26 abr. 2015

DE CUANDO COMPRÉ UN LIBRO POR UNA IMAGEN


Llevaba un tiempecillo detrás de él, pero sin excesivo ahínco. Es que una cosa es verlo en internet -incluso en Google Books- y otra manosearlo. Yo soy de estos últimos.

Lo cosa es que una vez había visto una lámina de la primera autocaravana que yo podía imaginar, y me impresionó. Y dos días antes de San Jorge me encontré el libro. Y me hice con él, tras comprobar la existencia de la lámina. Lo imaginaba más grande, pero debieron ser los años y la idealización del recuerdo.

Y, ale-hop, en la página 776 estaba mi autocaravana, The Wanderer; construida según los detallados planos del Dr. Gordon-Stables por la Bristol Waggon Co. ¡Hasta con pianola en el “salón”! No faltaba detalle: incluso litera desmontable para el ayuda de cámara. Y lo más genial: el triciclo (que aparece en el plano seccionado) era empleado por el valet para ir avisando a los caminantes de la proximidad de The Wanderer cuando este iba en marcha. Pesaba cerca de una tonelada y cuando los caballos la arrancaban, frenarla a tiempo suponía un espectáculo.



Había visto fotos de época de “The Wandererer”, y reseñas de que fue restaurada en 1963; incluso que está en el Caravan Club de Londres; “The Old Lady”, desde entonces.


Pero en el libro hay muchas cosas más. Hasta el pasaporte expedido a Goethe (Johan Wolfman Goethe, el todo terreno alemán “inventor” del Romanticismo) para circular por Italia en 1787. Pero a mí me ha gustado más el que la Intendencia de Policía de la Provincia de León expide a don Alonso González Sierra para ¡viajar por el interior del país! y en ¡¡línea recta!! Y estábamos en 1826.

Pero a lo que he prestado más atención, el libro -Teoría y Técnica del Turismo; de Luis Fdez. Fuster (1917-2005), profesor que fuera de la Escuela de Turismo de Madrid- en su 5ª Edición, que dice que es de 1980 (pero no sé yo lo actualizado que estaría), es al capítulo de “El futuro turístico del Mercado europeo”.

El profesor era optimista entonces: “irá ‘in crescendo’”. Y habla de las etapas: “termalismo, casinismo, montaña, playas frías, alpinismo, itinerancia y playas calientes”, etapa en la que seguimos, aderezada con otras nuevas que van surgiendo y sumando etapas, pues el libro se quedó en 1980. Y señalo lo de “lo actualizado que pudiera estar” porque leo: “En el futuro, el desarrollo de la aviación dará, sin duda, lugar a un crecimiento de un turismo intercontinental”. Pero sí tenía visos futuribles: apunta que el turismo “se irá ‘democratizando’ conforme los precios desciendan por el transporte masivo”… Y llegaron las low cost.

Y habla de la “negación del turismo”: comprarse una propiedad en las riberas del Mediterráneo. Porque el turismo, explica muy bien, es el “tour”: la ida y la vuelta (con estancia, claro, en un lugar).
Y, en ello, cita a Juan de Arespacochaga.

Don Juan fue alcalde de Madrid; pero antes fue director general de Promoción del Turismo y presidente de la Empresa Nacional de Turismo. Por esos años, con casa en Benidorm y socio que era del Club Náutico de Benidorm, le conocí de la mano de don Pedro Zaragoza y tuve oportunidad de conocer su “visión” del turismo. Y sí, Arespacochaga estaba porque los nórdicos terminarían viviendo en el Mediterráneo porque íbamos -recordemos a los enfriólogos de aquellos días con la misma vehemencia que los calentólogos de hoy en día- camino de una glaciación que iba a dejar helado hasta el mundo infantil de Frozen.

Y el libro incluye una ilustración publicada por el Sydsvenska Dagbladet (10.03.1970) sobre a cómo estaba el precio del metro cuadrado y cuánto costaba una villa (entendemos un chalecito) y cuánto un apartamento (2-3 habitaciones). Y aunque cita también a Biarritz, a Perpiñán, a Venecia, a Rímini y a Málaga, en cuanto a destinos, los precios los aporta sobre  Malta, San Remo, Niza, Lago Maggiore, Dubroenik y Benidorm. Y solamente aquél Dubrovnik de 1970 era más barato que Benidorm.
En Benidorm, un sueco podía conseguir terrenos entre 20 y 30 coronas el metro cuadrado; comprarse una villa por 75.000, o un apartamento por 50.000 coronas.


Se entiende así la frase de Arespacochaga que recoge Fdez. Fuster: “los turistas que nos visitan, sin saberlo ellos mismos… están descubriendo los lugares en los que se asentarán muchos de sus descendientes”. Y es que Arespacochaga conocía ya los casos que rodean Benidorm: la Hacienda del Sol y l’Alfàs del Pi. Y yo conocía su barco cuando entraba soberbio por la bocana del puerto blanco de sal (y moreno de soles) de Torrevieja.

Concluye Fdez. Fuster con que “el Turismo sería, en realidad, la fase primera de una nueva distribución geográfica de los pueblos”. Esto es una vieja teoría que también tiene su miga.
Y entonces saca a relucir la ya olvidada Declaración de Puerto Plata… que será objeto de otro Post. 

Porque este libro da mucho de sí. Muchas de las políticas de la OMT de hoy están en él. No sé, como aquella que dice que “el Turismo puede otorgar a todos los pueblos ‘una vida plena de dignidad humana’”.








25 abr. 2015

ABRIENDO EL MELÓN ELECTORAL (IV) – DE ARANTXA ROMAY (IU/Eu)

  
Pasó a tomar café con los tertulianos de “Los cafés del Meliá”, siguiendo el ciclo de candidatos para los próximos comicios locales del 24M, la amiga Arantxa Romay, por Esquerra Unida. Abrió, ella, la tanda de “los nuevos” en estas lides aún siendo una veterana, siempre muy activa, en los temas de participación de rango educativo y político.

Eu no se presentó a los comicios de 2011 (eso debería tener su propio post) pero en esta ocasión lo hace, y la candidata es una palentina que se crió en Bilbao y se formó en Valladolid para llegar a Benidorm en el 84. Y como madre comenzó en el APA del centro de su hija y de allí al Consejo Escolar; y de allí al Consejo Escolar Municipal. Y, tras ello, cofundadora de la Agrupación de APA’s “Gabriel Miró” de Benidorm y después al Consejo Escolar de la Comunitat Valenciana. Militante de Eu desde el 95, se integró en el Consejo Político Local y fue secretaria del Grupo Municipal. Es hoy la coordinadora de Eu-BND, y acudió a la tertulia con Juan García, secretario de Organización.

Arantxa y Eu presentan un programa muy del corte ideológico que propugna, “un programa que hacemos entre todos”. Su lucha es “contra el bipartidismo” (consideran bipartidismo tanto al PP como al PSOE como a los Liberales; escisión del PP) y propugnan “un cambio desde la Izquierda” que ponga al ciudadano como “centro económico del municipio”; es que “los demás hablan muy poco de los ciudadanos y nosotros hablamos de las personas”. Indudablemente, explicó Arantxa Romay, buscan “vertebrar el tejido social y trabajar a favor de los derechos de los que aquí vivimos”.

Para la candidata de Eu “la política de Turismo la debe hacer el Ayuntamiento”; luego no están por la Fundación Turismo Benidorm. “No podemos dejar el presupuesto municipal en manos de empresarios”. Y lo que tienen muy claro es que “el Ayuntamiento tiene que tener la ciudad preparada” porque ahora mismo “la escena urbana está abandonada” y a la ciudad “le falta vida”. Es su diagnóstico.

Benidorm, explicó, “necesita un tratamiento integral”. Y para ello proponen “revisar el Plan General para poder acometerlo”. Para Arantxa Romay, tras enumerar los fallos, “el PP y el PSOE han actuado ‘a salto de mata’ y hay que pensar sobre el conjunto”.

Habló de todo la candidata;y denunció que “se han tapado las auditorías”, por lo que propone “desarrollar una auditoría ciudadana” para saber a quién se ha favorecido: “tiene que haber un responsable de los sobrecostes”. Y abundó en que “los presupuestos deben ser desarrollados por los ciudadanos y ejecutados por los ciudadanos”. Para ello reclamó un mayor asociacionismo: “la gente tiene que asociarse; el consejo ciudadano tiene que representar a los ciudadanos”.

Le planteamos cuestiones concretas y se posicionó: “solucionar los retranqueos” mediante la significación en escritura de su “alegalidad”; a favor de la “apertura de los comedores escolares hasta en vacaciones” y porque “ningún niño de Benidorm se quede sin él por no pagarlo sus padres”; “vertebrar la Avenida del Mediterráneo” como un Boulevar; “actuar sobre el tráfico”; “adecuar el comercio”; y ya el melón abierto, apostar por un “crecimiento moderado”;  el Programa llega a todo.

Preguntada sobre la identidad con Podemos, ella que no se declara como del PCE, dijo que “la hay; algunos han salido de IU/Eu”.  

Hubo cosas que chocaron en la tertulia: “No voy a pedir el AVE a Benidorm; el AVE no puede ir a la casa de todos” mientras apostaba por las lanzaderas con el AVE y con el aeropuerto, tal vez porque no entramos en el meollo de la cuestión. O, la que más, sobre Turismo: “la promoción turística de las empresas que la hagan las empresas; el Ayuntamiento debe dar sólo el complemento”, que era más de lo mismo dicho anteriormente.

 El puntito verde salió a relucir con un “no queremos que desaparezca el cinturón verde; Sierra Helada, ni tocarla”, y “no al teleférico” para “no estropear lo poquito que tenemos”.

Eludió con finura pronunciarse sobre resultados y señaló las ganas de trabajar que almacenan.




--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
PD.: En esta ocasión, los fotógrafos de la casa hicieron justificados"novillos"; la foto, de Facebook



23 abr. 2015

DE UN LIBRO POR SAN JORGE: ÁNGELES RUIZ: EL NÍSPERO Y OTRAS FRUTAS EN EL PARALELO 38


Aquí, en plaza del Antiguo Reino de Aragón, del que San Jorge es patrón, y sumándonos a la causa, pues sacamos a pasear un libro.

Me había mercado “Teoría y Técnica del Turismo” que por y menos me había mercao para la ocasión (por las fotos y los planteamientos sobre el turismo de los años 60 y 70; del que ya les hablaré) y anoche mismo Ángeles Ruíz presenta su último trabajo. Y… no hay color, por San Jorge, la flor del libro de Ángeles que va sobre el níspero, Callosa d’Ensarriá y su feracidad agraria y agroindustrial.

Dice Ángeles que cuando vino a Los cafés del Meliá le brindamos en bandeja el título; mayor honor no puede cabernos. “Níspero y otras frutas en el paralelo 38”, el número 3 de la colección Cuadernos de Bitácora Gastronómicos, ya ha visto la luz.

Ayer, mientras el Madriz y el Madrid dormían a las ovejas con su guardar la ropa futbolera, la Casa de la Cultura callosina se llenaba para la ocasión.

Allí, Ángeles presentó el libro y habló de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, que introdujo el níspero; del naturalista local Juan Bautista Berenguer y Ronda; de Adolfo Salvá Ballester, el erudito local, y de todos los que en Callosa le han enseñado algo: Juan Berenguer y el agua caballera (la que va por derecho), Francisco Ronda Calvo y las aguas del Algar; y así un largo etcétera.

De hecho, el libro es un libro sobre los sabores del Trópico que se dan en el Paralelo 38, el mismo que separa las dos Coreas y que, como paralelo al Ecuador que es, circunda el planeta a 38º Latitud Norte e impacta de lleno en Callosa d’Ensarriá (38º 39’ 05’’) y sus tierras donde se cultiva el níspero, “la primera fruta con hueso de la Primavera”. Después de China somos, pues, el 2º productor mundial -siempre en el Paralelo 38- y por ende el 1º nacional.

Y ya que estábamos en Callosa, Ángeles se ha decantado por hacer partícipe del texto al aguacate (pera de cocodrilo; testículo de árbol), a los cítricos de Callosa (naranjas y limones), a los caquis, a las chirimoyas y al kiwi. Es que aquél paraje de “les muntanyes d’En Sarriá” propicia una brizna de tropicalidad que los callosinos han sabido y saben aprovechar mimando el agua a más no poder.

Al níspero y al agua dedica Ángeles Ruíz la mayor parte del libro; pero también a las cosas de Callosa: a la miel (de flor de níspero), al queso, al recuerdo de las espardeñas (espardenyes); al margeneadors (a los que hacía márgenes -muros de contención- para las terrazas en que cultivar en el relieve tortuoso callosino… a la emigración que llevo a las gentes d’En Sarriá a Nueva York o a Argelia.

Y viniendo de Ángeles, unas páginas de gastronomía callosina y de nísperos en la cocina.

Al final ha añadido unas colaboraciones que redondean el trabajo: la nutricionista Elena Haro hablando de “la fruta de la belleza” (obviamente, el níspero); la doctora Remedios Mas (dietas de adelgazamiento y nísperos); los sumiller Jarvier Carmona, Ángel de Miguel y David Rabasa (los maridajes del níspero y la capacidad oxidativa), el cocinero David Ariza (el níspero en la cocina), la arquitecto Marina Ferrando (tipología urbana de la capital del níspero) y el ingeniero agrónomo Esteban Soler (la mejora varietal).

Con su trabajo y esas pinceladitas, Ángeles Ruiz compone un nuevo cuadro de la realidad alicantina desde el punto de vista de la gastronomía. Tanto el director general del Turismo, Sebastián Fernández (y la plana mayor del Invat.Tur gastronómico y del CdT que le acompañaba), como el alcalde, Batiste Saval, elogiaron el trabajo y destacaron el empeño gastronómico callosino por situarse en ese campo.

Y eso que cuando el níspero manda, como ahora, en Callosa no hay más Dios que el níspero; ni elecciones, ni fútbol. Pero, claro, el libro de ayer, el de Ángeles Ruíz, iba del níspero y allí estaban todos. “El níspero es pasión”; y lo demostró.

Y como dijo Ángeles, y todos copiamos su frase, “Callosa huele a azahar, sabe a níspero y suena a agua”… en el Paralelo 38. A la sobra de un nispolero, al aroma del azahar, oyendo el zumbido de las abejas y el correr del agua, Ángeles prepara ya el 4º libro de la colección.

Este es mi libro del día de San Jorge; ¿la flor?, la del níspero; nívea y pura.





22 abr. 2015

DE UNA CRÓNICA DE CIFRAS Y LETRAS EN EL CdT


Una vez por temporada cambiamos el café del Meliá de Benidorm por el aperitivo del CdTDomingo Devesa” de Benidorm. El anfitrión pasa a ser la Consellería de Turismo y analizamos la cosa que nos mueve.

Y en esta ocasión tenía la cita un toque de morbo: no era final de campaña turística pero era ocasión para un balance de final de legislatura y el director general de Turismo estaba con nosotros. Y ahí viene el quid de la cuestión: Sebastián Fernández Miralles no tenía papeletas para aparecer en alguna lista (ni municipal ni autonómica) de cara a las citas del 24M y eso, a nosotros los plumillas, nos producía -y nos produce- un extraño cosquilleo que, no, no son mariposas en el estómago.

Con el retraso típico que suman en el día a día los políticos -y que aprovechamos para girar una minivisita a las instalaciones donde los alumnos daban por finalizados sus cursos ya que entre hoy y mañana se incorporan a sus prácticas laborales- llegó el director general. Y llegado el momento, con Sebastián Fernández, chicos al salón.

Jovial, amable, serio y técnico; muy técnico. Eso fue lo único que desentonó sobre anteriores contactos. Aunque él, por activa y por pasiva, declinó efectuar comentario alguno sobre su situación política inmediata, de la que dijo “no tengo nada que decir”, y tras recalcar que “soy militante del Partido Popular y me debo a mis siglas”, no conseguimos sacarle palabra alguna más allá que “sigo colaborando con mi partido y apoyando todas las iniciativas y acciones”. “Faltaría más”, fue el único exceso cometido en su discurso.

Y ya saben que lo que pasa en “Los cafés del Meliá es patrimonio de los cafés del Meliá y se queda entre los posos de los cafés del Meliá”; pero contamos lo que queremos.

Y Sebastián entró en cifras y letras de su departamento. Primero sobre el CdT de Benidorm, “el centro de mayor actividad de la red” que ha resuelto sus problemas de cimentación y sigue operando.
El Balance era sobre tres años y medio de gestión; prolijo en datos. Que si hemos conseguido “superar los 23 millones de visitantes en 2014”; que si “ha aumentado el gasto de los turistas un 3’4% hasta llegar a los 5.375 millones”; que si “el mercado británico ha tenido un comportamiento excepcional”… Los buenos datos de siempre que nos regalan los oídos.

Y se puso un poco más serio y técnico, rayano lo imposible: “esta ha sido la Legislatura de la cooperación público-privada materializada de manera muy clara y de la ordenación turística”. Y pasó a declamar la intensa actividad normativa para el sector destacando el Nuevo Decreto Hotelero (clasificación por puntos). Y se puso incluso farragoso en cuanto a empresas turísticas (más de 95.000), habilitación de guías turísticos, inspecciones (actuaciones y reclamaciones tramitadas), apartamentos turísticos, convenios financieros, declaraciones de Interés Turístico, planes de dinamización turística, líneas de producto turístico y un larguísimo etc.

Obviamente hablamos del Invat.Tur, 5 años operando ya, de las redes sociales (90.000 seguidores en el perfil en Facebook), la red Tourist-Info y los 13 millones de demandas de información junto a las más de 78.000 personas que han seguido los cursos de formación que se ha impartido desde los centros de la red CdT… etc, etc.

Hablamos hasta de Iribas y del futuro del turismo donde la máxima será “captar por segmentos en función del producto”. Hablamos de muchas cosas más, pero de su futuro no soltó prenda más allá de sentirse un hombre de partido y fiel a sus siglas.

Hombre, aquello chirriaba, chocaba y hasta cogió un aire chabacano con nuestras preguntas; es que nosotros somos de chafardear. Y nada. Y charlando, charlando -cervecita viene, cervecita va- no conseguíamos arrancarle ni siquiera una mención a palabras claves, para detectar tomate, como “malestar”, “cabreo sordo” o similar. Gestión, gestión, gestión y “mañana ya se verá”; no le arrancamos más.

En menudo charco nos metimos, pa ná. Sebastián Fernández evidenció dignidad.





21 abr. 2015

DE UNA CRÓNICA GAVIRIANA: HAY QUE PONER BENIDORM EN VALOR


La verdad es que me esperaba muuuuuuuuuuucho más de la conferencia de Mario Gaviria anoche en Benidorm. Ahora; no defraudó porque estuvo muy en su línea. Las nucleares son malas, muy malas. Y algunas muy buenas reflexiones más.

Y esperaba más porque lo de “Benidorm, Patrimonio de la Humanidad” se lo llevo oyendo algo más de una década. Y si esa era la apuesta de futuro, pues…

Sí, coincido en que hay que reposicionar Benidorm. Y a lo mejor, a partir de los estudios que conlleva optar a ser incluido en una lista de candidatos a posible lugar Patrimonio de la Humanidad salen opciones y planteamientos de reposicionamiento.

Emocionante minuto de silencio
Bueno, comenzamos con un minuto de silencio -y la conferencia en su honor y recuerdo- a José Miguel Iribas. “Yo era su tato”, dijo Gaviria, quien fue su maestro y mentor. Y señaló: “Iribas superó al maestro; la Humanidad progresa”. Lo decía de corazón.

Y el maestro tiene años y achaques, pero no para: “Hay que poner en valor Benidorm y el modelo de ciudad; proteger lo que hemos logrado y dignificarlo”. Benidorm, coincido, “es una obra colectiva
Presentó su proyecto -candidatura a Patrimonio de la Humanidad- a 4, 5 o 6 años; “tiene un trámite”. Yo creo, permítaseme, que es un reto; reto asumible. Torres han altas se han asaltado.

Gaviria comenzó rotundo: “El turismo no fallará nunca; y si falla, Benidorm será el último reducto”. E insistió en la oportunidad que otorga el optar a ser Patrimonio de la Humanidad, no sin advertir -a la ya muy animada concurrencia- que de ponerse en marcha la idea “Benidorm pasa a tener una responsabilidad histórica ante el planeta”; y si se consigue la nominación, mucho más. Y explicó los trámites hasta llegar al Registro Tentativo y a París.

Y fue saltando de párrafo y de concepto; contó su etapa de estudiante “clandestino” en la London School of Economics (LSE) & Political Science para dar contenido british a la charla. Y elogió a la Gran Bretaña y recordó que “Benidorm es parte del Reino Unido”: 2 millones de británicos,de los 6 millones que anualmente recibe. Y es que, recordó, “los británicos -que lo han inventado todo (y puso irrefutables ejemplos)- inventaron el turismo”. Me permito recordar que le faltó añadir ‘el turismo moderno’ porque, mantenía Pedro Zaragoza, que ‘el turismo antiguo’ lo inventamos en la vieja piel de toro con la idea de peregrinar a Santiago de Compostela.

Los británicos, dijo Gaviria, “reproducen su ambiente allí donde van” y elogió la mimetización de algunas zonas de Benidorm que se hacen tan acogedoras a los británicos. Entró entonces en un elogio del alcohol -hasta llegar a manifestar que “en el Reino Unido van venciendo a la droga con el alcohol, que produce resaca y dolor de cabeza” y afirmó, con osadía, que “Benidorm es un laboratorio del uso social del alcohol”. Alguna sonrisa sorda y caras de asombro entre el respetable, que se decía en las crónicas de antes.

Volvió al Patrimonio de la Humanidad y dijo que “sin complicaciones, Benidorm cumple 6 de los 10 requisitos”; puede aspirar a más.

Y saltó al Benidorm de 1972 y al comienzo del estudio que plasmaron en ‘Benidorm, ciudad nueva’ y tras señalar que “lo poetas pensamos a 35 años vista” reconoció que con Benidorm, “me quedé corto; está mucho mejor de lo pensé entonces”. Ahora, otra vez euforizante, “hay que preparar el Benidorm de 2050; recuperar la inversión y generar empleo”.

Aquello fue una tormenta de ideas y de conceptos; no sabías por dónde te podía venir la siguiente. Y cada flash que lanzaba terminaba con un elogio a Benidorm: “En el mundo no hay nada comparable ni parecido a Benidorm”. Y puso ejemplos en Atlantic City e incluso en Las Vegas, a la que no le auguró mucho futuro si Cuba se abre a los yankees. Es que, se maravillaba contándolo, “sigue bajando el consumo de agua por habitante”, con mayores ocupaciones, lo que nos hace mucho más sostenibles: “se gasta 3 veces menos agua por habitante ahora que cuando llegué en el 72”. O que “Benidorm es el único sitio del mundo donde se trucan las estadísticas a la baja”.

Recomendó “principios luteranos” para el futuro: trabajar, ahorrar, ahorrar, invertir y… tal vez disfrutar. Recordó que la ratio de “1 empleo cada 4 o 5 plazas está bien” y habló de la práctica de la “xenofilia” que se practica por aquí: simpatía por lo extranjero que exudan los trabajadores de Benidorm.

Entró en algún detalle en lo local: “convertir la Avenida del Mediterráneo en una calle-salón peatonal surcada sólo por un tranvía eléctrico central”. O declararse, como Iribas, ferviente “partidario del modelo hotelero”, aunque “en Benidorm la ocupación de las segundas residencias casi duplica la media nacional: 31 días en España, 52 en Benidorm”. Incluso recordó la práctica franquista del acceso diferido a la propiedad y reclamó “residencia propia para los trabajadores de Benidorm en Benidorm” y hasta planteó “ir hacia una inmigración selectiva” comparando -y ahí está nuestro problema- Benidorm (ciudad de playas) con Canadá (país; el 2º más grande del mundo).
Habló del concepto de estancamiento (de población) frente al del crecimiento cero y planteó la necesidad de empezar a estudiar cómo estará Benidorm dentro de 40 años.

Para Gaviria el problema está en las plantas nucleares y señala (y asusta con) la cercanía de Cofrentes (111 km en línea recta) y el peligro supino de los tabloides ingleses en caso de accidente; en el posible impacto del cambio climático y del aumento de nivel del mar, aunque recordó que el Mediterráneo “lo retrasaría 150 años” (¿¿??), y en la irrupción del Islam. Esto último, como a mí, le preocupa mucho. Y sacó a pasear el libro de Samuel Huntington, ‘Choque de civilizaciones’… que es del 93 y no ha perdido vigencia.
Abogó, incluso, por ponerse de acuerdo y subir incluso los precios -“Se anuncia que el turismo ha subido”- y buscar nuevas formas de financiación: “hasta un impuesto sobre la felicidad”, como ejemplo de búsqueda de nuevas posibilidades.

Terminó elogiando la hotelería de Benidorm: “hoteles de 4 estrellas con servicios de 3 estrellas -porque son de playa- a precios de 1 estrella”.

Y Gaviria seguirá en la brecha mientras la diabetes y los años se lo permitan. Benidorm, su ciudad nueva le aplaudió una vez más. Lo de ser Patrimonio de la Humanidad es un reto que alguien debe aceptar… y ayer en la sala sólo estaban para escuchar.



PD. Sólo un par de “peros” muy personales al Mario Gaviria ayer. Su empeño en que Japón ha olvidado sus nucleares está errado. En noviembre de 2014 comenzaron a activarse, a ritmo lento, pero a reactivarse. El precio de la energía les lleva a ello. Puede que TEPCO esté reacia, desde Fukushima, pero KEPCO ya ha reactivado cuatro. Y luego está que no tiene claro todo lo del cambio climático –pues como todos lo que ven la cuestión con los ojos de la ciencia- pero teme el aumento del nivel del mar que muchas se empeñan en homogeneizar. No es tan sencillo… ni tan grave, según que costas.



20 abr. 2015

DE JOSÉ MIGUEL IRIBAS, UN AMIGO DE BENIDORM


Navarro, de Bergara, y todo corazón. Perspicaz evaluador del territorio, del urbanismo y del turismo, amigo de sus amigos y defensor a ultranza de Benidorm. Así quiero recordar yo a José Miguel Iribas. Y lo recordaré siempre porque siempre me acompaña esa frase suya: “Benidorm es el Turismo lo que la Coca-Cola a la vida: asequible, divertida, para todas las edades y combina bien con todo”.

José Miguel Iribas. DEP
Me he enterado hace un rato de su fallecimiento y me cuesta asumirlo. Iribas me enseñó a amar a Benidorm copa a copa.

De golpe han venido todas quellas noches de amigos y luz de luna en las que sustentaba las teorías de Henri Lefebvre y que sin recato ponía sobre la arena y el asfalto de Benidorm. De discutir sobre el Plan General pasamos a hacerlo de la realidad social de esta ciudad y del turismo en general. “Conocerla es amarla”, apostillaba siempre ante colegas que venían a despotricar -y que marcaban ganados para la causa- o ante algún alto representante del Foreing Office que terminamos embolicando una de aquellas noches de Benidorm.

Llegó aquí para criticar la A7; acudió a la llamada de Mario Gaviria que esta noche nos va a ofrecer su visión del Benidorm del futuro. Y algo debió ver porque se quedó prendado de Benidorm.
Yo conocí al José Miguel Iribas, sociólogo, con toda una década de experiencias sobre el turismo y sobre Benidorm; el Iribas del 87 era huracán 5 en la escala Saffir-Simpson; era el Iribas de “a 10.000 pesetas el folio” que no erraba en su diagnóstico, aunque en algún berenjenal se metió.

Un buen día Iribas se marchó de Benidorm; de Benidorm a Alicante… a aquél loft -yo nunca había prestado atención a esa palabra- hiperdiáfano que fue llenando. Y luego se marchó a Valencia. Fuimos jugando al gato y al ratón en eso de los desplazamientos. Su herencia en el Gabinete de Documentación y Estudios del Ayuntamiento de Benidorm la disfruté yo durante 3 años; ¡qué fuente de sabiduría!

Cuando HOSBEC lo homenajeó me cupo la satisfacción de estar con sus amigos; con Patxi Mangado y otros. Si cosas sabía de él, Mangado las amplió. Menudo tipo el Iribas.

Cuando desde “La Pérgola” contemplábamos aquél Benidorm de los ochenta, de noche, él siempre repetía: “3 millones de locos son muchos para estar locos”. Y es verdad. Pocos han sentido como él Benidorm; pocos han defendido como él Benidorm.

Y ahora son más, querido José Miguel. Siempre me decías que “lo bueno de Benidorm es que se reinventa a diario”. Pues habrá que seguir.



19 abr. 2015

ABRIENDO EL MELÓN ELECTORAL (III) – DE AGUSTÍN NAVARRO (PSPV-PSOE)


Pasó a tomar café con los tertulianos de “Los cafés del Meliá”, siguiendo el ciclo de candidatos para los próximos comicios locales del 24M, el amigo Agustín Navarro Alvado, por el PSPV-PSOE. Navarro es aún alcalde de Benidorm. Aún, porque la Administración 2011-2015 aún está en marcha. Administración porque administra; y no legislatura, porque los Ayuntamientos no legislan. Llegó sin documento físico de gestión, como sí hiciera su colega de gobierno (VIII-2012 / II-2015) pero sí con las ideas muy claras. Es lo que tiene la púrpura; que genera ciencia municipal infusa.

Agustín Navarro escucha al decano de los tertulianos,
Martínes Monge. Foto: Alex Rdríguez
Navarro ha aprovechado bien estos seis años de Primera Autoridad local; progresa adecuadamente en filosofía de la gobernanza.

Y comenzó a las bravas: “Todo lo que no hemos podido hacer hasta ahora, empleo y escena urbana, para los próximos 4 años”. E insistió: “arreglado el Presupuesto municipal, ya podemos invertir en escena urbana. Hace falta cambiarle la imagen a la ciudad: no podemos tener hoteles de ocho estrellas y calles de una”.


Iba Navarro a piñón fijo: “no voy a decir que voy a arreglar la Avenida del Mediterráneo; la del Mediterráneo y otras 4 avenidas más”. Y no se arredraba: “buscaré financiación en Europa”.
Tenía cita con Mario Gaviria (que el lunes, por la mañana sacará un conejo de la chistera y por la tarde conferenciará) e iba con prisas: “hay que traducir ocupación (hotelera) en empleo”. Y ahí salieron a relucir proyectos que están sobre la mesa: hoteles en Terra Mítica, hotel en el Casino, más hoteles… y el centro comercial… “56.000 m2 y 1.800 empleos”. Es que, dijo, “al Ayuntamiento le toca ahora la escena urbana y facilitar proyectos que creen empleo”. Y sacó a pasear el teleférico de Punta Llisera a la Cruz (todos estamos por la idea; otra cosas es la financiación y… otra más ectoplástica, la rentabilidad), donde hay un mínimo trocito urbanizable, y hasta iglesias ortodoxas (al menos, dos). A pares, oiga; proyectos a pares que esperan la bonanza de los tiempos.

Y los tertuliamos preguntamos; y él sentencio: “la ciudad funciona a pesar de su alcalde”. Y se creció: “voy a demostrar osadía porque no me voy a presentar más; este será mi último tiempo (como si fuera la prórroga de un partido de fútbol) en la alcaldía”. Y la verdad es que Navarro, en Los cafés del Meliá, manifestó osadía en la gobernanza.

No dejó títere con cabeza, ni obvió tema: “a favor del AVE que pase por Benidorm”, pero ante la realidad, las lanzaderas; “la solución está en ADIF”, pero “negociaremos con la próxima administración alicantina” (se ve ganador y alcalde); “negociaremos con prioridad los temas sociales” (y ahí entran cuestiones de gobierno con otras formaciones)… y salió a relucir la lista electoral.

Hombre, le comentamos que baluartes de su equipo se han quedado fuera de una lista conformada en primarias que, opinamos más de un tertuliano, parece primar la simpatía frente a la eficacia: “satisfacción por la lista y por la gestión de los que no están en ellas”. Es que las Primarias las carga el diablo, querido alcalde.

Hablamos de mascotas y de funcionarios. Nadie piense peor; es que por ambas cosas preguntó el mismo tertuliano. Y aquí hubo frente informativo: “hay 148 funcionarios menos que cuando yo entré” (es que Navarro es funcionario municipal); o “se jubilan los de la Brigada de obras y no puedo reemplazarlos” (por la estabilidad presupuestaria) o que “algunos técnicos y funcionarios bloquean el Ayuntamiento”; que tiene miga. Apostó por una “eficaz valoración de puestos de trabajo y un jefe de personal externo”. Y claro, es que valoraciones de esas -VPT- se han hecho ya algunas; algo falla alcalde.

Hablamos de la “necesidad de supervisar las contratas” porque “a veces no se hace bien” y Navarro se jactó: “yo he sido el único alcalde de Benidorm que ha quitado una contrata (Parc Control)… y estamos en los juzgados”. Esto había que trabajarlo más y mejor porque, dijo que: “todas las contratas acaban ahora; en 2017 llegan las renovaciones”. Lo que confirma la extraña relación entre los políticos y el tiempo cronológico: ‘ahora es en 2017’. Jo, cuando un político te diga ‘pronto’, échate a temblar; y cuando te digan ‘mañana’… todos calvos!

Sonó la palabra ‘retranqueo’ y Navarro tiró de solera: se sabe de lo de “regularizar”, con lo que Cecilio se calmó; recordó que “nadie se pone de acuerdo en la forma” y que “hay muchos tipos de retranqueos”, para terminar con un “no voy a pasar a la Historia de Benidorm por ser el alcalde que arregló lo de los retranqueos” para, acto seguido, reivindicar “la necesidad de una imagen de comercio”. Tiene tablas Navarro. Así, despachó lo de Turismo con soltura: “la concejalía a disposición de la Fundación (Turismo Benidorm)” y “dotarla de recursos propios”.

Luego, como todos, se prodigó en típicos tópicos que configuran la esencia de cada programa. El agua: “garantizada”. Municipalizar servicios: “no me niego a estudiarlo; algunos pequeños, podría ser”. Auditoría: “colgada en la web”. Patrimonio municipal: “desordenado”. Serra Gelada: “sucia”… y así, a base de cal y arena, construyó su mensaje.

Navarro, indudablemente (es lo que da la púrpura cardenalicia municipalista) sabe de la teorética de la gobernanza y la ha venido aplicando. Lo tiene muy claro: “mociones ideológicas al margen de los pactos de gobierno”, que viene siendo un anuncio para el día 25 de mayo; “conozco mi ciudad” y un ‘conozco con quien no pactar’, amplio, que añado yo.

A mí, que llevo la espina clavada del “Parquecillo Tecnoilógico” ese que salió a relucir breves fecha ha, me contó que es dar otro cariz al concepto ‘polígono industrial’; pero lo hizo con tablas; llena el escenario.

Y como no eludió nada hasta habló con elegancia del cabeza de lista de Ciudadanos por Benidorm: “en los juzgados estamos”.

Y con prisa de reloj, Navarro se marchó de la tertulia dejándonos el regusto de sus respuestas, entre sorbos de café, esperando a la siguiente hornada de candidatos. Con estos tres primeros cerramos la serie de los candidatos de Gobierno; ahora llega el tiempo de quienes pueden llegar a sumar… o restar.


Nota: Sólo una fotografía, porque Mario Ayús estaba "de asuntos propios" de su condición de esposo; un beso Mari.




18 abr. 2015

DE LA OPORTUNIDAD, LA VESPA Y LA MENTIRA VERDAD


Esto es lo que tiene la herencia de Goebbels: “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Y me refiero a que “existe” el Municipio Turístico.

Luego está que tanto y tanto se ha repetido lo de Pedro, don Pedro, y su vespa camino de Madrid que… sin querer traicionar la memoria de don Pedro,… va camino de traspasar el umbral de la leyenda y estallar en mil añicos al chocar con la verdad de la realidad

Gassent, con la vespa y el "título"
De la web de El Mundo
Ahora resulta que el candidato de C’s en Benidorm, Rafael Gassent, se nos quiere ir a Madrid, en vespa, emulando (cree él) a don Pedro Zaragoza; va a Madrid (en vespa), dice, a reivindicar queBenidorm sea considerado Municipio Turístico. Éramos pocos y parió la abuela de las reivindicaciones benidormeras.

Si Gassent lleva a cabo la iniciativa, que no dudo que lo quiera intentar, será el primero en conseguirlo. Así de claro.

No, no será el primero en lo de reivindicar esa figura quimérica, que cual Santo Grial casi todos intentan alcanzar en Benidorm; sino en irse en vespa a Madrid en plan reivindicativo.

Don Pedro, respetando al máximo -y casi con veneración- su memoria, hizo crecer la leyenda y de él sólo sabemos que contó aquello de que “me presenté allí con mi vespa”. Y punto.

Nadie le vio… pero es que nadie dudó.

Pedro era muy de ir con vespa por aquí y por allí. Y aquí, él era Pedro y no necesitó de un Tomás que dudara; ni gallo que cantara. Por supuesto, no tuvo un Judas que traicionara la fascinante leyenda. Y como leyenda entró por la puerta grande de la Historia.

Así pues, dejemos la vespa del imaginario popular en paz… y el viaje a Madrid más. Pedro, don Pedro, y su vespa no precisan, amigo Gassent, de un proceso de falsación (ni de Popper, ni de nadie) para comprobar su autenticidad. Pedro, don Pedro -uno y trino para la ocasión- no merece este espectáculo y ni C’s poner en evidencia la leyenda (para bien o para mal).

Ahora, como idea de campaña electoral: una genialidad.¡Aplausos!

Aquí hemos creado con lo del municipio turístico una especie de maná genial que convertirá a la ciudad de Benidorm en una Arcadia feliz; en el Libellus de Tomás Moro: De optimo republicae statu, deque nova insula Vtopiae… sí, el municipio turístico supondría el “estado ideal de una república en la nueva isla Utopía”. Y Benidorm no es una isla y, mucho menos, una utopía. Es una vibrante realidad.

Por eso, yo reclamo que hagamos un sincero ejercicio de espiritualidad. Eso de “municipio turístico” como tal, a modo de placa o de granítico monolito… ¡NO EXISTE! De verdad, ¡NO EXISTE! No hay nada (papel, pergamino, tabla de arcilla, tablilla de cera, madera, plancha de metal, papiro o soporte marmóreo) con la inscripción MUNICIPIO TURÍSTICO que te otorgue la condición de tal.

Ni siquiera es un título; es sólo una condición. Pero una condición etérea a la que optar. Optemos; modifiquemos y busquemos nuevos parámetros a los que asirnos… pero no mentemos el municipio turístico en vano.

Llevamos tanto tiempo tirándonos a la cabeza lo del municipio turístico que ya ha cogido un calibre y un peso (debe ser por la contaminación atmosférica y por la pátina del tiempo) que ya impacta, hace daño, y perturba las meninges.

En cuestión de marketing electoral la idea de Gassent (y C’s) es para enmarcar. Minipunto para los émulos de Rivera; esto de la vespa reivindicativa y la gesta personal, en Benidorm, mucho mejor que despelotarse y envolverse con la rojigualda. Va a tener Gassent -¡y la vespa!- a todos los Medios de cara; no van a faltar legiones de seguidores de la vespa y su electoral piloto reivindicativo en ese mayo florido por las carreteras de la meseta. Porque aún, en 2015, eso de irse a Madrid, en la vespa, va a ser una gesta. Por eso echo de menos que al estilo de la Volvo Ocean Race no me monten un Vespa Village BND-MAD’2015 y un Centro de Seguimiento, vía GPS, durante todo el trayecto; vamos, un Centro Internacional de Prensa para la más grande ocasión de los tiempos modernos benidormeros del siglo XXI. La del XX ya es conocida y convertida en película.

Lo del municipio turístico es sólo cuestión de creérselo. Hay días en que algunos de Benidorm no se creen que son (somos) un municipio que vive del Turismo. Solamente por eso, por vivir del Turismo, ya se es municipio turístico. Otra cosa es lo de la financiación extra que queremos.

Pero llamemos a las cosas por su nombre. Y lo de “turístico” es sólo cuestión de creérselo y actuar como tal; con profesionalidad para que se te reconozca. Sí, lo otro es la financiación y una muletilla para tiempos preelectorales.

A Don Pedro lo que es de Don Pedro (y la vespa y el viaje es patrimonio de su leyenda), y a los políticos la cosa de la financiación y no la mentira de la condición.

  


15 abr. 2015

DE LA BOTA DE CHARLOT AL MUNICIPIO TURÍSTICO


Ustedes creerán que exagero, pero no. He escrito de esto hasta hacerme pesado, lo reconozco; y suplico su perdón. Pero es que me tienen frito con esta manía de lanzarse el “municipio turístico” a la cabeza unos y otros políticos de mi pueblo. Vale que fuimos los primeros en pedirlo allá por el 58 (y oficialmente en el 62) y que somos “los únicos” que no estamos en la pomada, pero es que nos dotamos de una ley que nos deja un poquito al margen y eso hay que arreglarlo. Y no vale con sacar la mierda a pasear, porque huele.

El bueno de Charlot, en “La quimera del oro” le saca el mismo partido a su bota que los políticos de Benidorm al “municipio turístico”. La idea -del símil- no es mía; su paternidad recae en un alcalde de Benidorm: Vicente Pérez Devesa. Aunque él lo utilizaba con la auditoría que se hizo en 1991 al gobierno local y con su habitual maestría: lo estiraba como el chicle y luego lo vulcanizaba para el impacto. Yo no llego a tanto: me falta azufre, sulphur; aunque me sulfuro con menos que nada.

Librar la dura batalla para combatir el hambre (necesidad de alimentos) lleva a Charlot a meter en la cazuela su bota; la dura batalla para combatir el hambre (necesidad de fondos económicos) lleva a los políticos locales a montar una batalla de almohadas del municipio turístico donde terminan volando las plumas (o la borra; quien sabe). La bota (la de la necesidad de alimentos y la de la necesidad de fondos) cuece y cuece; y Charlot la mastica. La almohada se lanza, sale despedida hasta alcanzar su punto de impacto ideal. Las almohadas, al final, se rompen y lo dejan todo perdido. Es como echar su contenido en un centrifugadora, encenderla y olvidar taparla.

Charlot sirve la bota en un plato; los cordones a modo de spaguetti. Los políticos se lanzan el municipio turístico a la cara y la borra apelmazada, fea y con necesidad de oxigenarla -cuando no, varearla-, impacta por doquier. No hace daño; pero molesta y desagrada.

Charlot se come la bota; en la próxima película habrá otra. Y hoy, junto al bastón y el bombín, sus botas son esencia pura del personaje de Chaplin. Y al final, a Charlot se le escapa incluso un eructo de satisfacción. ¿Le sentó bien la bota? La suya, la de la película, fue de regaliz. Nuestros munícipes locales viven una y otra película y comerse marrones no les afecta. Hoy, el municipio turístico, es una quimera (cuerpo de cabra, trasero de serpiente y cara de león; vomitaba fuego) que se les atraganta, por exceso o por defecto; unos por otros la casa sin barrer. Y además saben que el regaliz no es bueno para los hipertensos. ¡País!

Mis 22 líneas de esta semana para la prensa en papel han sido éstas:

------

A VUELTAS CON LO DE SIEMPRE

La participación de los municipios en los Tributos del Estado es bien distinta según se sea capital de provincia y/o ciudad de más de 75.000 habitantes. Y ahí está nuestro talón de Aquiles (tanto en la versión de Estacio como en la que Peleo se pelea con Tetis). Ni somos capital de provincia, ni llegamos a los 75.000 a pesar de campañas y censos: “perdimos” residentes. Y como no somos de ese grupo privilegiado tenemos que ir con la canalla...

Mira, aprovecho para reivindicar un estudio serio (no comparativas de la Señorita Pepis) de lo que de verdad nos podría venir a cuenta de papá Estado si un buen día tienen a bien sus señorías actuar sobre el ya tristemente famoso artículo 125… que lleva ya 3 revisiones.

Y “municipio turístico”, que conste, lo somos… con arreglo a la ley valenciana: Eso sí, fue irse Zaplana y los del cap i casal se olvidaron de echar carbón de euros a lo locomotora del turismo. Va a resultar que apuestan por las energías limpias; por la solar, que luce más.

Y en cuanto a lo que “llega de Madrid” (y esperemos que no toque devolverlo sin más, que ejemplos hay) he oído pontificar a dos economistas y cuatro políticos -cada uno de su padre y de su madre- y no me queda claro si de verdad vendría más dinero. Bueno, esto me lo decían por lo bajinis, porque sin poner todas las variables sobre la mesa (las que existen y a las que nos podamos aferrar) a ver quién es el guapo que sale y canta las verdades del barquero a quien no las quiere oír. Aquí hace falta pasta y nadie, ni ninguno, va a decir que con esta movida sólo aspiramos a 47.012’39 euros más… si el coetáneo de Krugman no me miente. Obviamente, aunque sólo sea rascar un centimico de euro (es que me fui a Murcia a ver el Bando de la Huerta y se pega), en esta guerra todo vale porque vale todo.

En fin, que a falta de ideas y casi en campaña que estamos, nos entretienen con esto del municipio turístico. Quien dijo lo de “Pan y Circo” se olvidó de “y.. ¡Municipio turístico!”.

-------

Y seguiremos hablando del municipio turístico porque somos incapaces de hacer las cosas bien.





14 abr. 2015

DE UN POQUITO DE PORFAVOR… CLIMA Y TURISMO


Ayer tenía una comida profesional y no paró de sonarme el móvil. Bueno, había empezado de buena mañana el ring-ring (yo es que tengo puesto el sonido del viejo teléfono de bakelita). Lo habían leído entonces. Y eso que la cosa climático-apocalíptica llevaba ya varios días en los Medios; pero ayer la noticia estaba en el Diario Información (algo así como un híbrido entre Biblia en pasta y el Boletín Oficial de la Provincia) y tenía un apartadillo donde se podía leer “el fin del turismo de verano” en la provincia.

Y mentar el Turismo en Benidorm (para bien o para mal) es hacer que se disparen las alarmas. Y no vean si antecede a la palabra “turismo” la guadaña de “el fin”.

Esto fue como eso que dicen de los yanquis; que tienen un equipo dedicado a rastrear la palabra “bomba” o las cosas del yihadismo en la Internet y en cuanto el algoritmo de guardia lo detecta, suena la alarma y se pone en marcha el operativo de turno; el que sea. Pues aquí, en Benidorm, ayer, con las cossa del señor Gómez, se dispararon todas las alarmas; ayer porque fue como mentar la soga en casa de ahorcado. Todos se miraban incrédulos: ¿de qué va?; ¿es verdad?

En esto, tenemos toda una asignatura pendiente.

La noticia se las trae: “el clima se asemejará al del Norte de África”. Y aunque no especifica el concreto “del Norte de África”, pues todos se tiran automáticamente al desierto. La noticia, se las trae. Sobre todo por la repercusión mediática. Ya quisiera yo que cosas similares tuviera ese despliegue: página completa, aunque par.

Es esperable -dice el interfecto- que con el aumento de las temperaturas en verano los turistas del norte de Europa no vayan al sur y se queden en Barcelona y la costa francesa, sin llegar hasta la provincia”.

Será esperable para Ud., señor Gómez.

Yo, de momento, como geógrafo, también, aunque sin ese máster y con mucha menos militancia hacia cualquier dirección de la Estrella de los Vientos del firmamento político, no es que niegue la mayor pero sí denuncio que la base científica del informe brilla por su ausencia. El autor, al que no conozco más que por referencias, se deja llevar por la pasión; lo que no es malo. Pero pontificar pasionalmente, sí lo es.

Y para desfacer entuertos de este calado tenemos en la Universidad de Alicante voces y opiniones mucho más autorizadas en clima (Laboratorio del Clima) y Turismo (Instituto Universitario de Investigaciones Turísticas). Coño, y si me apuran, una cátedra de estudios para Benidorm.

Yo no he visto en el documento más que un “corta y pega” a la moda y en la línea de quienes le presentan el trabajo.

Y ya que estamos en ello, propongo, a quienes corresponda (que ahora deben andar en precampaña electoral, seguro) que vayan programando un curso de verano, porque lo tenemos, donde tratar el Benidorm de 2030-2050 en todos los campos posibles: desde el turismo a la gobernanza pasando por el urbanismo, las cohortes generaciones (desde el baby boom a las X e Y) y los modelos climáticos si se quiere. Y si se tercia, la dinámica marina. ¡Oiga!, y hasta la supuesta subida inmisericorde del nivel del mar que volverá, cuentan los que no saben, a dejar a Benidorm sobre el Tossal de la Cala.

No sé, un entente entre la Fundación Turismo Benidorm, el Invat.tur, la Casa del Mediterráneo (es que me dijeron en su día que las cosas del llamado Cambio Climático” se iban a trabajar -¿un eufemismo?- desde dicha casa en Benidorm) y tanto la UNED (Estudios de Turismo en Benidorm) como la Universidad de Alicante (me pueden invitar también a la “Miguel Hernández” de Elche y nadie se sentirá discriminado porque Benidorm es cosa de muchos) para tratar el tema; desde Climatología a Urbanismo, pasando por Turismo y Sociología, y que bien podría coordinar la Cátedra Pedro Zaragoza Orts. Entre todos podrían descubrirnos cómo afrontar los retos de futuro… y seguir en la brecha en posición puntera.

Ponentes de prestigio, no faltarían.

¿A qué estemos esperando?

Pero mientras tanto, menos bombo al corazón y más cancha a la razón. Y si es científica; mucho más.




11 abr. 2015

ABRIENDO EL MELÓN ELECTORAL – (II) – DE GEMA AMOR PÉREZ (Liberales)


Pasó a tomar café con los tertulianos de “Los cafés del Meliá”, siguiendo el ciclo de candidatos para los próximos comicios locales del 24M, la amiga Gema Amor Pérez, líder de Liberales. Llegó con documento de gestión, pues no en balde ha sido gobierno de Benidorm entre agosto de 2012 y febrero de 2015.

Y vino en estado puro, “animal político” que la han llamado. No se anduvo por las ramas: “confío en poder gobernar”; “el objetivo es doblar. Han sido 3 concejales hasta ahora… pues aspira a seis; a seis de 25. Y eso son palabras mayores pues en donde ella espera pescar hay varias embarcaciones más.

Lo suyo, insistió, “es cuestión de lealtad a Benidorm”. Y de lealtades puede presumir un rato. 602 apoyos en su partido a las primeras de cambio. Y Liberales es de nueva hornada.

Y hasta de gestión presumió: pocas veces un folio ha sido mejor aprovechado, digo yo. 7 epígrafes para sus acciones: ‘medidas fiscales’, ‘grandes temas’, ‘Más Turismo, Más Benidorm’ (que me recordó aquella revista del amigo Flix), ‘Pequeños detalles’, ‘nuestras playas’ (y mira que hay empeño en añadirle el calificativo de ‘urbanas’), ‘otras acciones’ y ‘regeneración urbana’. Orgullosa recuerda y plasma que “del intento de subir el IBI el 31’2% en 2012 hemos bajado un 10% en 2013, 2014 y 2015” o que “frente a la posible intervención de Gobierno de las cuentas municipales en 2012, hemos conseguido en 2014 un superávit de 9 millones y otros 20 millones de remanente”.

Y ahí anda: “barrio a barrio; programa abierto”. Recordó su reciente encuentro con los jóvenes: “apoyo a los emprendedores”. Y eso sí: amable con las cuestiones del momento electoral pero, al mismo tiempo, enérgica en cuestiones de gobierno. Presume de ideas de gobierno: Armanello, “mismo aprovechamiento y usos, pero cambio de modelo. Imprescindible que siga el modelo Benidorm, que funciona, terciariarización”. Y añade la novedad: “dotándolo de equipamiento deportivo”. Piensa en ‘stages’ deportivos.

Y me sorprendió cuando NO apostó por poner en marcha un nuevo Plan General; yo considero que el de 1990 está agotado, pero ella dijo, con convicción, que “es momento de microcirugía; de regenerar la escena urbana en vez de programar un nuevo urbanismo”. En todo caso, la que puede gobernar es ella; pero yo programaría el Benidorm de 2050 (hay nuevos retos que los geógrafos detectamos) y dejaría la microcirugía… porque soy muy manazas.

Eso sí, ella tiene claro -y van dos- que una prioridad inmediata es “la Avenida del Mediterráneo” y, naturalmente, “los retranqueos”. Ya sé que esto lo dicen (dirán) todos los que pasan (pasen) por “Los cafés del Meliá”; porque es de cajón, pero ella habla desde la convicción. Y convencida está -y no me convenció, pero quién soy yo- de que hay que dinamizar Poniente; “playa infrautilizada” me pareció entenderle (así lo anoté). Ahí debimos profundizar más porque, tal vez -digo yo y otros tertulianos también- el ‘encanto’ de Poniente es que no es Levante. Y no es una perogrullada; es que hay que ser de Benidorm para entenderlo. Por eso digo que ahí, sobre Poniente y la playa, debimos profundizar más lo que quería decir entre tazas de café.

Me encantó oírle preguntar: “¿para qué sirve el INVAT.TUR?”. O manifestar que: “ante las necesidades sociales, incluso cruzar líneas rojas” y puso como ejemplo el operativo de limpieza sobre la inconclusa obra del IES Orts i Bosch, comunicando a los Servicios Territoriales que ella iba a actuar de inmediato… Y Rovira aceptó.

Pero no coincido con ella en su defensa del nuevo ‘logo’ de Benidorm -que no del programa de marketing- o en lo de tirarse a la cabeza el “municipio turístico” como han hecho PP y PSPV. Ah, su logo de Liberales, dijo, es de otra empresa y está registrado en la OAMI. Y es que una ‘L’ es una “L”.

Gema Amor tenía agenda, pero quiso estar hasta el final en la Tertulia. Relató tiempos en el PP de Benidorm, en el grupo municipal y hasta en el gobierno de la Generalitat, consellera que fue; sus ‘choques’ con la cúpula del PP local, sus conversaciones con Fabra y sus contactos con UPyD: “no hubo nunca sintonía con Rosa Díez”. Y resulta que “sí la hubo con Ciudadanos”, pero chocan, ahora mismo en lo reciente, en lo del AVE (que no quiere Riera) o en cuestiones de salud pública (que esgrimió hace poco Carolina Punset). Es que, insistió Gema, “nuestro proyecto se llama Benidorm”. Y se basó en que “la libertad de poder decidir lo mejor para tu ciudad es fundamental; ¡no!, a las ataduras (de partido) y ¡no!, a la disciplina (de partido)”.

Llegado el caso -recordemos que aspira a doblar- “pactaríamos -dijo- con quienes tuvieran ideas y ganas por Benidorm”. Eso sí, recalcó: “siempre con mucha determinación, siempre por Benidorm”.

Recordó que los Liberales “han estado ahí; en el gobierno” y pueden presumir de “la consolidación de la Fundación Visit Benidorm” donde ya se integran 35 empresas (y la aventura comenzó con 3), del desbloqueo del PAI Murtal y del PAI Armanello, de los Planes de Reforma Interior a favor de los hoteles de 3 estrellas, del SATE (atención a extranjeros) y de la FilmOffice; del Benidorm gastronómico y de un importante número de pequeños detalles... Incluso de la publicación de la biografía de Pedro Zaragoza, don Pedro, y del cortometraje ‘Bikini’; y del Diccionari de Benidorm…

Es cierto que -‘contra natura’- una política formada en el PP (y que llegó a ser presidenta local) terminó por pactar con el PSPV y dar estabilidad, seguridad jurídica, confianza, dinamismo y determinación al gobierno municipal de Benidorm. Y cuando se cansó se fue.

Declarada zaplanista, lo que no esconde -y le honra-, insistió en lo de su “máxima determinación por Benidorm”. Su lema ha pasado del “Amor por Benidorm” a “Benidorm es amor”. Ella, Gema Amor Pérez.





9 abr. 2015

DE QUE AHORA HABLAN DEL PLAN GENERAL


Sí, tenía que haberlo colgado ayer pero estaba en cuestiones de familia.

Como estamos en tiempo de promesas electorales se ha destapado el tarro de las esencias y ya se habla sin tapujos de la necesidad de actualizar, cuando menos, el Plan General vigente que, con 25 años a sus espaldas, ya no da más de sí.

Y si en las 22 líneas de la columna no cabe, lo planteo desde aquí: es necesario que en el equipo de nuevo plan haya un geógrafo (yo, barriendo para casa). Es otra visión, seguro que más completa, porque el geógrafo tiene la percepción de la realidad y la proyección del futuro sobre la base del pasado. Uno es que oficia de tal.

Y estas han sido mis 22 líneas…

PARA DEFINIR EL MODELO DE CIUDAD

Lo que me he alegrado de saber que algún programa plantea revisar el PGOU de Benidorm, ese que llevamos a cuestas desde 1990 y que necesita con vehemente urgencia adaptarse a la realidad. Desde tiempos de Gaviria -allá por los 70- y después con Iribas -años 80 y 90- e Ivars -ya en el siglo XXI- todos me vienen coincidiendo en que Benidorm es un ejemplo paradigmático entre los destinos masivos de Sol y Playa. Sí, sí; somos un modelo de referencia: la ciudad vertical. Una ociurbe de probada eficacia socioeconómica y ambiental.

Benidorm siempre se ha adaptado a los ciclos económicos… Y a los turísticos, que más miedo dan. Ahora mismo, 11’86 millones de pernoctaciones-año y una ocupación media del 81’6%; 39.700 camas hoteleras y 6.200 apartamentos reglados. Por números, winners.

Estos son los frutos del empeño de los 90: renovación y recualificación de la oferta, tanto física como de servicio. Muchos millones de euros invertidos bajo la convicción de seguir siendo un destino próximo y asequible, lo que favorece la fidelidad a pesar del momento de cambio estructural que vivimos. Nadie se adapta mejor que Benidorm a las situaciones.

Pero ese “nadie” se merece que la iniciativa pública se implique de verdad en el modelo de ciudad que debe salir del nuevo Plan. El vigente, en sus bodas de plata, ha demostrado que se puede estirar como el chicle, que da más de sí que una camisa de 11 varas y que lo mismo sirve para un roto que para un descosido. Y un descosido le hizo el TS en mayo de 2011 al anular los trasvases de edificabilidad. No era perfecto; lo sabíamos. Hizo su papel.

Nada, a actualizarlo. Yo propondría, llegado el momento, saber qué modelo de ciudad queremos. Tal vez, por ello, convendría mirarnos por dentro: atender a la casilla >65 del Padrón, apostar por la compacidad, evitar insularizaciones y la perturbación de los ciclos del agua, la energía y los residuos. Tal vez el concepto Smart. Pero pongan un geógrafo en el Plan. No se arrepentirán.



Bueno, pues a esperar que suene la flauta…




5 abr. 2015

ABRIENDO EL MELÓN ELECTORAL – (I) – DE ANTONIO PÉREZ (PP)


Pasó a tomar café con los tertulianos de “Los cafés del Meliá”, abriendo el ciclo de candidatos para los próximos comicios locales del 24M, el amigo Antonio Pérez Pérez, portavoz del PP de Benidorm y cabeza de lista. Muchos años en la brega y ahora a liderar la formación. Y parec que tuvo que dar un golpe en la mesa porque oímos campanas, lejanas, y supimos de nombres, hombres. Y abrimos con él porque el maestro de ceremonias, el pontífice Ayús, ofreció a todos esta tribuna… y ellos, los candidatos, pusieron las fechas. El 1º, Toni Pérez.

Antonio Pérez
Fotos: M. Ayús
46 años; benidormense de pura cepa y doctorado en municipalismo desde, casi, la cuna. De casta le viene, aunque es lo más atípico en la posible idiosincrasia “popular” que le pudiéramos endilgar. Y desde que dejó la CAM han pasado tantas cosas que ahora aquella ni existe y él persiste… rápido, inteligente, contundente, total. Ha asumido el liderazgo.

Agradeció Toni la invitación (que le hemos formulado a todos los líderes de las formaciones) y señaló que “la campaña se hace todos los días y no cuando se acercan las citas electorales”. Comenzó diáfano: “Compromisos serios; y a cumplirlos”.

Se considera el candidato “óptimo” y se presentó: “juventud, experiencia y honradez”. Avales en el currículo propio y en el de la candidatura que en breve, dijo, vamos a conocer. Confesó “haberse encontrado siempre cómodo en el PP” y se mostró seguro que “el PP es la mejor opción para Benidorm”. Tras anunciarnos que en breve será padre nos aseguró su compromiso es “trabajar mucho para que su hijo/hija crezca en la ciudad que deseo”. Y es que “Benidorm tiene que recuperar la mejor imagen”.

Toni, nadie se lo puede negar, es una máquina del municipalismo. Sin más, comenzó distinguiendo entre ‘deuda’ y ‘calidad de la deuda’; y bajó al ruedo: “endeudarse para una realidad no es malo; endeudarse como se ha hecho en los tres primeros de los últimos cinco años es una insensatez”. Y tiró de cifras: “de los 63 millones de deuda 2009-2015, sólo 5 son de la administración PP y los 58 restantes de la administración PSOE-Liberales”, recordando que el periodo 1995-2010 “fue de inversiones”.

Ya en materia y ante las preguntas de los tertulianos destacó que “al PP de Benidorm, y al PP en general, se le exige más renovación que a otros”. Y por ello señaló que de aquél equipo de 1995 sólo quedaban -hoy- él y Manuel Pérez Fenoll; “el PP apuesta y apostará por la renovación, pero la experiencia es un aval”. Y salió la manida frase -de “contra la corrupción, tolerancia cero”- que ahora todos enarbolan. Y la verdad es que a él, no hay quién le pueda achacar nada.

Hubo compromisos ante los tertulianos: “Voy a hacer la Avenida del Mediterráneo en la próxima administración”; “en dos años, los conservatorios estarán en el Centro Cultural de la Avda. de Europa”; “Huerto Colón, ligarlo a Educación y a Cultura; al estudio de nuestra tradiciones”; “la sèquia mare, la torre de Les Caletes, el marge gran… Benidorm tiene que aferrarse a estas cosas para mantener su Historia”.

Desfizo entuertos: “2014, el año que más dinero ha recibido Benidorm del Estado; 19 millones, frente a los 15 presupuestados”; “Es falso que el Gobierno Rajoy no apoye a Benidorm”.

Y aquí llegados, se enfrentó con los mitos: lo del Municipio Turístico. Sí, coincidimos todos -en que-, “no es normal” que Benidorm no tenga esta consideración legal a partir de la Ley de Haciendas Locales, pero -insistió Toni Pérez en que- “hemos de tener en cuenta que no por ser ‘municipio turístico’ se ingresa más” y que “la relación entre 1ª y 2ª residencias se establece cada 10 años”. Apuesta Pérez por “cambiar” la Ley y “hacer los números para vez si de verdad salimos beneficiados” porque muchos de esos impuestos que repercuten, en nuestro caso, se generan fuera de nuestro breve término municipal. Yo lamenté que a estas alturas del baile no estuvieran ya hechos; me respondió que lo están y estarán en el Programa Electoral que en breve presentará.

Defendió la existencia del Programa porque “es un contrato que se firma con el electorado”; nos retó a comprobar el cumplimiento de los anteriores presentados por el PP y denunció -y aquí en Benidorm suena a verdad- que “al único que se le exige cumplimiento es al PP; al único que se le pide que explique cómo gobernó”.

Cambió el tercio y entró en política local y en su grupo: elogió la labor municipal y supramunicipal de Francisco Saval y de algunos de sus compañeros, sin querer entrar en detalles de la candidatura. Y ahí sí dijo que “no le doy mucha importancia a eso de ‘las familias’ del PP de Benidorm” pero “me ocupa y preocupa la militancia del PP y la gente de Benidorm” a la hora de confeccionar las listas.

Hablamos de Turismo: “Algo en la Fundación no está funcionando bien del todo”. Apostó por “mejorar los valores de Benidorm y tener presentes a nuestros competidores”; por “no bajar ni un escalón más en seguridad y limpieza” y tener presente que “el turismo precisa de tanta dedicación que debe ser una delegación a tiempo completo”, dándonos a entender que en caso de gobernar el PP, habría concejal de Turismo, algo que sólo ha sucedido en los últimos tiempos. Siempre la Alcaldía mantenía esa delegación.

Encendió la llama Francisco Amillo y Antonio Pérez tomó la antorcha: se comprometió a no dejar pasar la fecha -2016- del 350ª Aniversario de la 2ª y definitiva Carta Pobla, la de 1666; la de Beatriu Fajardo. Es que en Benidorm no dejamos de olvidar fechas significativas y trascendentes: ¡hasta la del primer bikini! “oficial” que debíamos celebrar este verano.

Y así, iluminados hablamos del día 25… “Salimos a jugar todos; Benidorm ha sido tradicionalmente bipartidista… Vamos a ganar y gobernar en solitario”. Así de convencido se mostró y defendió las mayorías absolutas. Ahí nos enzarzamos un poco los tertulianos; Pérez concluyó: “malo sería que tuviéramos que sumar disparidades para alcanzarla”.

Y hablamos de pacto, una posibilidad a no desdeñar. Toni Pérez fue rotundo: “Sé lo que quiero para mi pueblo” y nos contó lo de Junio’11 cuando el PP aceptó las propuestas de los liberales… y estos pactaron con el PSOE. Toni Pérez está convencido de ganar.

Hubo más compromisos: hacia la conexión ferroviaria -“de las 50 áreas metropolitanas de España, el conjunto de Benidorm es la 28ª y la única sin acceso ferroviario”-, hacia el Plan General de Ordenación Urbana -“en 2009 Iribas comenzó a trabajar en él, en 2011 todos lo llevábamos… en 2015 se vuelve a hablar porque el suelo está agotado…”.

Para el Plan General piensa en un equipo competente: “tengo toda la prisa del mundo para hacer las cosas bien”. Sobre la Avenida de Europa -es urgente actuar sobre ella; “hay un plan”-, planteó lo mismo. Sobre los retranqueos… No le dejamos explicarse; es que sobre ello el doctor Cecilio González apuntó mucho más: “cada edificio tiene un título constitutivo; hay que regularizarlos”… y entre ‘homogeneizar’ la situación, los ejemplos de edificios dónde no existen los retranqueos, las fases de alegalidad, los estudios de viabilidad y la propuesta de aplicar en cada caso soluciones particulares se nos fue pasando la tarde entre sorbo de café, y bocadito de pastelería del Meliá Benidorm.

El viernes que viene más, como más cosas que se dicen -que se dijeron- en la tertulia y que son patrimonio de los tertulianos.

Poco a poco iremos conociendo a todos y más de todos. Pero es que Toni, como Gema, como Agustín, como Leopoldo, como otros varios más que desfilarán por aquí, por Los cafés del Meliá, son viejos amigos… tal vez alguno sólo conocidos. Y como amigos los trataremos; que para la urna del 24M ya sacaremos a pasear el corazón y la neurona.




4 abr. 2015

DE LA IVª ENOESCAPADA MENDOZA’S EXPERIENCE


Mi cultura del vino llega hasta donde llega; no más. El mundo del Vino es fascinante. Pero mi amistad y cariño por la familia Mendoza alcanza muchísimo más. Viví los inicios de la aventura y asisto feliz a la sucesión de éxitos gracias al tesón que han puesto todos: tanto los visibles -Enrique, Pepe, Julián- como “las invisibles”. Sí, Doña Rosa, la madre de Enrique, que fue la que transmitió la pasión al clan y que hoy tiene en el Tinto Reserva “Santa Rosa” el homenaje familiar, y Doña Asunción que ha estado -y está- en el día a día de las duras y las maduras en el más discreto de los planos posibles, pero con mando en plaza. Porque aunque <Bodegas Enrique Mendoza> suene a patriarcado, es un matriarcado de tomo y lomo. Unos soberbios gazpachos de doña Susi en “El Chaconero” villenero decidieron más de un coupage de buen vino “Enrique Mendoza, viticultor”. Y lo sé por experiencia.

Y este año (2015) nueva cita, y van cuatro, con la Enoescapada Mendoza’s Experience. Y nuevamente una sucesión de experiencias en evolución. El éxito de 2014 (más de 6.500 personas durante los 3 días grandes de Pasión) parecía muy difícil de repetir. La cita de este Jueves Santo, la favorita de Pepe -porque se vuelca con los primeros que acuden a la cita-, ya igualó a la del año pasado, y la de ayer viernes rebasó todas las expectativas; a las cuatro de la tarde no los sacaban de la finca ni con agua caliente. Hoy sábado no lo quiero ni pensar. Máxima felicidad por el éxito de los amigos, por el reconocimiento a la labor de los grandes emprendedores que son y por la cantidad de gente que es capaz de apreciar un trabajo bien hecho.

Esto del vino es siempre lo mismo: te puede gustar, o no; te puede gustar más, o menos. Incluso se puede entender; aunque hay paladares que confunden una Juanola, que a fin de cuentas es regaliz, con la pez, que es brea. Pero como decimos cuando hablamos de Turismo y de Benidorm: seis millones de locos… pues no lo están tanto. Y en el caso de Mendoza… pues ahí están sus cifras y su proyección internacional.

De Pepe Mendoza, con el que más siempre he tratado, recuerdo como si fuera hoy cuando me hablaba del terroir; de que en la botella sólo está lo que estuvo en la viña, y que si no hay más es porque no lo había en el principio, que es una frase muy de Enrique, su padre. De Pepe recuerdo la pasión -incluso emoción- cuando hablaba de Las Quebradas o El Estrecho; de la merseguera y la monastrel; del shiraz o de lo que aprendió con el grupo Grove Mill. cuando se fue a Nueva Zelanda -que está justamente debajo de nuestros pies-, o cuando se nos fue a Mendoza, a Argentina, a ver qué -y cómo lo- hacían por allí… o a Burdeos, o a la Toscana. Kilómetros a cuestas atesorando experiencias que unir a las propias que arrancaron en el propio Alfaz y que bien pudieron originarse, ya lo contamos en su día, en el Alto de Benimaquia, en el término municipal de Dénia, donde en el siglo VI aC ya, las gentes de por aquí, hacían vino.

Con Enrique, con Pepe y con Julián –y con doña Asunción– he vivido el maravilloso proceso que lleva a esto, a quedarme pasmado por la cantidad de vinnelovers jóvenes, muchísimas mujeres, que aprecian los vinos y te hablan de ellos con superior criterio y conocimiento de causa (para mí). Yo abandoné ayer la Partida Romeral de l’Alfàs del Pi (en el único sitio del mundo, decía Pedro Delso, en que por las noches las lunas no cambian de nariz) convencido de que en esto de la cultura del vino hemos cambiado mucho; muchísimo. Y que ellas saben y aprecian mucho más. Es que había nivel, Maribel.

Hombre, y una cosa que me gustó: ya hay una nueva generación Mendoza en el ajo. Bueno, la hija mayor de Pepe estaba viviendo el momento como una más del gran equipo.

Y ahí estaba el aceite Tagarina, otro vieja iniciativa Mendoza que cobra forma de éxito con el buen aceite de la zona de Benifato donde el valle Tagarina geolocaliza un área muy concreta y específica que da nombre otro producto que comercializan. Tagarina, de “Tagarí”; moro de frontera, aguerrido y dispuesto como su aceite.

Recuerdo como la idea de Pepe (que es la de Enrique materializada también por Julián) giró siempre en torno a los Grandes Pagos, viñedos únicos y especiales, con requisitos de elaboración y niveles de calidad en sus caldos (en la idea de los Grand Crus gabachos) y en esa apuesta por la excelencia se mete en el aceite y en los maridajes.

Y en esta Mendoza’s Experience junto a los vinos Enrique Mendoza[1], los quesos de la Despensa de Andrés[2], el aceite Tagarina, arroces y gastronomía del lugar… una soberbia combinación con Chocolates Valor (de La Vila, Villajoyosa) y hasta helados artesanos mientras podías asistir a muestras de artesanía tonelera, talleres de iniciación a la cata (cata express), talleres de suelos (no dan lo mismo arcillas que calizas, arenas que piedras), talleres de barricas (no trabaja igual el vino en barrica de 220 litros que en foudre de 550 litros) y buena compañía y mejor ambiente. Porque no hay nada como una espléndida mañana mediterránea, un clima soleado de primavera, y una copa (o más) de un Mendoza para entablar amistad -es que “surgen súbitas amistades con el vino”, que decía el poeta británico John Gay- mientras intentas apoyar un platillo en una mesa o expandir la oreja para escuchar todo lo que cuentan que encierra la uva; una fruta convertida con inteligencia en vino; “vino color de día” y “vino color de noche”, blanco y tinto, como los definió Neruda.

Creo, sinceramente, que los de ayer han sido, con mucho, los 10 euros mejor invertidos en vino de los que tengo histórica constancia documental.

Y también debo confesar que eché en falta aquél estupendo Merlot (a mí me lo parecía, con que fíense de mí) que hiciera en su tiempo Mendoza (es que con él me adentré en el mundo del vino), y que en su ausencia, aunque reconfortado por otras espléndidas realidades como Estrecho (Monastrell), sigo esperando, ya sólo estamos iniciando el segundo de los cuatro cuartos de 2015, poder disfrutar algún día (se me olvidó preguntarle a Pepe si sigue en marcha; espero que sí) de un Fondillón Mendoza que, aunque todos sabemos que lleva sus muchos, muchos, años, éste se hace de rogar… ¿tal vez para 2020…?

Nada, que aquí sigo esperando… como una copa en la mano y cada día es una nueva experiencia… Mendoza.







[1] Blanco Chardonay, joven; Merlot Monastrell (12 meses en barrica), Viñedos Mágicos (Monastrell-Finesse), Cabernet-Monastrell (12 meses en barrica), Shiraz (15 meses en barrica), Cabernet-Shiraz (15 meses en barrica), Santa Rosa y Dulce Pasión (Dolç Mendoza + Chocolate Valor)