27 ago. 2013

DEL ESTRIBO, EL INVENTO MÁS REVOLUCIONARIO DE LA ANTIGÜEDAD


Viendo en A3TV la nueva versión de Ben Hur (a la que llegué por puro zapping; es que jugaba el Madrid)… Bueno, “viendo” es un decir, porque dejé de prestarle atención, y eso que quería ver la nueva carrera de cuadrigas, cuando vi a los romanos -de Roma- usando el estribo en sus monturas y, definitivamente dejé de verla, cuando me manda a Judá a “galeras”. Aquello fue total.

Bueno, con enviar a galeras ya había amenazado la dómina de la serie Viriato a más de uno y ¡¡una!!, lo que motivo ya un post al respecto.

Pero hoy va del estribo… y no es el huesecillo de oído interno.

A mí el estribo es que me fascina. El estribo (metálico y suspendido por correas), no la lazada en el dedo gordo del pie del siglo I aC que se utilizaba en meseta del Decán india, aparece documentado en China en el año 477 dC, aunque se cree que desde el año 300 dC se venía utilizando. Los chinos lo copiaron de los pueblos nómadas de las grandes estepas centroasiáticas; parece ser que de los heftalitas (hunos blancos) que fueron los que primero y mejor usaron los estribos. Una tribu hermana, los you-yan (que llamaron los chinos, ávaros que llamamos en occidente), los usaban ya cuando a mediados del siglo VI se asentaron en la llamada llanura panónica (por donde discurre el Danubio) que era una tierra de lombardos y gépidos, a los que vencieron y desplazaron.

Los bizantinos fronterizos con el nuevo jaganato[1] de los ávaros copiaron el invento… que a su vez fue copiado por los demás pueblos y territorios europeos porque el estribo proporciona un plus de ventaja al jinete al darle estabilidad, lo que le permite golpear (con lanza y maza), disparar (con arco) y cargar (con lanza y con toda la energía cinética que proporcionaba la velocidad del galope del caballo). El Strategikon bizantino (de mediados del s. VI) es el primero en citarlo y lo llama skala.

Lo que a mí me parecer raro es que si en la batalla de Adrianópolis (actual Edirne, en Turquía, en el 378 dC) los tervingios derrotaron a las legiones romanas gracias a que su caballería que utilizó estribos, ¿por qué no adoptaron de inmediato los romanos el invento que los derrotó? Los tervingios lo habían adoptados de los greutungos, que a su vez los habían obtenidos de otros pueblos menores de las mesetas centroasiáticas. En el 408 dC los hunos de Uldín aparecen en las estepas europeas saqueando a golpe de estribo y así, poco a poco, nuevas oleadas hasta los ávaros. Vamos, que “la caída del Imperio romano” fue a golpe de estribo… por no aprender a usarlo.

Para Roma la caballería era un arma auxiliar. Al principio las legiones no cuentan con caballería y posteriormente incorporan catervas[2] y turmas[3] de caballería. Las turmas eran de legionarios romanos y las catervas las integraban fuerzas auxiliares de guerreros de los territorios conquistados. Ambas generaban maniobras envolventes y de distracción. Sólo tras la 2ª Guerra Púnica (200 aC) incluyen las legiones ambas unidades de caballería auxiliar al ver el éxito de los jinetes númidas y bereberes; utilizaban una especie de silla de montar, pero no estribo.

La silla de montar (nacida en las estepas asiáticas también en el siglo I aC) ya era suficiente; había revolucionado la monta a caballo y los guerreros habían aprendido a combatir desde ella. En la batalla del río Gránico (334 aC) las tropas de Alejando Magno vencen a los persas y ambas caballerías, está documentado, usan sillas de montar, pero no estribo.

Lo que sí utilizaban las legiones romanas eran los cataphractus (caballos con jinetes  acorazados, copiados de los griegos: kataphractós) y los clibanarii (caballo y jinete acorazados) cuya misión era de efecto psicológico: el simple ruido de las herraduras ya asustaba al enemigo y las armaduras refulgían al sol (dicen). Pero no utilizaron nunca el estribo.

Por cierto, los primeros guerreros “europeos” en conocer el estribo (generalmente desde el VII al IX) lo consideraban simple y llanamente como una auténtica “mariconada” y no hicieron mucho caso de él hasta bien entrado el siglo IX, a pesar de los buenos resultados que dieron a los francos que comenzaron a difundirlo por toda Europa ya en el VIII. Parece que desde tierras germánicas se le puso el nombre: estribo, que significa “asa para trepar” al caballo, como “skala” de escalar, del griego.

Era el estribo, digamos, un “buen invento” pero los soldados a caballo de entonces no gustaban de utilizarlo hasta que a fuerza de demostrar que era muy útil en batalla se popularizó.

Ni siquiera los árabes gustaron del estribo, que habían conocido en Persia en el siglo IV, hasta que en la Batalla de Poitiers/o de Tours (10 de octubre del 732) las tropas de Carlos Martel los derrotan; una parte de la caballería franca utilizaba estribos y determinó el resultado de la batalla.

Desde luego, el estribo no supuso una revolución tecnológica, pero cambió la historia del guerrear a caballo.

Para Stephen D. White, en “La Revolución feudalThe ‘FeudalRevolution’ Emory University”, el estribo es el causante de la llegada del feudalismo al posibilitar el estatus de caballero, un hombre que debiera dedicar su tiempo -y recursos- a la instrucción y entrenamiento militar. Es que sobre el caballo se impone respeto y caballos, lo que se dice caballos para la batalla y lo que fuera, sólo tenían algunos nobles y familias de posibles (que solían acceder al estamento nobiliario). Caballo y caballero eran un todo muy especial. Las yeguadas militares tardarán en llegar.

En los cronicones antiguos y relatos de viajeros llama la atención que en la España medieval y posterior haya tanto hombre con acceso a caballo (sin ser caballero) que ni eran ni soldados ni nobles. Eran los “pastores” de las ganaderías bravas




[1] Territorio al mando de un jaghan, rango imperial equivalente a emperador; rey de reyes, Gran Kan
[2] Unidad y formación de combate de tropas auxiliares de las legiones romanas; el equivalente a lo que hoy sería una Compañía en una División
[3] Escuadrón romano de caballería: 30 jinetes a las órdenes de un decurio. 4 turmas integraban una Cohors Equitatia, y 4 cohors (16 turmas) integraban un Ala

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada