5 oct. 2014

DE UN CAFÉ POR LAS NUBES... CON LOS PIES EN LA TIERRA. CON EMIGDIO TORMO


Emigdio Tormo
[Foto: M. Ayús]
Pasó a tomar café con nosotros el viernes día 3 en el Meliá Benidorm un piloto de aerolínea comercial que es, además, el coordinador de Ciudadanos (C’s) en la provincia. El viernes estuvo en la tertulia Emigdio Tormo.

Los Tormo son una institución en el mundo del Derecho en Elche y Emigdio, al final, claudicó; tras formarse como piloto en Florida (USA) terminó haciendo Derecho, y con el tiempo conformando sus cuatro pasiones en la vida: su familia -esposa y 4 hijos-, la aviación, el Derecho y la política. Y con las cuatro convive.

Desde los 19 años lleva volando… con un lapsus de 18 meses que los dedicó a la Diputación cuando puso en marcha la Agencia Provincial de la Energía, pero ni cuando la política tocó a su puerta (antes y ahora) ha dejado de volar. Ahora lo hace en Air Nostrum y llegó a la tertulia tras un salto del Mediterráneo entre Italia y Alicante.

Fue, durante 8 años, concejal por el PP en Elche; incluso portavoz del grupo municipal. Pero un día se cansó y lo dejó. Se fue porque aquí “han arruinado a la CV y han incumplido todas sus promesas; ¡ya está bien!”. Eso sí, reconoció que “la política es un veneno” que cuando llega a la sangre se convierte “en una droga contra la que resulta muy difícil luchar”. Ahora mismo es el coordinador provincial de Ciudadanos (C’s) y está francamente por la labor de coaligarse con UPyD: “pondremos todos los palitos para lograr el puente C’s-UPyD”. “Fui votante de UPyD al dejar el PP”.

Destacó Tormo el potencial de Benidorm para sus siglas, que junto a Alicante y Elche son los puntos emblemáticos en política de la provincia, y señaló que su formación, C’s, son muy optimistas de cara a la próxima primavera porque “las tendencias, en política, son evidencias” y las tendencias que apuntan a C’s son francamente favorables. Aún no tienen ninguna cabeza de cartel para la primavera, pero están en ello.

Valoró muy negativamente a sus ex compañeros del PPcv distinguiendo entre el PP y el PP de la Comunitat Valenciana (PPcv): “dejé el PP cuando consideré que el partido había dejado de ser leal a la CV”. Valoró negativamente al PSOE, en general, y mantuvo esa valoración para la Izquierda en su conjunto hasta llegar a Podemos (“una patada en el trasero del sistema”) reafirmándose en la oportunidad y nuevas formas que supone Ciudadanos (C’s) a los que elogió señalando la identidad que existe con UPyD, hasta con la líder magenta, aunque precisó que Rosa Díeztiene hechuras del PSOE” y eso marca mucho.

Pero el Emigdio Tormo más dinámico de la tarde del viernes fue el Emigdio  piloto. No es que al Emigdio política le faltara chispa, pero en el aire se desenvuelve, aún con la misma soltura, con unos toques de vaporosa agilidad.

No sé, tal vez porque comenzara pilotando un helicóptero en misiones de apagafuegos contratado por el ICONA, en Moratalla, junto con aquellos equipos ucranianos que se hicieron famosos por sus “multimisiones” (“volaban para todo, lo mismo apagando fuegos que transportando equipos de aire acondicionado; al que los contratara”). Luego ya pasó a servicios de aerotaxi y de trasplante de órganos y terminó haciéndose el curso de piloto profesional en Florida para comenzar a volar -ya profesionalmente- con una aerolínea holandesa y su periplo hasta llegar a Iberia Regional Air Nostrum.

Fue didáctico: nos proyectó un aterrizaje en Barajas, sin problemas, y nos relató mil y una peripecias ocurridas en esos “saltos” que pega: desde contarnos el mal español de algunos controladores aéreos en España (los idiomas oficiales OACI son inglés, español y francés) como Levante Control o las dificultades para tomar tierra en Sondica, Bilbao, con viento Sur, y en buen montón de aeropuertos. No es oro todo lo que reluce.

Fue divertido: “el jamón, serrano; y el avión, norteamericano” -no dice no a Airbus, pero es más de Boeing- o “el que no vuela no rompe aviones”.

Fue ameno: nos habló de la jerga en que hablan los pilotos, del mundo de la cabina, de las azafatas, de la vida de la gente de la aviación, de sus salarios, del futuro, de los sindicatos, de los controladores, de meteorología, de turbulencias, de navegación aérea, de pasillos y aeropuertos. 

Coincidimos en la catedralicio que resulta el aeropuerto de El Altet (ese que ahora llaman Alicante-Elche[1]) e inaudito de la actitud del Comité de Rutas. Hablamos de tubos de Pitot y del vuelo de Air France 447 (junio 2009); incluso del Malaysia MH370.

Una foto del radar sobre la tormenta del lunes (a la quededicamos un Post) abrió y cerró la tertulia de “Los cafés del Meliá” donde Emigdio Tormo tertulió con nosotros. A esas nubes, a esos frentes, ellos les llaman “porquería”.

La verdad es que se nos pasó el tiempo en nada; se quedaron muchas preguntas en el tintero: desde una visión sobre Cataluña para unas siglas que salieron de Cataluña, y qué pasa en Benidorm, en el capítulo apelativo, entre Ciudadanos (C’s) y Ciudadanos por Benidorm, que es otra cosa de otro talante y otro color. Tal vez eso quede para cuando nos acerquemos más a la Primavera; no hemos hecho más que comenzar el Otoño y por medio queda el frío Invierno.

Ah, discrepamos sobre la valoración de Carolina Punset para las siglas C’s. Yo me creo que ella no se lo cree.







[1] Esto es cosa mía; de mi cosecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario