajístico -¿?-. Grandes urbanizaciones dispersas (que las hay), con ocupación de salinas -estos… hace tiempo que no pasaron por Calpe-, marisma y zonas de gran valor ecológico. Las construcciones de las zonas ambientales de gran valor afectan a áreas de interés arqueológico -estos saben poco de los Baños de la Reina y la casa romana-, todo con un gran desorden urbano -parcialmente les doy la razón-. El 70% de su primera franja está ocupada y el incremento anual de la superficie es de casi un 0’5% anual. Todos estos impactos son muy recientes -¡júa, júa, júa!-. Lo dicho, estos han sabido de Calpe por la prensa.

De Pilar de la Horada y Torrevieja, sin que les falte la razón que todo hijo de vecino tiene sobre el lugar, dicen obviedades… pero la gente sigue yendo.

Sus mapas del ying y el yang son de los peor, pero ellos los ponen… y habrá quien los consuma. Su ficha por Comunidades Autónomas está bien para alguien de la LOGSE que tenga que hacer un trabajillo para un profe cutre: cuenta a bulto lo obvio y obvia el bulto de la realidad. Como rasques un poco se les desmonta la paraeta… ¡pero tienen su público!

El colofón: sus 6 propuestas. No les gusta esta ley de costas (que es del PP), no quieren más ladrillo, quieren gestión de los parques naturales (como si no la hubiera), quieren “participación ambiental” (huy, huy, huy, ¡qué mal me suena la participación popular de los de siempre!), quieren fiscalidad verde (¿cómo los billetes de 100 €?) y quieren “cero construcciones” en zona de riesgo (como topo hijo de vecino). ¡Pero qué bien!, ¿por qué no le me habrá ocurrido a Rodolfo “Putoperro”?

Lo dicho, a partir del tercer tocho de esto de Destrucción a Toda Costa… pocas alforjas. Y van 13. Y siempre con lo mismo. Y la gente apostando en sus vacaciones por esos sitios denigrados; ¿estarán locos?

Simulación con un ascenso de 7 metros del nivel del mar. Benidorm sin playas, la Cala de Finestrat desaparecida y las zonas bajas del curso del Barceló inundadas. ¡Jó, qué futuro!

Ah, si se me aburre y quiere entretenerse en jugar a adivinar cómo le afectará una hipotética subida del nivel del mar, entre en esta web y juegue. Absténganse los de la meseta; tendríamos que estar con Nemo los de la costa para que a ellos les llegue le lengua azul… Ah, no se me haga ilusiones: la superficie el mar no es uniforme, es más bien como la piel de una naranja y lo mismo le cae en monte que en una sima y la cosa cambia. La diferencia entre las playas de Benidorm y las de Haifa (Israel) es de 1'45 m... ellos están 1'45 metros más abajo... asín que...   Juegue, que la cosa empieza con una subida de 7m… pero Ud. puede variar este parámetro para arriba y para abajo.






[1] el culo para cagar y las témporas para pensar (las témporas, las sienes); en las témporas, además, se siente el pulso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada