3 sept. 2013

DE CIFRAS Y DATOS SOBRE TURISMO PARA AGOSTO DE 2013


Nada más ser hábil el mes de septiembre HOSBEC sacó pecho: “Benidorm registra el mejor dato de ocupación desde el año 2007”. Británicos y portugueses (quién nos lo iba a decir; portugueses, vecinos en lo de la crisis) son los principales contribuidores al crecimiento de la ocupación hotelera benidormera. Vamos, que 2’9 puntos más que en 2012: 93’5% en agosto de 2013.

Y lo mejor ha sido que los españoles han supuesto en esa ocupación el 53’7%, un 8% más que en 2012, siendo el 46’3% para los extranjeros, donde los ingleses  han sido los más numerosos, el 32’8% del total. Los portugueses sumaron el 6’6%.

Y Uds. no se lo podrán imaginar pero un mercado que ha sorprendido este año (al menos a mí, y mucho) ha sido… ¡¡el argelino!!  Vale que sólo representa el 0’50% del total, pero la cantidad de argelinos sueltos este año por Benidorm (en hoteles -de donde es el dato- y en apartamentos, que escapan a la estadística) llama la atención.

Sí, Argelia se ha convertido este verano en un emisor hacia Benidorm con 5 vuelos semanales de Air Algerie entre el Houari Boumedienne y El Altet: una horita de vuelo y ciento y pico euros por trayecto (14.000 dinares argelinos). En fin, que pocos se lo podían (nos lo podíamos) imaginar hace nada y menos. Pero Argelia, para Benidorm, es Argelia; no en balde algunas escrituras de las viejas parcelas de la primera línea de playa decían aquello de “linda al Sur con Argelia, Mar Mediterráneo por medio”… Y parece ser que así está siendo este año; y la gente le gusta veranear “al lado”. Yo tengo hasta un vecino argelino en mi edificio, propietario desde hace 2 añitos, que pasa todo el verano en Benidorm, con toda su familia. Y muy majos.

En fin que estamos, en Turismo, que nos salimos. Y no sólo Benidorm, claro; toda España.
Por ello, todos los indicadores apuntan a que va a ser un muy buen año en la vieja piel de toro e islas de rigor. Tanto es así que leía ayer en El País que el presidente de la OMT, el jordano Rifai, había declarado que 2013 “podría ser el año en que Españarecupere el tercer puesto del ránking mundial que China nos arrebató en 2010”, aunque por ingresos vamos segundos, lo que es positivo.

Por cierto, lo que me llamó la atención de El País es que anunciaban unas “predicciones” de Tyler Brûlé, “el gurú de las tendencias viajeras”… Y tuve que buscar en la web quién c… era el tal Brûlé, porque yo sigo siendo agreste y montaraz en esta materia y sé lo que sé; nada más. En fin, que comencé a leer lo del tal Brûlé hasta la respuesta a la pregunta “¿Qué tendencia dominará el turismo en la próxima década?”, que es una buena pregunta… Pero tras leer la respuesta mandé la web de El País a la porra y me puse con el Mahjong Titans que se me da cada día peor: no sé jugar a nada.

El tal Brûlé es capaz de responder con un: “Obtener lo que mereces por lo que pagas”.

¡Dios!, eso lo llevo yo persiguiendo desde que tengo uso de razón, y…  pregunto: ¿no es esa la poderosa razón que impulsa todos y cada uno de los viajes de turismo? Porque si no obtienes “lo que mereces” por lo que pagas, pues le haces la cruz al sitio, no vuelves, y le generas toda la publicidad negativa que puedes.

En fin, corramos un estúpido velo con lo del gurú canadiense éste que como columnista del Weekend FT dicen que marca tendencias… Habrá que vigilarlo.

Y el caso es que mientras buscaba cuestiones de tendencias, turismo, Brûlé y todo esto, he dado con un informe de cómo estaba la cosa del turismo en 1986. ¡Toma ya!; lo tenía en un archivo propio.

Resulta que en 1986 el turismo mundial se caracterizó “por un cierto cambio de orientación en las corrientes de viajeros”.  Y leyendo resulta que lo que pasó es que los yankees pasaron de viajar a Europa con la misma intensidad que el año anterior, y a los europeos les dio por el Caribe.

Total, que hablábamos del turismo de hace 27 años con, atención, 340 millones de turistas mundiales (un 2’1% más que en 1985) y ahora mismo estamos hablando del dato de 2012: 1.035 millones de turistas mundiales. La proyección de la OMT apunta a 1.800 millones de turistas para 2030. Eso es una buena progresión; y lo demás son gaitas.

Me creo que me voy a detener un poquito más en cómo estaba la cosa del turismo hace 27 años… por comparar. Para una vez que en algo vamos a más.

Mañana les cuento, amenazo.


PD. He leído en Jot Down, Contemporany Culture Mag (azine) un artículo de Kiko Llaneras que hasta nos pone bien, dentro de lo que cabe y a su modo (hay que leerse hasta los comentarios finales y la moderación). Lo cual me hace pensar en lo del tal Brûlé (“Obtener lo que mereces por lo que pagas”)… y llego a la conclusión de que en Benidorm se obtiene. Vamos, que podemos considerarnos tendencia (de lo que sea) para la próxima década.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada