11 jul. 2015

DE COMPARAR LO QUE NO SE PUEDE COMPARAR: GRECIA CON… NADIE


Lo de Tsipras no tiene nombre; lo de sus palmeros, menos. Un referéndum y un “que viene el lobo del Grexit” para presentarse en Europa a las 48 horas y decirles que si querían ajustes por8.000 él los preparaba para 13.000 millones de euros que muy recortado es el perfil territorial griego y que más recortado lo va a dejar él. Ahora entiendo a Varoufakis (flor de unos meses) y su mutis por la Acrópolis twitera. Para ese viaje no había falta bajarse tanto los pantalones. Va tener razón The Guardian: Tsipras, lo que quería era que triunfara el sí; y lo compara con Sísifo, rey de Corinto (Éfira, por aquellos días), y su condena a subir en gran peñasco montaña arriba una y otra vez (porque los muy cabronazos de los dioses se la tiraban montaña abajo cuando estaba a punto de alcanzar la cima).

Y aquí ando; esperando a que los jaleadores tsipranianos lo jaleen de nuevo; es que por no querer un acuerdo “leve” resulta que él mismo ha impuesto a los griegos, al menos en papel, un acuerdo “grave”. Ni un aplauso les he escuchado; claro, porque a ver qué gili aplaude eso.

Y mira que han tenido barra libre y manga ancha para decir todas las tonterías que han querido. Recuerdo esa de que “España sólo ha puesto 6.000 millones y no los 26.000 que dice el Gobierno”. Y el majadero lo explicaba: “que 20.000 son en avales”, como si los avales no fueran un dinero “por si acaso”. Y lo mejor: olvidaba el economista ultravioláceo decir que esos 26.000 millones es un dinero que no teníamos o que nos lo quitamos de las cosas nuestras. Asín que, menos contemplaciones con el paisano (político) griego.

Y luego están los que echan mano, como en 2011, de la comparativa con la Alemania de 1953 y la quita que se le hizo con el Acuerdo de Londres.

Y eso es uno de los problemas que tienen los motores de búsqueda en la Internet: ponen al abasto de cualquier meninge información sin procesar que luego, sin empacho, son capaces de despachar intentado quedar como eruditos en la materia… hasta que otro recurre a la Internet y le saca el pero. Y es que, como dice el refrán: todas las frutas maduran; el pero, nunca. (el pero, rosácea de otoño, es una variedad de manzana).

La quita de 1953 de la deuda alemana fue eficaz porque se incardinó en un modelo de crecimiento industrial (en Grecia, la palabra industria la vinculan únicamente al turismo), rigor fiscal (en Grecia aún siguen haciendo el censo de piscinas para ver si consiguen endiñarles un impuesto; y cada día “hay” menos piscinas), estabilidad monetaria (la que les da el Euro; porque la vieja dracma era un drama), libertad de movimiento de capitales (y se les van todos), defensa de la libre competencia (esto me recuerda que Vicky Leandros, griega, compitió en Eurovisión por Luxemburgo… y ganó), existencia de reguladores independientes (ja, ja, ja), prioridad de las exportaciones y la inversión sobre el consumo (¿exportaqué?) y un Estado del Bienestar sostenible (que es justamente lo contrario a lo que llevan los griegos).

¿Pero de verdad hay alguien que se atreva a comparar Alemania de 1953 con Grecia de 2015? 

Ah, un detallito sin importancia (¿?) mientras Adenauer se puso desde el primer momento a dar garantías a sus acreedores de que Alemania iba a ser capaz de pagar y de ser lo que hoy es, la Grecia de Tsipras y Syriza lo primero que hizo fue hablar con el tal Vladimiro -Putin- (la UE-28 tiene embargada a Rusia) saltándose a la torera la filosofía comunitaria. Grecia, ni arregla su economía ni demuestra ser un socio de fiar.

Y la cosa está en que desde 1981 no ha habido un gobierno que merezca la pena en Grecia. Están en la UE por lo que están.

Y es que en Grecia nunca han tenido un Ludwing Erhard, el introductor de la Economía Social de Mercado (el llamado “capitalismo renano”, de Renania, el contraposición al furibundo “capitalismo norteamericano”) que no es otra cosa que entender que hay sectores sociales y económicos que no pueden acceder a los beneficios del Mercado y es en ello donde el Estado debe aplicar una política social activa para compensarlos. El mejor ejemplo lo tuvimos en la comparación RFA-RDA. Ya con eso se debería callar hasta el apuntador.

Erhard no estuvo solo: Röpke y Euken estuvieron apoyándole e iluminándole. Wilhelm Röpke impulsa el “humanismo económico” pero abomina del “Estado-billetera”; el Estado no está para pagarlo todo sino para velar para que se den las condiciones económicas para que el sistema se financie y ayude a todos. Walter Euken, por su parte, ya había dejado sentadas las bases: el Estado debe colaborar en la formación de un Orden económico. Y ahí estuvo, dale que te pego hasta su muerte en 1950. En 1954 se fundó el Instituto Walter Euken para potenciar el ordoliberalismo; y ahí sigue… el instituto.

¿Hay alguna figura así en Grecia?; al menos, ¿hay alguna voluntad de esto en Grecia?

La deuda pública de Grecia (a diciembre de 2014) era del 177’70% del PIB (38% en manos del Mecanismo Europeo de Estabilidad) y en diciembre de 2015 será del 180%… y eso que ya hubo una quita en 2012 de 107.000 millones € -ciento siete mil millones de euros- que se dice pronto…

El 13% de la población trabaja en la agricultura, que sólo aportan el 4% del PIB para centrarse en producir tabaco y algodón. La captura y exportación de esponjas es su principal actividad pesquera, aunque no la única en país volcado al Mediterráneo. La industria apenas si produce el 13’8% del PIB con el 20% de la población activa. Grecia es el mayor armador (buques) del mundo y los grandes armadores griegos (la marina mercante es el 10% del PIB) desconocen el significado de la palabra “fisco” El resto lo echa el sector Servicios donde el Turismo es el motor (11% del PIB). Y hasta tenían un Ministerio de Desarrollo (que lo mismo lo he traducido mal y en vez de ministerio ponía en el papel Misterio de Desarrollo y he perdido la hoya). Ahora, lo del Ministerio de Gobernanza Electrónica me ha dejado a cuadritos; que no sea por ministerios.

Y no es que en Grecia no haya dinero (los que lo tienen, claro) porque resulta que entre octubre de 2014 y mayo de 2015 la contabilidad financiera bancaria pone a las claras que 30.000 millones de € sacaron los griegos de sus cuentas por la vía legal; 10.000 millones más en los cuatro días previos a decretarse el “corralito”. Pero una cosa es tener (ganado con el sudor de la frente propia o ajena) y otra contribuir.

A Grecia, la quita ya ha sido de 107.000 millones €; a Alemania, en 1953, fue de 24.000 millones de marcos (62% del total). Ah, el 3 de octubre de 2010 Alemania terminó de pagar su deuda. La acumulada por las reparaciones de Guerra la terminó de pagar en 1983 y quedaban pendientes unos interesillos de nada que se siguieron pagando hasta el pago final de 69’9 millones de euros en 2010.
Vale que todas estas cifras están en función de los pagos de la IGM y que fueron los de la IIGM los que se encontraron afectados por la quita. Pero es que Alemania asumió un pago de 296.000 millones de marcos-oro (Conferencia de Boulogne, junio de 1920)… y los pagó.

La fountanella, la faldita que forma parte del traje típico griego dicen que tiene 400 pliegues (a uno por año que permanecieron bajo dominio turco)… Habría que contarlos.

Ah, y como guindas, dos enormes. Los gastos de Defensa habían sido los menos afectados hasta ahora. Grecia, con la que está cayendo, es el país europeo de la OTAN que más dinero público destina a Defensa (2’1% del PIB); mantiene casi el doble de carros de combate “Leopard” (alemanes) que España, el triple de aviones de combate y 13 veces más submarinos que España. 15 de cada 1.000 griegos están en el Ejército (en España, 2’7 ) y el doble de bases militares. ¿Y quién les paga eso?

Y la segunda: Eurostat es una buena fuente, pero los datos se compilan con retraso. La crisis comenzó, digamos, en 2007. Pues bien, en 2012 Gracia gastaba en prejubilaciones (y ya estaban rescatados) más que Alemania, España y Portugal juntos. ¿Y quién les pagaba eso? En Grecia hay 600 categorías laborales y con posibilidades de acceder a la prejubilación con 55 años están profesiones tan complicadas como peluquero (todo el día entre pelos), músico de viento (todo el día soplando) o presentador de televisión (todo el día…).

Y yo esperando que sigan jaleando a Tsipras…




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada