28 abr. 2013

DE LA CASA DE LA PRIMAVERA… CON ESTE TIEMPO



Con el mes de abril a punto de entregar la cuchara y el tiempo que tenemos (desde la gota fría del jueves, lo encapotado del viernes, lo frío y desapacible del sábado y las lluvias de hoy domingo), con fuertes rachas de gregal, ese viento que decía nuestro marineros de antaño que venía de Grecia (de ahí su nombre) y viene del noreste continental europeo, más de uno de los que nos visitan se pregunta (anoche mismo, mientras veíamos al Madrid ganarle otra vez al Atleti) si de verdad esto es “La Casa de la Primavera”. Las playas de Benidorm hacia arriba están maltrecha, el río Gorgos se desmelenó tras 150 l/m2 en La Vall d’Ebo, olas increíbles de mar fondo y marejada cuando la borrasca se ancla en las costas argelinas… Llueve, por qué no, en la Casa de la Primavera.

Y la verdad es que, cuánto daño nos hace en la mente de los simples la frasecita de don Wenceslao. Ahora bien, él nos llamó así… de cachondeo.

Irónico y mordaz, Wenceslao Fernández Flores “pagó” -negro sobre blanco- las atenciones que le dispensaron, a finales de los años 20, en La Terreta, donde me lo inflaron a arroces publicando la saga “Memorias de un devorador de Arroces”, en el diario ABC (promoción gastronómica con tintes de humor que diríamos hoy), allá por 1929, y en uno de aquellos cuentecitos sale lo de la Casa de la Primavera.

Pero tiene su miga la cosa. Leo en Alicante Vivo que cuando se supo lo de la oferta de probar todos nuestros arroces alicantinos, algún “amigo” le propuso a don Wenceslao “testar antes de emprender el viaje” hasta Alicante, donde presumimos de poder ofrecer hasta 365 arroces distintos (que no “paellas”); uno para cada día del año.

Y el humor, no falta en las cosas de don Wenceslao. Cuenta que un buen día se puso a llover.

Y describe así la lluvia alicantina, él que era ferrolano: “… caía una gota frente a la casa número 6, otra frente a la número 20, otra en la Rambla, otra en el castillo de San Fernando…”. Y va a más la cosa: uno de los contertulios admirado de que “lloviese” se levantó de la mesa con un: “… me voy, tengo un hijo de 7 años que  no ha salido nunca de la provincia (y que por eso no conocía la lluvia), y quiero que conozca la lluvia. Haré que se asome al balcón…”. 

Y claro, llega el drama. Para irse en busca de su hijo -y no mojarse- precisaba de un paraguas y… “… ¿quién tenía aquí (en Alicante) un paraguas? No recordaban bien (los contertulios)...”. Entonces, alguien dijo de pedir el paraguas “… Quizás a un señor que viaje mucho al Norte… acaso en las farmacias… Desde luego, alguien conocía en Denia a una anciana que poseía un paraguas. Si se quería enviar un auto a buscarla…”. De Alicante a Denia en aquellos días… Lluvia alicantina.

Así estaba la cosa en aquél Alicante de finales de los felices 20. Mordaz, don Wenceslao, ponía sobre el tapete, con humor, las secuelas de los casi dos años de auténtica -y esta vez sí- pertinaz sequía que se registraron en la provincia, al principio de la década aquella; veinte meses sin una sola gota de lluvia. Un periodo que nos dejó maltrecho el agro, sedientas las gargantas, destrozada la poca industria (que dependía del campo) y con toda la provincia desecha en rogativas ad petendam pluviam. Bueno, iban en procesión rogativa todos aquellos que no se vieron forzados a emigrar; los de por aquí se nos fueron al norte de África, a Argelia (a Orán, principalmente) y sus campos de cítricos y esparto principalmente. Tenemos tanta relación con aquellas tierras desde entonces que aún funciona “el ferry de Orán” desde el puerto de Alicante. Cosas de aquella y otras sequías. Las del XIX fueron tan catastróficas o más.

Pero volvamos al Alicante que nos ocupa, el de una década después de las rogativas, el de la “lluvia”.

Y claro, cuenta don Wenceslao que al día siguiente (y nos quedamos sin saber cómo terminó la odisea del señor y el paraguas, y, sobre todo, si el niño de 7 años vio por fin la lluvia) salió el sol… y el gallego socarrón de Fernández Flores enmienda sus sarcásticas líneas anteriores escribiendo aquello de “… Ya sé dónde se refugia la Primavera cuando el invierno baja del norte, como un vikingo depredador, para invadir Europa…”. Y vuelta a comer arroces.

Bueno, pues esto (Alicante y su provincia) es desde finales de los años 40 la Casa de la Primavera. En 1942 varios de los artículos publicados en el Diario ABC se integraron en un libro (La conquista del horizonte) y todos se fijaron en la frase de don Wenceslao Fernández Flores… y al iniciarse la aventura del turismo de posguerra alguien sacó… de su contexto: “Alicante, la Casa de la Primavera”. Y, la verdad, no hace mal a nadie… salvo a los tontos del paraguas.

Pero vamos, desde 1701 tenemos registros de que en abril… aguas mil. Y de que el tiempo es dinámico y cambiante, desde mucho, mucho, mucho antes.


--------------------------------------------------------------

PD. En cuanto a lo de “entregar la cuchara”, frase castrense donde las haya, debe entenderse como “morir”. Y tiene su origen en los hechos de 1565, en la Isla de Malta: el Sitio de Malta. Les tocó ir, cómo no, a los Tercios, como siempre, a desfacer entuertos con los agarenos que se habían empeñado en tomar la isla por la fuerza, cosas de Mustapha Passa, y desalojar a los Caballeros Hospitalarios (que reemplazaron en la plaza a los Templarios). Pues nada, toque al Virrey de Nápoles y éste que les envía los Tercios a vérselas con arqueros ávaros, lanceros mamelucos y infantes jenízaros. Los Tercios tenían pasión por apiolar a los jenízaros porque que en sus sombreros llevaban una cuchara de palo (con la que comían) que era considerada amuleto de buena suerte. Pues… no vean la que le había dado al jenízaro apiolado. Lo primero que hacían los soldados de los Tercios tras la batalla era rebuscar entre los sombreros jenízaros para conseguir su cuchara. Y cada soldado de los Tercios llegó a tener su cuchara… que al morir entregaba a otro soldado de los Tercios. No hay constancia de que todas fueran originales (cogidas a un jenízaro tras un combate), pero todos la tenían.




25 abr. 2013

DE DESPERTAR LA AUTOESTIMA EN TURISMO… CON SEBASTIÁN FERNÁNDEZ, DIRECTOR GENERAL DE TURISMO DE LA GENERALITAT



Los tertulianos de Los cafés del Meliá abandonamos por una tertulia el nido del Meliá Benidorm y nos desplazamos hasta el CdT Benidorm. Los hacemos una vez al año, que no hace daño; y el director del CdT, Francisco Juan Martínez, nos acogió con excelencia. Pero el tertuliano era el director general de Turismo de la Generalitat, Sebastián Fernández, para tratar cosas del turismo y el cómo estaba. Por ahí iba a ir la cosa de la tertulia. Sebastián jugaba en casa (Benidorm) y en su casa (el CdT de Benidorm)… aunque estos “cafés” serán siempre del Meliá.

Sebastián Fernández
Director General de Turismo
de la Generalitat.
(Foto: Mario Ayús)
Y en estas que metidos en faena el Sr. Fernández saca a relucir, benidormero que es, que, como nos conocemos, lo mejor iba a ser que en vez de dispararle a discreción (preguntas) le trasladáramos nuestra visión -y/o reflexión- del tema; que pusiéramos sobre la mesa opinión y valoración. La verdad, una transgresión del estricto protocolo que nos dimos en 2009… que naturalmente aceptamos.

Sólo hubo tiempo para siete reflexiones, siete; aunque algunas eran de esas que se las traen. Y se quedaron encima del mantel por lo menos catorce más.

Defendió el director general al diputado de Turismo (de la Dipu de Alicante)… lo que sólo se entiende por la afinidad de siglas políticas entre ambas administraciones y porque hasta entendemos qee la Dipu “se debe” a toda la provincia. Abogó Fernández por la colaboración de todos y por la voluntad de alcanzar acuerdos (entre todos) antes los retos inminentes que tenemos, como son la inminente temporada turística y… la llegada del AVE a Alicante… y es que me veo como en 1858, esperando el ferrocarril en Alicante, con las mismas expectativas que entonces y no sé si van a poner una línea de diligencias en “La Balseta” para traer turistas a Benidorm. Aquello fue un 26 de mayo (de 1858) y esto, dicen, va a ser un 24 de junio (de 2013).

Aquí llegados, café por medio (“vienés”, para casi todos, alguna infusión deslocalizada y un “sólo” para mí) exploté: ser miembro del club de fans del diputado salinero te da esa pizca de inconsciencia que te lleva a soltarle al amigo político que “el problema no es sólo el elemento en cuestión; el problema es, además, quien lo ha nombrado y lo mantiene en su puesto dejándolo campar a sus anchas”… lo que te lleva a pensar que el susodicho hace muy bien su trabajo y que el problema está un escalón más arriba. Y esta opinión no es sólo mía.

Hablamos de la Fundación Turismo Benidorm y el director general puso como ejemplo de gestión para la FTB la que se sigue en Valencia y que mueven los empresarios y el Ayuntamiento, sin los euros de la Generalitat ni del Dipu del lugar. Ellos, Valencia, pueden ser un buen ejemplo y, “de momento, abandonar el victimismo y demostrar fortaleza”. Pues en eso estamos de acuerdo.

Pero es que mantengo, amigo Sebastián, que en esto del “Turismo” hay muchas categorías y cada uno juega en la suya; y no es comparable la primera con la regional preferente, por muy preferente que sea. Todo es Turismo, pero no se juega igual. Y eso lo “pillan” pocos; los propios árboles no dejan ver el bosque.

Y así llegamos a lo del AVE que dicen que llega a Alicante para Hogueras (20-24 de junio; por San Juan). “Hacer esfuerzos para sacarle rentabilidad” pidió el político, porque “la llega del AVE será una revolución”. Sugirió “habilidad” en los planteamientos para que sea un instrumento positivo y destacó “la voluntad de RENFE de rentabilizar al máximo la línea”. Espero que por levantar tanto castillito en el éter no se vaya a llevar un propio de por aquí una sorpresa decepcionante y depresiva, porque -como pontificó Roc Gregori- “el AVE se queda a 45 km de Benidorm”. Detallito kilométrico a resolver… junto al del precio de billete. Que el AVE se mueve a base de euros. Significó el político que en poder de RENFE obran muchos buenos datos a favor de Benidorm en esta conexión, datos que ya oí hace cuatro años de boca del mismísimo director de explotación (en la Fundación Ferrocarriles Españoles) y que a día de hoy sigo guardando en la fresquera. De entonces, y de ahora, todos dicen que con esto del AVE: “oportunidades, hay muchas”. Veremos.

Destacó Sebastián Fernández Miralles que la coyuntura “nos ha hecho pensar y replantear muchas cosas”. Tantas cosas “que muchas no se repetirán”. Lamentó hasta haber tenido que aplicar un ERE en la propia Agència Valenciana de Turisme y animó al sector a “despertar la autoestima”. Es que resulta que “el turismo es una línea de negocio con dos flancos: el político y el empresarial”, cuestión en la que Javier Moreno insistía también. La inflexión entre ambos: “cada uno tiene que saber hasta dónde llega su responsabilidad”… y en eso no se van a poner de acuerdo, porque ambos se necesitan. Bueno, lo que se necesitan son euros y tanto uno como otro pueden pasar del “colega” en cuanto hay dinero suficiente.

Por último, hubo una pinceladita para la “tasa turística”. Valencia Plaza había contado por la mañana que “La tasaturística, en la mesa del Consell”… una vez que “Barcelona Turisme asegura que la tasa turística no ha incidido negativamente en la demanda”. Sebastián Fernández aseguró dos cosas al respecto: “no está en la mesa de trabajo del Consell” y que “será el sector privado el que la impulse”. Y sentenció: “No vamos a tomar medida alguna que afecte a la competitividad del sector”… Al tiempo.

 Y en esas que sonó el teléfono y como mañana viernes día 26 viene el President Fabra a Benidorm, a clausurar la Asamblea de HOSBEC (y a más cosas), y como había que tratar cuestiones de turismo, el director general se nos tenía que marchar. Y se marchó.

Y nos fuimos del CdT “Domingo Devesa” de Benidorm no si antes agradecer a Francisco Juan Martínez el que nos albergara, y a los alumnos que habían preparado y servido el excelente menú -y los cafés- la profesionalidad con la que lo había hecho. El CdT cumple su cometido.




24 abr. 2013

DE DEBER. ALGUNOS DEBEN… HASTA DE CALLARSE



Sabemos que nacemos ya debiendo algo; pero no tanto. Es que debemos con todas las administraciones. Se ha vuelto a publicar la lista de los municipios de España, su deuda viva, y a cuanto tocamos.

Madrid, la capital, debe 7.429’6 millones €. Es la que más, pero dividido entre el número de sus residentes resulta que no tocan a tanto; estaría Madrid en el puesto nº 78 con 2.297’70 € por habitante. Que es un pastón, pero no es casi nada si lo comparamos con Monasterio de la Sierra, un pueblo burgalés de la Sierra de la Demanda de tan sólo 48  habitantes, que aunque sólo debe 409.000 €, resulta que sus habitantes tocan a 8.520’8 € por cabeza y eso les convierte en los más endeudados de España, un triste honor que les hace encabezar este puñetero ranking.

Barcelona debe 1.178 millones € (puesto 1.111 del ranking) con 726’74 €/habitante de deuda viva. Valencia, la tercera ciudad del país y la tercera con la deuda más grande, con 975 millones €, ocupa el puesto 380, de 8.116, y los valencianos (de Valencia) tocan a 1.224’29 € por cabeza.

En España tenemos ocho mil ciento dieciséis municipios (8.116) que a final del año 2012 (31.12.2012) debían, agárrense los machos, más de 35.000 millones de euros (35.163.241.000’00 € en números redondos). Si sumamos la deuda de los consorcios, y esos otros organismos mangurrieros, nos vamos a un poquito más (35.290 millones €). Esa deuda de 35.163 millones € entre los 47’2 millones de españolitos censados a ese 31 de diciembre de 2012 nos deja la cosa en que tocamos a 744 € por ciudadano.

Yo firmaba ya deber sólo eso; porque en Benidorm, que ocupamos el puesto 174, con una deuda de 121’4 millones €,… tocamos a 1.664’2 €/hab. Y eso dueleeee.

Pero, ojo, que tenemos en la vieja piel de toro 3.055 municipios que no deben nada… y no es justo que “paguen” justos por pecadores.

Vamos; que morosos, deudores, son 5.061 municipios en toda España. Y en el puesto 5.062, empatados a no deber nada a los bancos, tenemos a 3.055 municipios todos apelotonaditos (imagínense un millón de chinos en un cabina telefónica) y como me los ponen en orden alfabético resulta que cierra el listado otro pueblecito burgalés: Zúñeda (61 habitantes), en la comarca de La Bureba; en el Corredor de la Bureba, cerca de la Sierra de Atapuerca.

De esos 3.055 municipios que no deben nada a los bancos tenemos en la provincia de Alicante a 21 municipios… entre los 3.037 habitantes de Hondón de las Nieves y los 59 de Famorca. Poblets como Balones, Beniardá, Benillup, Benimarfull o Benimeli están entre los que gestionan lo que tienen sin ponernos la soga al cuello con los bancos.

Pero luego, entre los endeudados, tenemos en la provincia de Alicante, en el puesto nº 34, a Finestrat que con 6.932 habitantes y 31’2 millones € de duda viva… con lo que tocan a 2.910 €/hab. O, también de la Marina Baixa, Guadalest (puesto 103) donde sus 238 habitantes tocan a 2.042 € por cabeza de los 486.000 € de la deuda de su Ayuntamiento. Calpe, otro municipio turístico de por aquí está en el puesto 277; debe 41’6 millones y sus 29.550 habitantes salen a 1.409’4 € por vecino.

No sé en qué, ni cómo, pero un poblet de la Vega Baja del Segura, Daya Vieja, tiene la lamentable mácula de encabezar el listado deudor provincial, desde el puesto 14, con 3’3 millones €… lo que a sus 758 habitantes les repercute en 4.382 € de deuda viva por dayense.  

El documento los retrata a todos: Polop de la Marina (a 1.121’1 €/hab.), Xàbia (a 1.023’8), Dénia (a 895), Altea (a 743’7), l’Alfàs del Pi (a 729’7), Villajoyosa (a 729’5), Torrevieja (a 702’1), La Nucía (a 675), Elche (a 670), Orihuela (a 654’5), Teulada (a 651’9), Callosa d’En Sarrià (a 624’1), Pilar de la Horadada (a 582), Alcoy (a 550’7) o Alicante (a 527’9)…

Muchos de estos municipios, como decía al principio, por deber… deben hasta de callarse, porque si vemos en qué se lo han gastado y con qué alegría… pues…

Algunos podrán decir, argüir, que han debido prestar unos servicios que otras administraciones no les daban. Y hasta puede ser verdad. Pero…

Ah, insisto, deuda viva es la referida al crédito financiero, con cajas y bancos... lo que dice más bien poco de muchos de nuestros munícipes.




23 abr. 2013

DE UN HOTEL-ESCUELA QUE NUNCA FUE; DEL CdT DE BENIDORM



Les contaba hace unos días lo del 1er Congreso de Turismo de la Comunidad Valenciana (Benidorm, diciembre de 1983) cuando se planteó lo de la necesidad de la formación profesional en el sector (en la Comunidad Valenciana) y se reivindicó la creación tanto de la Escuela Superior de Turismo de la Comunidad Valenciana, como de hoteles-escuela y hasta del Instituto de Estudios Turísticos de la Comunidad Valenciana.

Ni que decir tiene que Benidorm, sede de aquél congreso, quería quedarse allí mismo con la Escuela Superior de Turismo… y ahora tiene un CdT (de la Red de Centros de Turismo; el primero que se construyó) y alberga la sede del INVAT.TUR (Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas) que es lo que se ha convertido la vieja idea del Instituto de Estudios Turísticos.

La cosa es que, para cuando el congreso (e incluso antes), Benidorm estaba en lo de conseguir un hotel-escuela. Era un viejo sueño. Y hasta se hablaba de tener un clon en Cuba e intercambiar experiencias antillano-mediterráneas entre Benidorm y La Habana. Y se luchaba porque las distintas Administraciones del Estado, las que fueran, pusieran los duros necesarios para hacerlo realidad. Y hasta se cedieron terrenos. Y hasta se hizo un proyecto para una edificación de 8-10 plantas que pudiera albergar aquella idea.

Bien entrados los años ochenta hasta se comenzaron las obras; sólidos cimientos para una construcción que no terminó de levantar 3 alturas… y que con el tiempo se convirtió en el primer centro de una red de centros similares en la Comunidad Valenciana.

Soñando un futuro turístico esplendoroso con personal profesional muy bien formado iban pasando los días. Y en esto que llega el conseller de Trabajo de entonces, Miguel Doménech, y dice que lo que se construía en Benidorm iba a ser una Escuela de Formación Profesional Ocupacional.

¡La jodimos! Ayes y lamentos, dimes y diretes, por doquier; un ejército de plañideras recorría los estamentos de la ciudad. Casi todo el mundo se preguntaba: ¿cómo se le puede hacer esto a Benidorm?

Un conflicto de proporciones descomunales estalló. El Ayuntamiento vendiendo por doquiera que iba su Escuela de Hostelería, ya ni siquiera hotel-escuela, y la malvada Consellería de Trabajo rebajando el nivel. Para agravar la cosa, desde Valencia se remitió un comunicado a los Medios locales donde se leía muy a las claras lo de “formación ocupacional”: “formación a parados”, ¿qué se habían creído?

Es más, hasta el director general de Turismo de entonces, Miguel Mairena, se deja caer por Benidorm, a finales de 1990, y dijo que la Consellería de Industria, Comercio y Turismo sólo contempla la construcción de Centros de Turismo en las ciudades de Valencia, Alicante y Castellón. Mairena, copio de mis notas, “eludió por dos veces la respuesta de qué hacer con Benidorm” y se remitió al futuro Centro de Alicante como el único en la provincia, y que se estudiaría la organización de cursillos en algunos hoteles de Benidorm. En la gestión del Centro de Alicante revoloteaba el Instituto Cavanilles de Altos Estudios Turísticos.

Es más, un Mairena muy guerrero dijo que trabajaban por poner en marcha la Escuela de Turismo de la Generalitat en consonancia con alguna de la Universidades existentes, y no en Benidorm. Que en Benidorm actuaba la Consellería de Trabajo. Aquello levantó ampollas.

En FITUR’91, con las katanas afiladas, chocaron colectivos de Benidorm y estructuras del Consell. De regreso a la terreta, la Generalitat instó una reunión Ayuntamiento-Dirección General de Turismo; hasta el mismísimo presidente Joan Lerma hizo acto de presencia. El conseller del ramo turístico, Andrés García Reche, pasaba muy mucho de Benidorm desde el “boicot” benidormense a la marca “paraguas” Mediterrània. Había elecciones a la vuelta de la esquina y había que darle vida a una estructura de hormigón armado en la que se habían enterrado, se decía, cerca de 400 millones de pesetas.

De aquella reunión salió que lo de Benidorm aún iba a ser cosa de la Consellería de Trabajo, pero que habría “Escuela de Hostelería”.

Y antes de las elecciones de 1991 se colocó una “primera piedra”, en un edificio que ya coronaba su tercera y definitiva planta, anunciándose a bombo y platillo que desde Trabajo (Consellería o Ministerio, de donde fuera) se invertirían 300 millones de pesetas para terminar y equipar el nuevo centro. Y allí mismo se pidió opinión a los profesionales, de ceño asombrado y fruncido, para saber cómo debían ser las cocinas, las aulas y las dependencias que necesitaran. Todo estaba muy fresco y querían colaboración para poner en marcha en el curso 1992-93 una Escuela de Hostelería que dispondría hasta de un restaurante. En el mismo acto se quedó para constituir un Patronato rector al efecto.

Benidorm debería olvidarse de su aspiración de hotel-escuela de 80 habitaciones y centrarse en la nueva propuesta. Y allí mismo todos asintieron. En las semanas siguientes hubo un trasiego de contactos y firmas de convenio, siempre con la Consellería de Trabajo.

Lo de aquél acto de la primavera de 1991 fue una fiesta; tanta fiesta hubo que algún hotelero de raza y con poderío económico dijo en voz alta: “¡Que no hemos renunciado a la Escuela Superior de Turismo!”. Y casi le da un muere a alguna autoridad presente.
Con el tiempo aquella construcción (1995) pasó a ser Centre de Desenvolupament Turístic y luego la letra “D” mayúscula pasó a “d” minúscula como Centre de Turismo… y esa es otra historia…



22 abr. 2013

DE ALFONSO PUCHADES ORTS, UN CATEDRÁTICO VOLCADO EN LA SOLIDARIDAD


Pues nada, que fui a Los cafés de Meliá a conocer más de un ilustre benidormer (aunque nacido en Valencia), catedrático de Anatomía que fue de varias universidades… y terminé hablando de cómo lo pasan en determinadas comunidades sudamericanas con las que el doctor Alfonso Puchades Orts (Valencia, 1942) está muy comprometido.

Alfonso Puchades Orts
(Foto: Mario Ayús)
La familia Puchades ha estado ligada a Benidorm a través de los Orts, la rama materna que es más “del poble, més d’ací”. Los Orts y los Llorca tienen tradición marinera muy arraigada en la villa. Luego salen estos hombres que gustan del mar para otros menesteres. Otro benidormer, tío materno suyo, Francisco Orts Llorca (1905-1993), hermano de su madre, influyó notablemente en su dedicación a la medicina. Alfonso había decidido estudiar Medicina y en Madrid, en casa de su ilustre tío, la estudió y abrazó la anatomía. Este Orts, recordemos, fue discípulo eminente de los no menos eminentes Rouviére, Fischel y Vogt, y varias veces propuesto para el Nobel. Sin duda le marcó. Como otro ilustre médico benidormer, José Pérez Llorca (1902-1996) médico de la Armada, que llegó a Inspector General de Sanidad (con rango de Almirante) y reputado oftalmólogo. A ambos los elogia y de ellos tomó la rama docente; con 23 años era ya Alfonso Puchades Orts profesor ayudante en la Complutense madrileña.

Bien pronto comenzó su relación con América. Marchó en 1964 a Brasil con una beca de cooperación del Colegio Mayor Guadalupe (mientras hacía la mili en el Hospital de la Princesa) y con el tiempo ha cambiado, aún dentro de ese continente, la ubicación de su pasión: ayudar a los demás.

Volvió a España para ser profesor adjunto de Anatomía (curso 1969-70) y poner en marcha la Facultad de Medicina de la Autónoma de Madrid. Así comenzará una aventura poniendo en marcha facultades y acumulando anécdotas a la hora de conseguir material para sus clases. En 1972, ya como catedrático de Anatomía, pondrá en marcha la de la Universidad de Murcia; en 1973, la de la Universidad de Extremadura… En 1977 vendrá al CEU de Alicante y cuando en 1979 se crea la UA será el primer catedrático de su Facultad de Medicina aún cuando Antonio Gil Olcina figuraba como Presidente de la Comisión Gestora y no aún como Rector. Buscó los terrenos del Hospital Universitario de San Juan… y terminó como catedrático de Anatomía de la Facultad de Medicina de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Fue el primer y último Decano de la Facultad de Medicina de Alicante… y esa circunstancia concurre en poquísimas docentes.

Benidorm siempre ha sido su casa y su refugio, como ahora; pero tiene el corazón “partío” con la región ecuatoriana de Esmeraldas, en el interior (fronteriza con Colombia), en la zona que delimitan las cuencas de los ríos Santiago, Cayapas y Oncoles, desde la Sierra del Cóndor al Pacífico, pero más en el interior. Muy satisfecho está de haber colaborado con una doctora italiana (de nombre Valeria) especialista en enfermedades tropicales; después del verano, en noviembre, acudirá al acto de comunicación oficial de la erradicación de la oncocercosis. Pero mucho más está de la colaboración de Benidorm, que él promovió hace ya diez años, para construcción de escuelas rurales, para comunidades indígenas, en aquella zona, con ya más de cinco mil niños escolarizados y formados en las 200 escuelas que se han puesto en marcha con apoyo benidormense (e iniciativa y mayor implicación suya).

Otro proyecto, ahora un poco abandonado, es de Luba (Guinea Ecuatorial), la segunda ciudad de la isla de Bioko. Luba era la antigua San Carlos, y Bioko era Fernando Poo. Cosas del dictador Francisco Macías. Luba fue el jefe del poblado bubi de Balanché que se levantó contra los españoles en 1910. Luba murió, Macías murió y… Teodoro Obiang, y su hijo Teodorín, siguen haciendo de las suyas en uno de los países más ricos del mundo en recursos y más paupérrimos (permítaseme que así lo exprese) en desarrollo. Y ahí también hubo colaboración de Benidorm, impulsada por Alfonso Puchades y las Hermanas de la Doctrina Cristiana de Benidorm hasta que Teodorín retuvo los envíos de material escolar y medicinas para que no pudieran llegar a su destino.

Alfonso Puchades Orts, feliz jubilado e impaciente por reemprender nuevos viajes a Esmeraldas, nos contó varias de anécdotas y “sucedidos” en el campo docente y en el de la colaboración, siempre a título personal (solo una vez con Médicos Mundi).

Y por fin hablamos de anatomía. Se deshizo en elogios a la mano. Tiene una lección magistral sobre la misma que es impresionante. La mano y el “dedo gordo” han sido y son fundamentales para la especie humana. Detalló sus músculos y evolución; se le iluminó la cara. Le fascina la mano y todo lo que ella encierra. Les dejo este enlace: “La mano, admirable don del hombre”.

Y le pregunté por el músculo más fundamental del hombre… más allá del corazón que es un músculo muy especializado; tanto, que ha derivado en ese mágico artilugio que es para nuestras vidas. Y me respondió que el psoas. Yo no había oído hablar de él nunca (y lo he buscado: músculo ilio-psoas o psoas ilíaco). Si entrar en más detalles, une la columna con el fémur; nos permite levantar la pierna e incorporarnos cuando estamos acostados.

Es fascinante la labor docente y solidaria de este benidormer que apunta el golpe de sangre cántabra en los Puchades Orts que aportó “la abuela Virginia” cuando Francisco Orts Lloret al mando de la goleta, de aparejo americano “La Lloreta” entró en el puerto de Santander… y allí conoció a Virginia.

Historias con final feliz en Los cafés del Meliá




20 abr. 2013

DEL CENTÉSIMO VIGÉSIMO QUINTO CAFÉ DEL MELIÁ



Pues no que llevamos 125 tertulias cafeteras en el Meliá Benidorm. Sí, el pasado día 5 celebramos la centésimo vigésimo quinta cita.

Todo comenzó un 18 de septiembre de 2009… y aún nos siguen aguantando, y dando café, el Hotel Meliá Benidorm.

Desde estas líneas, un sincero agradecimiento a su director: Antonio Escobar. Antonio es también tertuliano de pro, que no quiere contarnos sus andanzas por esos mundos de Dios y que nos ha acompañado casi, casi, en todas las tertulias.

Esta vez no tuvimos invitado; nos bastamos para analizar la situación. Bueno, incluso nos hemos puesto un poco exquisitos de cara a nuevos invitados; la lista es larga y, con la edad, nos hemos vuelto un poco exigentes. Vamos, que ha llegado un momento en que parecía que hasta teníamos que pedir un poquito de pedigrí. No obstante, imperó el sentido común (que es el menos común de los sentidos) y seguiremos invitando a quien nos plazca por el mero hecho de hacer, estar, sentir esta terreta. Hay triunfadores a porrillo y aprendemos de ellos; hay pzos de sabiduría local sin fondo de los que seguir bebiendo; incluso hay gente transmontana que nos puede contar mucho. Benidorm está rodeada por un maravilloso y casi perfecto cíngulo de montañas, con fuertes pendientes hacia el mar Mediterráneo, que conforman el Puig Campana, la Serra Gelada, el Ponoig, el Margoix, les Mamelles de la Monja, la Serra Cortina y la Serra de Callosa…

Analizamos el viernes los resultados de la Semana Santa… que desde que tengo uso de razón turística se reduce a tres días (jueves, viernes y sábado… santos) y debatimos sobre ocupaciones, rentabilidades, precios y calidades y… Resulta que ya en los papiros Derveni se divagaba sobre esto; incluso en el Poema de Gilgamés ya se apuntaba algo. El presocrático Demócrito ya filosofó sobre esto… que, vamos, es siempre lo mismo. No siempre se está de acuerdo con lo que nos ha tocado.

Llegados aquí me gustaría señalar que, en muchas ocasiones -quizás, en todas-, ni los galones de la edad, la sabiduría, la Academia, el conocimiento y la vida bajan los humos a algún obcecado, y sólo el protocolo prusiano que aplica el optimista moderador, señor Ayús -Mario para amigos y enemigos-, que pone unas migajas de orden y concierto… con cierta mano dura.

Pese a todo, oiga, la gente de por aquí se pirra por someterse al Tercer Grado de Los cafés del Meliá; y no te digo por ser tertuliano de nómina. Aunque eso debe ser porque el café, las infusiones y los zumos van de gañote. Gracias, Antonio; una vez más.

Los primeros tertulianos a los que invitamos a compartir la tarde con nosotros (al principio poníamos a caldo la situación del poble y pontificábamos sobre el bien y el mal) fue a la Asociación Motorista “Ángeles Guardianes. Estaban en el Meliá Benidorm y quisimos saber más de ellos: 20.11.2009. Y claro, si venían ellos… ¿cómo no va ir el alcalde de Benidorm? Y a la semana siguiente, noveno café, Agustín Navarro.

Y le tomamos gustillo a aquello. ¿Por qué no averiguamos de verdad lo que es el INVAT.TUR cuya sede está aquí? Pues invitamos a café a Josep Ivars, y que nos lo cuente. Contábamos con ventaja, es un gran profesional y buen amigo, y no se negó. Supimos qué se hacía en el famoso Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas.

Y ya metidos en faena, y en el año 2010, que si Manolo Escobar, que por algo vive en el poble (“Mientras Benidorm tenga mar, aquí estaré”, que dijo), que si el noruego Johan Galtung (que vive en l’Alfàs y es director del Instituto de la Paz y mediador internacional), que si Mario Gaviria, que si concejales por aquí y por allá para que nos contaran que cosas estaban haciendo… o iban a hacer… Así, 125 tertulias con 100 invitados: el último, es que vamos tomando regusto sibarita, ha sido la Cofradía del Queso Manchego… y claro, antes del café, bastante antes, hubo queso, vino y otras viandas. Y no era la primera vez, que por aquí han desfilado vinos y viandas.

Todos los ex alcaldes vivos que nos quedan has tomado café ya; todos los candidatos en elecciones que han sido, también. Todos los políticos que Benidorm ha dado a la Democracia… menos Leire Pajín. Eso sí, todos los tienen algo que contar de la sociedad civil de Benidorm han pasado o está programado que pasen por la tertulia, desde el presidente de los hoteleros, Antonio Mayor, al presidente de “La Barqueta”, Paco Rosera. Y también los alcaldes y ex alcaldes de la Marina Baixa; que Benidorm también es su comarca.

Recuerdo con cariño a algunos invitados llegados, por cierto, de la Universidad: Fernando Vera Rebollo (Instituto Universitario de Investigaciones Turísticas, UA), Manuel Figuerola (U. Antonio de Nebrija, Máster de Turismo) o Armando Ortuño (Urbanística). Y también a José Mª Caballé (Servigrup) que hizo un hueco en su agenda para estar con nosotros, al maestro Luis Fco Esplá, a los Mendoza (Enrique y Pepe) que nos descubrieron secretos del vino, Antonio Manuel Puchades y sus ideas de Benidorm… y a tertulianos de pro, 
compañeros de tertulia, que nos han ido descubriendo facetas casi desconocidas: Miguel Alberto Martínez Moge, cuyas barbas no nos dejaban ver su hidalga figura; Juan Portolés Juan, que siempre tiene una idea rondando; o Roc Gregori Aznar que a fuerza de verlo y hablar con él todos los días no terminábamos nunca de ver cómo de grande se hace uno en temas de turismo.

Gente del mundo de la cultura también, aunque yo soy menos dado a comentarlo: Fina Llacer, Alfonso Grau, Mª José Prendes, Edy Guerin, José Tamarin… hasta María Jesús (y su acordeón) y Susana Estrada. No nos privamos de nada.

En fin, de los cafés que me tomo, reporto.

Bueno, que estamos en la 4ª temporada -o 4º Curso- y que tenemos programa hasta que termine julio. Que los cafés en verano van con hielo.




19 abr. 2013

DE LOS CINCUENTA AÑOS QUE LLEVAMOS DANDO LA VARA CON LO DEL MUNICIPIO TURÍSTICO… Y ESTAMOS COMO EN 1963 (y III)



Y terminamos.

Se dice, se comenta, que al final resultó que lo del Municipio Turístico y su financiación sólo era cuestión de las Comunidades Autónomas y de voluntad, mucha voluntad. Pero la voluntad no siempre es férrea.

Fue irse Zaplana a Madrid de ministro y en la Generalitat menguar la partida de fondos, y engrosar las categorías de municipios turísticos promocionando municipios de una categoría a la inmediatamente superior… hasta llegar hoy a ¡¡212 municipios turísticos en la Comunidad Valenciana!! Y esto no es así; no puede ser lo mismo Jávea que Catí; Torrevieja que Olocau; Benidorm que… Banyeres de Mariola. Algo hemos hecho mal.

Aquí, en la Comunitat, por este lado vamos fatal.

El Municipio Turístico, aquí (en la Comunidad Valenciana), queda recogido en la Ley 3/1998, de 21 de mayo, de Promoción y Ordenación del Turismo en la Comunitat Valenciana que ya empieza dándonos una patadita al plantear “consolidar los destinos ‘maduros’” y apuesta por los “nuevos” proyectos. Identifica la ley a los Municipios Turísticos por “volumen de oferta y demanda”.

Y no sé si para dejar bien a las claras que no tenía nada que ver con algo que llegó desde Benidorm, la ley valenciana establece como categorías de municipios turísticos las de Destino Turístico, Destino Vacacional y Destino de Atracción Turística. Benidorm entra en la categoría de Destino Turístico… y al pie de la letra leída la ley… pues no cabe ningún otro más; pero aquí no vamos de eso.

Pero vayamos a la Ley (en la Comunitat Valenciana): Los Destinos Turísticos tienen la posibilidad -¡ojo!, la po-si-bi-li-dad; que lo mismo no la tienen- de suscribir con la Generalitat convenios para servicios específicos y recibirán orientación de la Agència Valenciana de Turismo en planes urbanísticos y en la conservación y diversificación de atractivos… Vamos, “pelas” condicionadas.  Los convenios serían para tres cosas: Compensación Financiera, Adaptación y Competitividad y Comunicación… pero “pelas” directas, lo que se dice euros mondos y lirondos, no. Aunque la verdad, hay que decirlo: lo de “compensación financiera” (menos da una piedra) sirve… aunque “sólo en parte”, como dice el mismo texto legal.

Y sirve para cosas de las oficinas de información turística, cosas de la conservación de los recursos ecológicos-medioambientales-histórico/artísticos-culturales, cosas de policía y seguridad ciudadana (¡¡menos mal!!), cosas de limpieza viaria (¡¡todo un detalle!!) y cosas mobiliario urbano (¡¡algo es algo!!). Y será la Agència Valenciana del Turismo la que anualmente fije los mínimos para optar. Y en la Ley de Presupuestos se fijará, también anualmente, la cuantía que a estos menesteres se destina. Anualmente hay que pelear la ayuda.

Para este viaje no hacían falta estas alforjas…

Pulsemos otras teclas… pasando de la Constitución de 1978

La Ley 51/2002, de 27 de diciembre, Reguladora de las Haciendas Locales, que es la que reforma la Ley 39/1988, se convirtió en la primera de ámbito estatal que recogía el concepto de Municipio Turístico… a través del artículo 115 que deja muy claro que “serán municipios turísticos aquellos que: a) tengan una población de derecho superior a los 20.000 habitantes, y b) el número de viviendas de segunda residencia supere al número de viviendas principales, de acuerdo con el último censo de Edificios y Viviendas.

Por primera vez en España, en esto del Municipio Turístico, tenemos claro un criterio que, además, excluye a las capitales de provincia y a los municipios de más 750.000 habitantes, y dice bien claro que los municipios turísticos “participarán en los tributos del Estado…” con arreglo a los dispuesto en el artículo 112 que es mediante a) Cesión de la recaudación de los impuestos sobre hidrocarburos y las labores de Tabaco, y b) Participación en los Tributos del Estado.

Pero, ojo: La Ley 39/1988 (que reformaba la Ley 51/2002) fue derogada por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, que aprueba el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales… aunque en su Artículo 125 dejará al Municipio Turístico y su financiación como estaba. Su aportación, y nunca mejor, dicho es que fija en el 2’0545% de los rendimientos que no hayan sido objeto de cesión a las CCAA por los impuestos de hidrocarburos y tabaco, e introduce un índice de evolución ya que el cálculo se hizo sobre ese año de 2004. Y sólo del IRPF de aquí llegaría el 1’76%.

Hay juristas que dicen que esta ley es lesiva para muchos porque fija normas al margen de las CCAA (que son las que tienen competencia EXCLUSIVA en esto del Turismo), pero cuando una Comunidad Autónoma como la Valenciana considera que todo el monte es orégano turístico, pues mejor que te lleguen sus migajas y un cachito de la financiación estatal.

Pero es que a esta tampoco llegamos en Benidorm por un detallito de nada, un lío burocrático en el que anda bregando el senador Agustín Almodovar Barceló. De momento, la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, ya manifestó a finales de 2012 su deseo de solucionarlo: “Que localidades como Benidorm, por ejemplo, no sea considerado municipio turístico llama la atención”. Pues la llama, y mucho.
Y dijo también que el ministro José Manuel Soria tenía previsto (tenía, pretérito imperfecto… más bien imperfectísimo) la inclusión de Benidorm en la relación de “municipios turísticos” en la que hay 21 municipios de toda España y en la que ya están, por ejemplo, Calpe, El Campello, Dénia, Xàbia (Jávea) y Santa Pola

Y aquí estamos… igual que cuando en 1963 don Pedro Zaragoza ya dejaba caer lo de la Carta Económica. ¡¡Cincuenta años en los que no hemos avanzado nada!! Lo que municipios como Benidorm (73.000 vecinos de derecho… y nunca menos de 125.000) necesitan para mantener sus servicios son euros contantes y sonantes. Muchos de los que aquí pasan seis meses o más al año pagan sus impuestos en su comunidad de origen; y los que vienen de vacaciones, también.
                         



18 abr. 2013

DE LOS CINCUENTA AÑOS QUE LLEVAMOS DANDO LA VARA CON LO DEL MUNICIPIO TURÍSTICO… Y ESTAMOS COMO EN 1963 (II)



Me quedé en la primavera del 83, y lo retomo…

Las elecciones locales de 1983 las gana el PSPV y Such queda fuera del Consistorio. Entonces el nuevo alcalde, Manuel Catalán Chana, mueve el 1er Congreso de Turismo de la Comunidad Valenciana recogiendo esa necesidad de la figura Municipio Turístico
Un poco antes, en Granada, en la reunión del Grupo de Ciudades de Congresos, al que asiste Benidorm (y su nuevo alcalde) se pide “la financiación reglada para los Municipios Turísticos a través de la Ley de Régimen Local” y, ante ello, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), previo al congreso benidormense de diciembre, se pone de acuerdo en definir el Municipio Turístico en una ponencia conjunta que presentan los ayuntamientos de Benidorm, Valencia, San Bartolomé de Tirajana, Mahón y Santiago de Compostela. “Municipio turístico es aquél en el que el Turismo constituye la actividad fundamental, cuando no única, en su desarrollo socioeconómico”… y eso es lo más que consiguen consensuar… porque de pesetas, no consiguen rascar nada.

Y como parece que hay sintonía, en el inmediato 1984 es de nuevo Benidorm el anfitrión de la 1ª Reunión Municipalista del Turismo que pretende definir el Municipio Turístico. Definir, definir, poco; pero de aquella filosofada benidormera salen tres categorías: Municipio Eminentemente Turístico, Municipio Turístico y Municipio de Interés Turístico… y en la euforia de la cita se termina pidiendo el Estatuto Legal del Municipio Turístico en el que se incluye tipologías, órganos de gestión y procedimientos de declaración de las figuras legales. Vamos, que lo pusieron en bandeja a las distintas administraciones del Estado lo de legislar la figura del Municipio Turístico. Aquello fue devolverle al Estado la punzadita de 1981 del Secretario de Estado de Turismo en la que decía que el municipalismo había fracasado en esto… ahora que el famoso “librito blanco” del municipio turístico, tres años después, aún era una entelequia.

Cargados de optimismo se me fueron los munícipes del Turismo a estropearlo todo en la 3ª Asamblea de la FEMP (1985) dónde sólo se ponen de acuerdo en crear, ¡válgame Santa María!, las Mancomunidades Turísticas de Municipios. Es que todos los asistentes se sienten eminentemente turísticos, de 1ª División, y todos quieren más. Lo único bueno de aquella asamblea fue que para zanjar la cuestión se pidió el 1er Estudio sobre la Incidencia (real) del Turismo en el PIB que tuviera en cuenta la participación de cada municipio en los ingresos por divisas, en la evolución del empleo del sector y en las transferencias corrientes y de capital entre el Estado y las Comunidades Autónomas en las que se integraban.

También se creó, sobre el papel, un Fondo Anual de Cooperación Intermunicipal, para los Municipios Turísticos, dotado con el equivalente al 10% de los Presupuestos Generales del Estado para cada año y que repartirían, al alimón, las comisiones de Turismo y de Hacienda de la FEMP con “unos criterios que se decidirían antes de la próxima Asamblea”… y aquí estamos… porque luego se argüirá que el artículo 30 de la Ley 7/85, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local se supone que entiende de estas cosas de los Municipios Turísticos. ¿Es que nadie se dió cuenta de ello? Pues no, y resultaba que en base a ese artículo las Comunidades Autónomas podían habilitar regímenes especiales para municipios “en cuyo término predominen las actividades turísticas… (…, industriales, mineras u otras semejantes)”. La pelota estaba en el tejado de las CCAA… y otra vez más nadie quería jugarla.

Nuevo parón, y ante este nuevo parón es nuevamente Benidorm quien monta en 1990 (sigue de alcalde Manuel Catalán Chan) el 1er Congreso Nacional de Municipios Turísticos. Catalán Chana en la apertura del congreso señala el chirrido que sale de los engranajes de la maquinaria administrativa del Consell. Para el Consejo de Turismo de la Generalitat, creado en 1987, se propuso en 1989 que en su composición entraran 4 alcaldes de “Municipios Turísticos”… Pues ahí se ancla el alcalde para pedir que se defina ya, de una vez por todas, qué es un Municipio Turístico (para la Comunidad Valenciana) y propone, y el Congreso hace suyo, que se inste “a todos los Gobiernos autonómicos, a todos los Parlamentos autonómicos y a todos los Partidos Políticos que los componen… a… la redacción de un proyecto de ley que contemple las singularidades de los municipios turísticos”. En mano, al ministro José Barrionuevo, se le entregó esta petición.

Y el ministro se volvió muy contento a Madrid porque había venido a Benidorm, y así nos lo dijo en una rueda de prensa en el Hotel Los Dámatas, para decirles a los congresistas que “desde la Administración Central no se podía, bajo ningún concepto, ‘discriminar’ a unos municipios respecto a otros”. Vamos, que Madrid en esto se desentendía del tema. La cosa era de los Gobiernos autonómicos. Y eso que se le dijo bien a las claras que a Benidorm no le importaba que no lo consideraran como “municipio minero” (aunque hubiera una peseta por medio)… ya que hubo una mina de ocre en Sierra Helada y no se sentía discriminado para nada de eso. Total, la pelota en el tejado de las CCAA… como propone la Constitución de 1978, que nadie lee.

Tras el congreso de Benidorm, los dos partidos mayoritarios (PP y PSOE) anunciaron que desde el ámbito autonómico, donde gobernaran, pondrían en marcha la figura legislativa para la financiación de los municipios turísticos…

Y lo que se consiguió es que primero Canarias (Ley 8/86), y luego Cataluña (Ley 8/87), abriera el melón y le siguieran casi todas las demás autonomías… aunque muy timoratamente porque sus propias leyes tampoco les dejarán margen de maniobra hasta… el año 2002, ya en el siglo XXI. Y porque la cosa va de dinero “extra”.

Pero volvamos a Benidorm, donde todo esto comenzó.

En 1992, casi treinta años después de que el alcalde Pedro Zaragoza prendiera la mecha, el nuevo alcalde, Eduardo Zaplana recoge el testigo y comienza un meditado peregrinaje monotemático en favor del Municipio Turístico y, fundamentalmente, de su financiación con una serie de conferencias y jornadas específicas en Madrid, Sitges, Almería, Calviá y otros municipios turísticos para concienciarlos al respecto, al tiempo que hace que el PP tome por bandera el tema. Cuando en 1996 llega a la presidencia de la Generalitat (valenciana) promete en su discurso de investidura que “habrá Ley de Turismo de la Comunidad Valenciana” y verá por su financiación. No obstante, habrá que esperar a su segunda Legislatura (1999) para tener consignada una primera partida de 1.400 millones de pesetas y el primer listado de municipios turísticos con arreglo a la clasificación de Benidorm de 1984: eminentemente turísticos, turísticos y de interés turístico. Habían pasado 37 años desde que lo pidiera Pedro, don Pedro, allá por las postrimerías de 1963.

Mañana, más…




17 abr. 2013

DE LOS CINCUENTA AÑOS QUE LLEVAMOS DANDO LA VARA CON LO DEL MUNICIPIO TURÍSTICO… Y ESTAMOS COMO EN 1963 (I)



Fue en 1963 -con lo que hace 50 años ya, o los va a hacer en unos pocos meses- cuando el entonces alcalde de Benidorm, don Pedro Zaragoza Orts tuvo los redaños necesarios para pedir en los foros imperiales del momento lo que él llamó Carta Económica propia de cada Ayuntamiento turístico para poder financiarse adecuadamente. Esto fue cosa de la 1ª Asamblea Provincial de Turismo, previa a la 1ª Asamblea Nacional de Turismo (1964) que celebró el Municipalismo español. Las asambleas provinciales previas (y sólo Barcelona, Málaga, Mallorca y Alicante las realizaron) se pudieron celebrar como paso previo de la parafernalia de la Ley 197/63, de 28 de diciembre, de Zonas y Centros de Interés Turístico Nacional. Que es que ni por esas se atrevían a proponerlo.

Pedro, don Pedro, lanzó su propuesta de Carta Económica para la financiación de los Ayuntamientos turísticos, la defendió, se debatió y… Pedro, don Pedro, fue muy aplaudido, pero la 1ª Asamblea Nacional aprobó lo del “Spain is Different”, lo de las fiestas de interés turístico, lo de las denominaciones geoturísticas, lo del seguro turístico, lo de la creación de la Orden al Mérito Turístico y lo de la promoción de la caza y la pesca como alternativa al turismo convencional. También se habló mucho de escalonar las vacaciones y adecuar el tema escolar a ello; bla, bla, bla.

Pedro, don Pedro, se amparaba en el Proyecto del Plan Nacional de Turismo de 1952, que había pedido el ministro Gabriel Arias Salgado, y, sobre todo, en el documento que 10 años después (1962) daba carta de naturaleza al Plan al ser llevado al Consejo de Ministros, y que, además, sirvió de base para todo lo turístico del 1er Plan de Desarrollo. En el documento se alertaba ya de la necesidad de arbitrar una financiación extraordinaria a ciertos municipios “como en los que se desarrolla el turismo”.
Pedro, don Pedro, se volvió a Benidorm con las manos vacías y siguió vendiendo las bondades de su Carta Económica para los Municipios Turísticos.

Pero, ¿qué es la Carta Económica? Pedro, Don Pedro, me dijo en su día (y anoté) que “la Carta Económica es la ayuda extraordinaria que el Estado concede a un municipio por su singularidad”. En este caso, el turístico; y en el caso de Benidorm era para poder mantener los servicios en una población que en temporada estival ya quintuplicaba su población invernal. Y eso que hablamos de 1963… y ahora mismo, en el 2013. Benidorm tiene 73.000 habitantes censados (diciembre 2012: 72.991 en realidad) y debe dar servicios a una población que nunca baja de 125.000 en lo más crudo del invierno, y en momentos álgidos del verano se superan tranquilamente los 350.000, llegando a una fluctuación deambulante momentánea (sin pernoctación) de casi medio millón.

Y ahí se quedó la cosa, Pedro, don Pedro, predicando la necesidad financiera, todos asintiendo… y nadie haciendo nada… Hasta la 2ª Asamblea Nacional de Turismo que ya presidieron los Reyes -don Juan Carlos y doña Sofía- porque entre dimes y diretes nadie le ponía el cascabel al gato, y ya estábamos en 1975… y la casa sin barrer.

Los trabajos previos para el IV Plan de Desarrollo (1976-1979), que obviamente no se puso en marcha, comenzaron en 1973 reconociendo que en España, más allá de zonas turísticas, había ¡¡municipios turísticos!!, y se planteó, ¡por fin!, la creación de un régimen fiscal especial para los Municipios Turísticos que contemplaba  la imposición de tasas para sufragar servicios cuya implantación fuera consecuencia el carácter turístico de la localidad. Pagar más, con independencia del “pagano”, no satisfizo a nadie; en especial al alcalde de Benidorm de entonces, José Manuel Reverte Coma (el forense al que debo un Post) que sacó bandera en defensa de una financiación directa. Naturalmente que muchos aplausos… pero nada más.

Y en esas que el sucesor en la alcaldía de don José Manuel, el alcalde don Miguel Pérez Devesa se alía con el Instituto de Estudios Locales y organiza en Benidorm la 1ª Reunión de Municipios Turísticos (1974) en la que se pide la “creación de un fondo de compensación para los municipios turísticos” y se postula que sean tenidos en cuenta datos de población censada, plazas de alojamiento, población turística e incremento del gasto municipal para las prestaciones que debe soportar el Ayuntamiento. En aquella reunión no se llegó a las manos de milagro: ¿quién es -y quién no es- municipio turístico? Todos se consideraban ya turísticos y merecedores de unos duros extras del fondo de compensación aquél.

Claro, en la 2ª Asamblea y delante de Sus Majestades no quisieron repetir, por mucho interés que puso Benidorm (y algún otro), la escenita de decir quién -y quién no- es municipio turístico… y pasaron por encima la cuestión.

Y por pasar, pasaron por alto que hasta la Constitución de 1978 en su Artículo 148, apartado 1, punto 18 [Las CCAA podrán asumir competencias en las siguientes materias: Promoción y ordenación del Turismo en su ámbito territorial] les proponía que el Turismo fuera competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas. Y ya con la Carta Magna, tantas competencias que se querían, las CCAA deberían haber tomado el testigo de la figura legal del Municipio Turístico.

Pero no, como la Constitución sólo se la leen los que opositan a funcionario, y no en detalle, un nuevo parón en esto del Municipios Turístico… hasta que en 1981, desde la Secretaría de Estado de Turismo sale a la palestra Ignacio Vasallo y dice que como el municipalismo no consigue ponerle el cascabel al gato va a ser el Ministerio el que lo haga. Monta Vasallo una reunión en Sitges y -como tampoco se ponen de acuerdo- sale con lo de un “Libro Blanco” sobre el tema: un estudio en profundidad sobre quienes de verdad pueden ser municipios turísticos y cómo se les puede financiar.

Pasa todo el año 82 y nadie pía nada sobre el estudio anunciado por Vasallo. Y llega 1983, y como la situación es cada vez más insostenible (y hay elecciones a la vuelta de unos días), el entonces alcalde de Benidorm, José Such Ortega, mueve la cuestión para promover en Benidorm un encuentro al más alto nivel para definir el Municipio Turístico y para que se entienda qué es un municipio turístico propone que se fijen en la triada Benidorm/Mahón/San Bartolomé de Tirajana- y, al mismo tiempo, también la figura del Municipio de Interés Turístico (MIT) para aquellos que sin ser los tres antes citados tengan connotaciones claramente turísticas. Such lo explicaba diciendo que “en el Turismo, como en el Fútbol, había divisiones y sólo unos pocos jugaban en 1ª División”. Sobre el papel, y ya con aliados, muchos lo entendieron.

Mañana seguimos…




16 abr. 2013

DE LA DESMEMORIA. DE HACE TAN SÓLO 20 AÑOS: 1993 (y II)



Comenzó la segunda mitad del año (07.07) localizando los cadáveres de los pescadores vileros a 40 metros de profundidad (que dejamos ayer) y poniendo a un alicantino en el Consell (Luis Berenguer) y a otro en el Gobierno (Pedro Solbes), aunque hubo dos ministros más de claras connotaciones con la Terreta (Carmen Alborch y Vicente Albero). Y, claro, un titular demoledor: “El 30% de los desocupados de la provincia de Alicante no perciben prestaciones por desempleo”.

El nuevo Gobierno anuncia (16.07) que su primera prioridad al constituirse es “la consecución de un pacto por el empleo” que Nicolás Redondo (UGT) y Antonio Gutiérrez (CCOO) acceden a negociar… con el 22’25% de la población activa en el paro

Todo iba mal: la peseta (31.07) por debajo del mínimo permitido por el Sistema Monetario Internacional (1 marco = 82’82 pesetas). El precio del dinero (el interés bancario) estaba en julio el 10’5% (como en los años 70) aunque terminará el año (04.12) en el 9%.

Un Consejo de Ministros extraordinario (04.08) presentó un paquete de medidas urgentes que nos iban a sacar del pozo: “reforma del mercado laboral, protección al desempleo, lucha contra el fraude, racionalización de los gastos sanitarios y adaptación de la Seguridad Social”. La cosa pintaba muy mal y, pese a las advertencias del SMI, la peseta se deprecia (10.08) hasta los 141’94 con respecto al dólar y a las 83’47 frente al marco… Entonces (11.08) el Baco de España dice que la crisis “parece haber tocado fondo”.

Y el 1º de septiembre, para darle la razón, la Bolsa desciende de la cota psicológica del “300”, y el presidente ZP (05.09) anuncia, en Lisboa, que “el pacto social se harán ‘con dolor’”, cuestión que es rechazada, “por castigar al parado”, por CCOO y UGT (07.09), aunque, junto a la patronal (09.09) ven que no hay más remedio y optan por él. Entonces (24.10) el Gobierno envía al Consejo Económico y Social su “plan de recorte de las prestaciones de desempleo que afectará a 1 millón de parados”. Al finalizar septiembre se contabilizan ya más de 3’5 millones de paradosel número más alto de la Historia”. Por ello Julio Anguita remite a FG (01.12) una carta que provocará “la ruptura de relaciones PSOE-IU”. Con todo, el ministro Solbes (04.12) anuncia que en enero (1994) entrará en vigor “la mayor reforma laboral desde la aprobación el Estatuto de los Trabajadores”. Se ampliaron las causas de despido, modificación de la jornada laboral y nuevos contratos de aprendizaje. Bill Clinton (07.12) respaldará la reforma. UGT y CCOO (14.12) anuncian una huelga general (27.01.1994).

La Comisión Europea aprobó (29.10) el Plan de Reconversión de la Siderurgia Integral española y el Consejo de Política Fiscal y Financiera aprueba (29.10) que el 15% del IRPF vaya a las CCAA. La FEMP hace público (06.11) que la deuda de los municipios supera ya los 300.000 millones de pesetas, una “situación insostenible”.

Una de las primeras medidas del Gobierno, aprobada por el anterior (del mismo color) será la de aplicar el “medicamentazo” (25.07; financiación selectiva de los medicamentos) donde se dejaron de financiar 740 especialidades farmacéuticas. Sí, sí: me-di-ca-men-ta-zo.


Y como no hay 2 sin 3, se descubre un “fraude en las prestaciones por desempleo” (10.11) por 2.600 millones de pesetas, que se irá ampliando conforme las investigaciones avancen, y se anuncia (14.11) que el volumen de la deuda pública española alcanza ya el 54’3% del PIB.

Ah, y ETA poniéndonos 9 petardos en las playas alicantinas (4 estallaron) los días 21 y 24 de julio, y secuestrando al industrial Julio Iglesias Zamora (05.07). En agosto volvió ETA de veraneo a nuestras playas (más petardos) y Alicante clama contra ETA (17.09) con “200.000 lazos azules”. En San Sebastián (12.10) se manifestarán 80.000 personas a favor de la libertad del industrial, que será liberado (29.11). ETA daba por terminado el año un poco antes (19.11) asesinando a un general de… ¡Sanidad!

¡Coño!, el 26 de julio se constituyó el Banco de Valencia que… no ha durado ni 20 años… Y Cataluña despidió el año (05.11) “pidiendo más competencias”.

Se publica (13.08) que las agresiones de los agricultores franceses a las exportaciones agrícolas españolas del primer semestre han supuesto unas pérdidas de 15.000 millones de pesetas.

Un detalle: Juan Guerra volvió a Benidorm (23.09) y esta vez sí declarará: “nunca he estado en Alfaz del Pi”. Y fotos por medio, que toda la prensa publica, da media vuelta y se va.

Por aquí hubo una unanimidad manifiesta: “Rechazo a la marca Mediterrània”, rezan casi todos los titulares de julio. Es más, en diciembre la Dipu de Alicante acordará (19.12) que “la marca Costa Blanca será prioritaria en la provincia”… en detrimento de la marca paraguas. Benidorm ya había pasado de ella.

En 1993 dejamos mucha sangre por el mundo: un legionario de Monóvar resulta herido en Bosnia (30.07), pero los cascos azules españoles consiguen llegar a Mostar y asegurar el abastecimiento y la ayuda humanitaria a lo largo de agosto. Hubo más sangre: dos cascos azules alicantinos (15.11) resultarán heridos en un atentado en la “liberada” Mostar.

En lo académico, el curso comenzará mal en la Universidad y en los colegios e institutos: 30.000 escolares de la provincia de Alicante no podrán hacerlo (14.09) porque la Consellería no ha adjudicado aún plazas; “había un lío que no veas”, me recuerda un profes de aquellos días. En lo nacional, huelga universitaria (27.10) por la subida de tasas que llega a la UA (24.11) con movida en el campus, tras extenderse (16.11) por toda España.

El caso Gloria Martínez fue de máxima actualidad: desapareció y nadie ha vuelto a saber. Bueno, se publica (16.09) que “estaba narcotizada cuando ‘desapareció’”. Y la clínica no pude desmentirlo.

En lo político y por aquí, Eduardo Zaplana es elegido presidente regional del PPcv (26.09) y se ofrece (27.09) “para gobernar el Consell”. No perdía el tiempo. En 1993 también hubo elecciones gallegas (17.10) que  las ganó de largo el PP. Y estando las cosas como estaban, ojo, Aznar y FG terminan reuniéndose (27.10) y “abren una tregua entre PSOE y PP” porque la crisis lo demanda.

Por cierto, a lo largo de 1993 se lleva a cado el desmantelamiento de todas las infraestructuras de RENFE en Alicante; el proceso culmina (05.11) cuando se excluye a Alicante del proceso de reorganización de las unidades territoriales de negocio y de adecuar la comunicación con Madrid. Ante la algarabía formada se anuncia (18.12) que “la línea Murcia-frontera francesa pasará por Alicante”...

El 1º de noviembre entró en vigor el Tratado de Maastricht (supresión de fronteras y unión económica y monetaria) y Bruselas (12.12) incluye a Alicante como “frontera” de la UE, reforzando la internacionalidad de puerto y aeropuerto. Incluso (07.10) se cedieron ya los terrenos para la Oficina de Marcas (OAMI, lo de la armonización del mercado interior).

También hubo sus momentos para las revistas del hígado: Bigas Luna y Javier Bardem asisten en Benidorm (29.09) a la proyección inaugural de “Huevos de Oro”, rodada en Benjidorm, y dos italianos se nos casaron (02.08) en los fondos de la Isla de Benidorm, a 15 metros de profundidad. Se decía por aquí que “en el fondo” no eran tan tontos.

Bueno, pues sí que pintaban bastos en 1993… Otra de “crisis” servida. Tranqui, Carlangas, que lo de tu desmemoria (selectiva) lo entiendo